28 de mayo de 2020 4:31 pm

Bogotá agradece al Cardenal Salazar por sus diez años como Arzobispo

Redacción ACI Prensa

El Cardenal Rubén Salazar. Créditos: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
El Cardenal Rubén Salazar. Créditos: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

Este jueves 28 de mayo, la Arquidiócesis de Bogotá celebró la Misa Crismal y la despedida del Cardenal Rubén Salazar Gómez, luego de diez años de servicio como Arzobispo de la ciudad.

Desde las 10:00 a.m. la Iglesia en Colombia se reunió en la trasmisión especial para despedir al Cardenal Salazar, de 77 años, a quien el Papa Francisco aceptó su renuncia en abril.

Según las normas de la Iglesia, los obispos presentan su renuncia al cargo cuando cumplen 75 años.

Debido a las medidas de distanciamiento social por la pandemia del coronavirus, la Santa Misa se celebró sin presencia de fieles. Además del Cardenal Salazar, estuvieron presentes sus obispos auxiliares y los vicarios episcopales.

Durante la transmisión, consagrados y fieles laicos enviaron sus mensajes de agradecimiento por la labor realizada por el Purpurado en la arquidiócesis y resaltaron con especial énfasis su trabajo en la evangelización.

El Obispo Auxiliar de Bogotá, Mons. Pedro Salamanca, indicó que la presencia del Cardenal Salazar en Bogotá se caracterizó por una “profunda transformación misionera de nuestra Iglesia”.

Mons. Salamanca indicó que esta evangelización se centró en tres elementos que cambiaron la idea de pastoral como algo más que el cuidado de las personas que ya están en el camino de seguir a Dios, y abrirse a la búsqueda de aquellos que se encuentran alejados de la fe o que están regresando a ella.

“En primer lugar su propio testimonio de vida cristiana y evangelizadora”, indicó. “Él se consagró durante todos estos años al servicio de la evangelización y a predicar con sabiduría la Palabra de Dios”, agregó.

El segundo elemento que resaltó Mons. Salamanca es la elaboración del “Plan de evangelización” que “está en marcha y está dando sus primeros frutos”.

“Finalmente, él ha contribuido a esta transformación misionera de la arquidiócesis, fortaleciendo y generando” su estructura evangelizadora “para promover la evangelización de manera articulada y con un norte claro”, resaltó.

Además, el rector del Seminario Mayor de Bogotá, P. Edwin Vanegas, agradeció al Purpurado por “su presencia, su sabiduría, su espíritu innovador en la formación”. El Cardenal Salazar “nos ha acompañado a dar buenos pasos en esta labor tan importante de la formación sacerdotal”, señaló.

Asimismo, el Vicario de Administración de la Arquidiócesis de Bogotá, Mons. Rafael Cotrino, dijo que “detrás de esta administración existió un espíritu, un espíritu que el señor Cardenal nos inspiró, un espíritu que en primer lugar mostraba plena confianza en la providencia de Dios y que nos llevaba a tener una certeza de que Dios nunca nos va a abandonar, y que su generosidad siempre será siempre inmensa para con nosotros”.

Breve Biografía

El Cardenal Salazar nació el 22 de septiembre de 1942 en Bogotá, fue bautizado el 2 de febrero de 1943, fue ordenado sacerdote en la Arquidiócesis de Ibagué el 20 de mayo de 1967 y el 25 de octubre de 2012 fue creado cardenal.

Es licenciado en Teología en la Universidad Gregoriana de Roma y en Sagrada Eucaristía en el Pontificio Instituto Bíblico.

Fue Arzobispo de Bogotá, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) desde el 2008 al 2014 y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) en el período de 2015 al 2019.

Etiquetas: Colombia, Cardenal Salazar, Bogotá, Cardenal Rubén Salazar, Misa Crismal

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios