El Cardenal Eduardo Martínez Somalo opina que "si se suprimen" los símbolos católicos en las escuelas "se romperá el pluralismo", ya que una "democracia debe respetar a la mayoría de los creyentes"; al recibir este martes en la vivienda de su municipio natal, Baños de Río Tobía, al presidente riojano Pedro Sanz, con el que mantuvo una reunión aprovechando el periodo vacacional del que disfruta el cardenal todos los años en su localidad.

Sanz mostró "el orgullo" de recibir al ilustre Cardenal riojano en su tierra de origen. Además, informó de que "les atan lazos de amistad" y agradeció el "gesto que tuvo desde Roma", cuando el Cardenal llamó a Sanz tras el fallecimiento de su padre.

Por otra parte, agradeció, además, la colaboración del Cardenal Martínez Somalo en la exposición "La Rioja Tierra Abierta" de Santo Domingo de la Calzada. Sanz recordó que el Cardenal "ha hecho las gestiones oportunas" para que obras del Vaticano puedan exponerse en esta muestra. El presidente de La Rioja se mostró orgullo de contar con "un gran embajador para La Rioja que quiere a su tierra y no olvida sus orígenes".

Tras la reunión mantenida entre ambos donde intercambiaron "impresiones", el Purpurado declaró que "aprecia a esta tierra con el recuerdo cotidiano" de lo que fue "su origen de vida". Tuvo unas palabras para la exposición de Santo Domingo que calificó de "meditación para la vida de cada uno en el orden espiritual, familiar y social".

En cuanto a la polémica suscitada por la prohibición de los símbolos católicos, como los crucifijos, en los centros docentes, el Cardenal Martínez Somalo se mostró "ignorante". Explicó que "no entiende cómo puede estorbar alguien que murió diciendo 'Pérdonalos porque no sabe lo que se hace'", pidiendo respeto "aunque no sean católicos".

El Cardenal Martínez Somalo fue sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano de 1979 a 1988 y, a la muerte del Papa Juan Pablo II, acaecida el 2 de abril de 2005, asumió el Gobierno Provisional de la Iglesia Católica, como Cardenal Camarlengo, hasta la elección del sucesor, el Papa Benedicto XVI. En 2007, y tras cumplir los ochenta años, renunció al cargo.

Este ilustre Cardenal, Medalla de La Rioja en 1993, mostró también su agradecimiento al presidente por la visita, asegurando que "todo converge en una finalidad: nuestra Rioja cristiana".

  • Tags: