18 de marzo de 2021 - 6:34 PM

Bolivia: Presidente del Episcopado pide respetar estado democrático y trabajar por la paz

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Bandera de Bolivia. Crédito: Milos Hadjer en Unsplash.
Bandera de Bolivia. Crédito: Milos Hadjer en Unsplash.

Tras las repercusiones que trajo la detención de la ex presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez; el presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Ricardo Centellas, llamó al gobierno actual a trabajar por la reconciliación y respetar el Estado de derecho.

En los últimos días varios líderes políticos han convocado a manifestaciones públicas contra la detención de la ex presidenta Jeanine Añez, acusada por la fiscalía de promover un supuesto golpe de estado contra Evo Morales en 2019.

En una rueda de prensa el 17 de marzo, Mons. Centellas aseguró que “el problema neurálgico de Bolivia desde hace tiempo es cómo se concibe, cómo se comprende la democracia. Creo que hay un intento de reduccionismo”.

La democracia “implica una serie de compromisos. En primer lugar, el respeto a la Constitución Política del Estado y el respeto a un Estado de derecho. Esto es fundamental para todos”, recordó.

En ese sentido, Mons. Centellas exhortó al presidente de Bolivia, Luis Arce, que “vuelva a su discurso inicial. Cuando asumieron la responsabilidad de acompañar la vida de Bolivia invitaron a una reconciliación, a curar heridas, a caminar juntos”.

“Este debe ser el espíritu que acompañe a Bolivia” a no ahondar en las divisiones, las confrontaciones, “todo lo contrario, sino para que se solucionen en el marco de la justicia, del diálogo, de la paz”, dijo el también Arzobispo de Sucre.

Respecto a la detención de Áñez, Mons. Centellas reiteró que las detenciones “no son un signo de pacificación, todo lo contrario”. “El camino es buscar la pacificación, no fomentar la violencia”.

El Prelado dijo que en el país “no hay independencia de poderes, todos los signos que vemos nos hacen constatar que el sistema judicial responde al gobierno de turno y esto no debe ser así, la justicia debe buscar lo que es correcto, no responder a la cuestión política”.

Detención de Jeanine Áñez

La tensión política en Bolivia se incrementó luego de que Evo Morales fuera acusado de fraude electoral, tras convocar a unas nuevas elecciones luego de los controvertidos comicios del 20 de octubre de 2019.

Su objetivo era lograr su cuarto periodo consecutivo como presidente. Sin embargo, tras un duro informe de la OEA sobre las elecciones y supuestas amenazas contra el exmandatario, Morales renunció el 10 de noviembre de 2019.

Fue entonces, cuando por derecho constitucional, Áñez asumió la presidencia interina de Bolivia; la crisis política se agudizó y con la llegada de la pandemia del coronavirus, el país se sumió en una crisis económica y social.

Áñez dejó el cargo poco antes de las elecciones presidenciales del 18 de octubre de 2020, que dieron como ganador a Luis Arce del partido Movimiento Al Socialismo (MAS), al que pertenece Morales.

El expresidente de Bolivia regresó al país el 11 de noviembre de 2020, el primer día de gobierno de Arce, luego de haber recibido asilo en México y en Argentina.

El pasado 12 de marzo, Áñez fue detenida por orden de la Fiscalía de Bolivia, junto al exministro interino de Energías, Álvaro Guzmán Collao, y el ex titular transitorio de Justicia, Álvaro Coímbra Cornejo.

También hubo órdenes de detención para otros miembros del gobierno de Áñez, jefes militares y de la policía.

Mientras se reúnen las pruebas para confirmar las acusaciones de terrorismo, sedición y conspiración que pesan sobre Áñez, deberá permanecer cuatro meses en prisión preventiva en la cárcel femenina de Obrajes.

Apoyo de religiosos y laicos

La Conferencia Boliviana de Religiosos Sucre (CBR- Sucre) y la Conferencia Boliviana del Clero Diocesano (CBCD) expresaron en un comunicado el 17 de marzo su adhesión al mensaje de la CEB sobre los mecanismos de justicia y democracia en la detención de Áñez.

“Desde nuestra opción de vida religiosa y sacerdotal en el camino de discípulos de Cristo, afirmamos que no puede haber justicia separada de la verdad y de la defensa de los derechos fundamentales del ser humano”.

“Con dolor constatamos la creciente desconfianza en la instauración de una justicia independiente de los intereses personales o de grupos. Toda acción que daña la confianza en la justicia impide el proceso de consolidación democrática en el país”.

A su turno, el Consejo Boliviano de Laicos emitió un comunicado el 16 de marzo para “exigir el respeto de las garantías personales, el debido proceso y la inmediata puesta en libertad de los detenidos” que en caso de haber infringido la normativa vigente deben responder “sobre todo con un debido proceso, transparente y confiable”.

“Como laicos y ciudadanos bolivianos, somos conscientes que lo ocurrido después de las elecciones nacionales de 2019 en Bolivia nunca fue un golpe de Estado y que es de conocimiento nacional e internacional, y rechazamos todo el actuar político que hoy en día busca cambiar la historia verídica de los hechos que acontecieron en Bolivia”, afirmaron.

Etiquetas: Bolivia, Evo Morales, Obispos de Bolivia, Crisis política, Jeanine Áñez, Luis Arce

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios