23 de enero de 2017 7:54 am

Cardenal Cañizares defiende a colegio multado por no acatar ley de transexualidad

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia. Foto: Archidiócesis de Valencia.
Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia. Foto: Archidiócesis de Valencia.

El Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia (España), habla en su carta semanal de la “defensa del hombre frente a la colonización de la ideología de género” a raíz de la sanción que se le ha impuesto al Colegio Juan Pablo II de Alcorcón (Madrid) y explicó que su posición al respecto es clara: “un sí rotundo a favor de la mujer y del hombre y por eso un no absoluto a esta ideología”.

Según explica el Arzobispo, vuelve a tratar el tema de la ideología de género en su “responsabilidad de Obispo que no puede acallar ante la pretensión de imponerla en la enseñanza a los más vulnerables que son los niños, los preadolescentes y adolescentes” y especialmente por la sanción que la Comunidad de Madrid ha impuesto al Colegio Juan Pablo II de Alcorcón.

El Cardenal mostró su “solidaridad” con el colegio y agradeció “su valentía y coherencia” y aseguró que su posición al respecto es muy clara: “Un sí rotundo a favor de la mujer y del hombre; y por eso un no absoluto a esta ideología”.

La sanción se le ha impuesto al colegio madrileño en aplicación de la “Ley de transexualidad” de la Comunidad de Madrid; “pero también cabe la posibilidad de otras sanciones en la misma Comunidad o en otras Comunidades, porque ya faltan muy pocas Comunidades en que no se aprueben leyes semejantes".

“Las sanciones por llevar la contraria y por oponerse a esas leyes, en virtud de derechos humanos fundamentales, de libertad de conciencia, de pensamiento, de educación y religiosa, vulneran preceptos constitucionales y democráticos claramente”, asegura el Arzobispo.

En ese sentido el Cardenal Cañizares recordó cómo ante una homilía que pronunció hace algunos años en el día de Navidad la opinión pública le amenazó con una sanción económica importante. Por eso ha insistido en que “esta ideología, sin base científica, destruye a la familia y al hombre mismo, y hace inútil la fe en Dios por carecer de sentido para esta ideología”.

Y subraya que “la ideología de género lleva consigo el cuestionamiento radical de la familia y de su verdad –el matrimonio entre un hombre y una mujer abierto a la vida–, y, por tanto, el cuestionamiento de toda la sociedad. La familia, en verdad, desaparece –quizá es lo que persiga– porque como dice el Papa Francisco, esta ideología “niega la diferencia y reciprocidad natural de hombre y mujer: Esta presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia”.

En ese sentido explica también que “esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una identidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer. La identidad humana viene determinada por una opción individualista que también cambia con el tiempo”.

El Cardenal califica de “inquietante” el hecho de que se imponga como “pensamiento único que determine incluso la educación de los niños. No hay que ignorar que el sexo biológico (“sex”) y el papel sociocultural del sexo (“gender”), se pueden distinguir pero no separar”.

El Arzobispo de Valencia alerta de esta ideología “todo lo que significa y conlleva ‘tradición’ e ‘identidad’” y apunta a que también excluye “en su base toda referencia a la dimensión trascendente del hombre y de la sociedad, a Dios, creador del hombre conforme a su imagen y semejanza”.

“Comporta una dimensión o visión laicista de la vida que trata de imponerse normativamente a todos, en la que no caben ni Dios, ni verdad del hombre, ni verdad de la familia, ni verdad alguna”, insiste el Purpurado.

Además recordó las palabras que el Papa Francisco pronunció a finales del año 2016 ante los Obispos de Polonia: “En Europa, América, América latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de éstas –lo digo claramente con nombre y apellido– ¡es la ideología de género! Hoy a los niños –¡a los niños!– en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir… Son las colonizaciones ideológicas sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible”.

Así como las que pronunció el Papa Francisco en el vuelo de regreso de Azerbayán a Roma en donde señaló además que “las personas se deben acompañar como las acompaña Jesús. Cuando una persona tiene esta condición llega hasta Jesús, Jesús no le dirá seguramente ‘vete porque eres homosexual’. No. Lo que yo he dicho es esa maldad que se hace en el adoctrinamiento de la ideología de género”.

El Cardenal Cañizares también precisó que “no aceptar la ideología de género, nada tiene que ver con la igualdad de la dignidad de la mujer y del varón”, por lo que pidió que “no se confunda, como se hace con frecuencia, ‘ideología de género’ con ‘igualdad de género’”.

“Precisamente teniendo en la más alta estima a la mujer y al varón, por sí mismos, en la igualdad de su dignidad y de sus derechos como personas diferenciadas, es por lo que no es posible aceptar esta ideología sin traicionar a la mujer o al varón”, aseguró y volvió a recordar las palabras del Papa Francisco en las que subraya que con esta ideología “corremos el riesgo de dar un paso hacia atrás, es una equivocación de la mente humana. La remoción de la diferencia es el problema, no una solución”. El Papa también precisó que “colonizar ideológicamente” por medio de la enseñanza, o “adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Ideología de Género, Cardenal Antonio Cañizares, colegio, Ley de transexualidad

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios