17 de junio de 2020 - 5:52 PM

Cardenal alienta a estar vigilantes y luchar contra la ideología de género

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Pixabay
Foto referencial. Crédito: Pixabay

El Arzobispo de Río de Janeiro (Brasil), Cardenal Orani João Tempesta, alentó a estar vigilantes y luchar contra la ideología de género, especialmente cuando algunos aprovechan este tiempo de pandemia del coronavirus para promover el “adoctrinamiento ideológico de niños y adolescentes”.

Así lo indicó el Purpurado brasileño en un artículo titulado “Aún sigue el asunto de la ideología de género”, publicado en el sitio web de la Arquidiócesis de Río el 14 de junio.

“Muchas veces el tema vuelve a nuestros noticieros. Son muchas crisis y cuestiones que tenemos que ver cada día. Por ello es importante estar atentos a algunas cosas que definen nuestro caminar para el futuro. Es importante dejar claras las posiciones ante imposiciones que desfiguran la vida de las personas y el futuro de la humanidad”, escribió el Arzobispo.

Para comenzar, explicó, “el punto de partida de la ideología de género es el siguiente postulado: nacemos con un sexo biológico definido (hombre o mujer) pero más allá de él, existiría el sexo psicológico o el género, que puede ser construido libremente por la sociedad en la que está el individuo”.

De ese modo, continuó el Cardenal, “no habría hombre o mujeres naturales. Al contrario, el ser humano nacería sexualmente neutro, desde el punto de vista psíquico y sería constituido socialmente hombre o mujer o lo que cada quien desee. Pues bien, todo eso –por más que se diga lo contrario– es una tesis, una ideología diseñada en los Estados Unidos sin ninguna base científica empírica”.

Al comentar la obra “Ideología de género: Neototalitarismo y muerte de la familia” del autor católico Jorge Scala, el Arzobispo alerta que esta ideología quiere destruir al ser humano “en su núcleo más íntimo y simultáneamente acabar con la sociedad”.

“Es incluso más sutil porque no procura imponerse por la fuerza de las armas –como sí hizo por ejemplo el marxismo o el nazismo– sino utilizando la propaganda para cambiar las mentes y los corazones de los hombres, sin aparente derramamiento de sangre”.

El Cardenal advierte también que “quien insiste en el adoctrinamiento ideológico de niños y adolescentes no disemina conocimientos científicos”, sino que “trabaja, de modo incansable por lo que se ve, por una ideología contraria a Dios”.

El Arzobispo de Río cita luego a la socióloga alemana Gabriele Kuby, que afirma que la ideología de género es la más radical rebelión posible contra Dios. Es el ser humano no aceptando que es creado hombre o mujer y que dice ‘¡Yo decido! ¡Esta es mi libertad!, ¡Contra la experiencia, la naturaleza, la razón y la ciencia! Es la perversión final del individualismo, robándole al ser humano lo que le queda de su identidad”.

El Cardenal brasileño afirma que ante los ataques de esta ideología, los fieles tienen tres posibles caminos: la formación, la objeción de conciencia y finalmente la vía judicial.

“Es importante leer las obras que citamos aquí y otras de igual valor sobre el tema. Solo por medio de una formación seria es posible filtrar las informaciones no siempre fidedignas, usadas por los ideólogos de género contra la vida y la familia, tal como es soñada por Dios para la humanidad”.

El Arzobispo se dirige luego a los padres y maestros, para que hagan valer su derecho a la objeción de conciencia cuando los contenidos o libros de alguna materia contengan la ideología de género.

“Se entiende por objeción de conciencia cualquier tipo de resistencia a la autoridad pública por motivos íntimos, es decir, cuando el ciudadano juzga, con fundamento, que las determinaciones de la autoridad son injustas y, por esa razón, no merecen ser obedecidas sino la oposición”, destacó el Cardenal.

El Purpurado recordó que el mismo Papa Francisco se refirió a la objeción de conciencia en el viaje de retorno a Roma desde Estados Unidos en el año 2015.

En esa oportunidad, el Santo Padre resaltó que “la objeción de conciencia es un derecho que entra en cada derecho humano. Es un derecho. Y si una persona no permite hacer objeción de conciencia, niega un derecho”.

“En el caso de ilegalidad o abuso de poder –continuó el Cardenal– por parte de alguna autoridad, cabe interponer una acción legal alegando la amenaza de violación del derecho a la integridad moral del niño o adolescente”.

Finalmente, el Cardenal Orani Tempesta destacó que “eso es lo que, de momento, cabría decir sobre la ideología de género que siempre intenta, a veces abiertamente, a veces soterradamente, atacar a nuestros niños y adolescentes por diversos medios. ¡Estemos atentos! ¡San Juan Bosco, patrono de la juventud, ruega por nosotros!”.

Puede leer el artículo completo del Cardenal (en portugués) AQUÍ.

Etiquetas: Niños, lobby gay, Ideología de Género, Educación, Río de Janeiro, Cardenal Tempesta, Arquidiócesis de Río de Janeiro, lobby LGBT

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios