Benedicto XVI tiene un cuaderno privado para sus homilías, revela secretario personal

Mons. Georg Ganswein y Benedicto XVI saludan a una periodista del Grupo ACI en Roma. Foto: ACI Prensa
Mons. Georg Ganswein y Benedicto XVI saludan a una periodista del Grupo ACI en Roma. Foto: ACI Prensa

VATICANO, 17 Abr. 17 / 12:27 pm (ACI).- Mons. Georg Ganswein, Prefecto de la Casa Pontificia y Secretario personal de Benedicto XVI, reveló que el Papa Emérito tiene un cuaderno de apuntes que utiliza para sus homilías.

En una reciente entrevista concedida a Martin Rothweiler de EWTN en alemán en ocasión de los 90 años del Sumo Pontífice Emérito, Mons. Ganswein relató cómo transcurren los domingos en el monasterio Mater Ecclesiae en el Vaticano.

“Normalmente estamos presentes solo yo y las Memores”, las religiosas que sirven a Benedicto XVI, además de algún invitado que puede concelebrar si es sacerdote.

“Predica siempre de manera improvisada. Es cierto que tiene un cuaderno con los apuntes para sus homilías. Ya me he preguntado también yo: ¿Qué hay con estos apuntes? Un día quisiera pedirle si no podría darle una ojeada a los apuntes que hemos tomado nosotros, en el sentido de una aprobación. No sé si llegará ese día”, comparte el Prefecto de la Casa Pontificia.

El Arzobispo recuerda en la entrevista que conoció a Benedicto XVI “a través de sus escritos. Al final del liceo, mi párroco me dio ‘Introducción al Cristianismo’ y me dijo: ‘¡Tienes que leer esto! ¡Esto es el futuro!’ Y yo le dije: ‘Sí, ¿y usted lo ha leído?’ ‘No, ¡pero tú sí lo tienes que leer!’”

El Prelado explica que son muchas las personas que piden encontrarse con el Papa Emérito en el monasterio del Vaticano donde reside, y que recibe una gran cantidad de cartas que llegan desde todo el mundo.

También recuerda su papel fundamental para la comprensión del tercer secreto de Fátima, que interpretó durante el pontificado de San Juan Pablo II, cuando era el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

“Toda interpretación teológica debe hacerse en un determinado contexto. En este caso fue una interpretación actual del tercer secreto, que obviamente tenía algo que ver con Juan Pablo II, con la conversión de Rusia y, mirando en retrospectiva, también con la Segunda Guerra Mundial”.

El Arzobispo aprovechó para responder a algunas críticas que señalan que la Santa Sede no publicó todo el tercer secreto de Fátima y precisó que eso “no es cierto, todo el secreto ya ha sido publicado”.

Mons. Ganswein también contó que Benedicto XVI “deseaba tener más tiempo libre para poder terminar de escribir su libro sobre Jesús. Y pasó algo distinto. Creo que con la muerte de San Juan Pablo II esperaba que el nuevo Papa lo dejara en el merecido reposo. De nuevo sucedió de otra manera y él fue quien se convirtió en Papa. El Señor de nuevo lo llamó a su servicio. Él hacía proyectos pero alguien más hacía proyectos para él”.

“Para el Papa Benedicto una palabra importante ha sido siempre la alegría. Siempre ha hablado de la alegría de la fe, no del peso, de la necesidad, sino de la alegría de la fe: porque un fruto importante de la fe es la alegría”.

El Prefecto de la Casa Pontificia comenta también que “es un gran don conocerlo personalmente y también aprender algo nuevo de su persona. Por esto estoy muy agradecido”.

“Soy consciente de esta gracia y por esto agradezco al buen Dios todos los días”, concluyó.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Stampa 

También te puede interesar:

Etiquetas: Benedicto XVI, Vaticano, Homilías del Papa, Mons. Georg Ganswein, Fátima

Comentarios

Todos los mensajes del Papa en Colombia
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

ACI Prensa en Snapchat
Cara a cara con Alejandro Bermúdez