4 de diciembre de 2013 11:05 pm

Berta Soler: Fe en Cristo nos ayuda en lucha pacífica por libertad de presos políticos de Cuba

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Berta Soler. Foto: ACI Prensa
Berta Soler. Foto: ACI Prensa

Berta Soler, líder de las Damas de Blanco de Cuba, afirmó que la fe en Cristo le ayuda a seguir luchando pacíficamente para conseguir que se respeten los derechos humanos en la isla y la libertad de los presos políticos.

Las Damas de Blanco es un movimiento pacífico y ciudadano integrado por las esposas y familiares de presos políticos del gobierno cubano. El movimiento nació en el año 2003 tras el arresto de 75 hombres, activistas pro derechos humanos.

Esto fue conocido como la Primavera Negra. Entre esos 75 detenidos estaba el marido de Berta Soler, Ángel Moya Acosta, fundador del Movimiento Independiente Opción Alternativa y que fue condenado a 20 años de cárcel. Posteriormente fue excarcelado.

“Desde el 30 de marzo de 2003 las mujeres y familiares de los detenidos comenzamos a ir a la iglesia de Santa Rita de Cassia, patrona de los casos imposibles, a rezar por nuestros seres queridos, por nuestros familiares que estaban presos”, relató a ACI Prensa.

Soler recordó que “al terminar la Misa decidimos caminar por la Quinta Avenida de La Habana como forma de protesta pacífica, no violenta, para pedir al Gobierno cubano la liberación de nuestros seres queridos".

Esta marcha pacífica la siguen realizando todos los domingos, a pesar de las detenciones que sufren constantemente por agentes del Gobierno, que tratan de impedir que asistan a la iglesia.

La actual líder de este movimiento ciudadano en Cuba asegura que "la fe que tenemos en Cristo es la que nos mueve y nos mantiene para pelear y seguir la lucha para conseguir la libertad. Es la que nos hace permanecer en la lucha pacífica, no violenta durante toda nuestra historia y por la libertad de los presos políticos".

"El Gobierno cubano se siente preocupado porque las Damas de Blanco hemos crecido mucho", asegura y por eso reprimen violentamente los actos que realizan. "El pueblo de Cuba es muy católico, solo que el Gobierno ha quitado todo ese sentimiento, pero va mucha gente a la Iglesia", afirma. Tal y como las Damas de Blanco intentan todos los domingos desde hace diez años.

"Dentro de Cuba todos los domingos hacemos la tentativa de ejercer nuestra libertad religiosa, ir a Misa", explica Soler y precisa que el pasado domingo "más de 60 Damas de Blanco fueron detenidas" por tratar de ejercer su libertad religiosa y, después de la Eucaristía, caminar de manera pacífica pidiendo la liberación de sus familiares.

Y es que según precisa Soler, en varios puntos de Cuba todos los domingos sucede algo parecido. Las Damas de Blanco y los activistas de Derechos Humanos que participan en las marchas pacíficas son golpeados y después se les dificulta el regreso a su hogar.

Por eso Berta Soler afirma sin titubeos que "el Gobierno Cubano no respeta la Iglesia católica", y recuerda cómo durante la visita de Benedicto XVI a la isla, cientos de activistas de derechos humanos fueron arrestados para impedir que asistieran a las Misas que el Papa celebró tanto en Santiago de Cuba y en La Habana.

A pesar de que las Damas de Blanco no pudieron encontrarse con Benedicto XVI durante el viaje que realizó a Cuba en 2012, sí que pudo hablar brevemente con el Papa Francisco en mayo después de una audiencia general.

La líder de las Damas de Blanco recuerda su encuentro con Francisco. "Le dije que estábamos muy agradecidas y contentas de que fuera un Papa latino. Le expliqué éramos las Damas de Blanco de Cuba. Que representamos a familiares de cientos de presos políticos por defender la declaración universal de los derechos humanos y le dije que el pueblo de Cuba necesita la libertad, necesita ayuda. Le pedí que nos ayudara y que rezara por nosotras, porque nosotras ya rezábamos por él", cuenta y precisa que el Papa Francisco les animó en su lucha pacífica al decirles "sigan adelante".

Berta Soler asegura que lo que más desea es que el actual gobernante del país vea "el cambio producido de forma pacífica que lograremos en Cuba" y la instauración de una democracia y del estado de Derecho en la isla, porque según afirma, "eso sólo puede conseguirse desde dentro de Cuba, no desde el exilio".

Etiquetas: Cuba, Fe, Damas de Blanco

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios