7 de mayo de 2012 4:24 pm

Cardenal Cipriani: San Martín de Porres es el humilde que busca imitar a Cristo

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Cardenal Cipriani: San Martín de Porres es el humilde que busca imitar a Cristo

El Arzobispo de Lima (Perú), Cardenal Juan Luis Cipriani, celebró la Misa por el 50º aniversario de la canonización de San Martín de Porres, que refleja al "hombre humilde que se vuelca a toda hora por ayudar, comprender y escuchar a los demás, y eso solo se puede con Cristo".

"San Martín de Porres fue un hombre sencillo y humilde, un hombre del pueblo, que no estaba en el poder, ni tenía grandes doctorados. Era como cualquiera de nosotros, solo que más humilde, más generoso, y el Señor en esa alma sembró un amor que hizo que no estuviera jamás tranquilo hasta no hacer todo por amor a todos, ahí está el heroísmo", señaló desde la Catedral de Lima.

Por ello exhortó a los peruanos a imitar al santo mulato, que dedicó durante su vida prolongados momentos a la oración. "¿Cómo sería este mundo si le dedicáramos un minuto cada día a estar delante del Santísimo Sacramento adorando, escuchando; y si nos confesáramos con frecuencia?, porque ahí está la esencia de la conversión", afirmó.

Dijo que como San Martín de Porres, los católicos "desde el bautismo estamos llamados todos a la santidad, que es nuestra razón de ser. Busca tu vocación a la santidad en las situaciones ordinarias de tu vida: en tu casa, en tu barrio, con tus hijos, con tus hermanos, en tu trabajo, siembra ahí amor, paz y compresión. No amemos de palabra ni de boca, sino de verdad y con obras".

Amor a la Eucaristía

Asimismo, durante el programa radial Diálogo de Fe, el Cardenal destacó el amor que el santo tuvo al sacramento de la Eucaristía, por lo que "dedicaba con frecuencia largas horas a la adoración ante el Sagrario".

Además, indicó, el ejemplo de San Martín de Porres enseña que es posible la santidad en la sociedad actual. "El tema de la santidad es algo que a cada uno tiene que abrirnos el alma y dejar que Dios, como en un espejo, pueda mirar si es que tus pensamientos, tus acciones, tu conducta y tu conciencia están conforme a la verdad y al bien", afirmó el sábado.

El Cardenal Cipriani dijo que como el santo, el católico no debe "tener miedo a esa amistad con Dios que lo puede todo, Él actuará en ti si tú lo dejas. Por eso, ánimo, no tengamos miedo de conocer más a Jesús, de dejar que Él nos conozca y cuando nos pide que ayudemos a los demás, hagámoslo".

Etiquetas: San Martín de Porres, 50 años de canonización

Comentarios