31 de mayo de 2013 7:51 pm

“Beatriz” nunca quiso aborto: La estafa del lobby de la muerte

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Imagen referencial. Foto: Flickr Tatiana Vdb (CC-BY-2.0)
Imagen referencial. Foto: Flickr Tatiana Vdb (CC-BY-2.0)

El fallo emitido por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador el 29 de mayo reveló que “Beatriz”, en audiencia con los magistrados, aseguró que su voluntad no era “que le practiquen un aborto”, pero resultó “representada” ante el tribunal por dos abogados promotores del aborto en el país.

“Beatriz” -seudónimo- es una joven de 22 años que está embarazada y padece lupus, una enfermedad autoinmune. El niño que lleva en el vientre presenta anencefalia.

El caso de la joven salvadoreña ha sido instrumentalizado por organizaciones que quieren legalizar el aborto en El Salvador, entre ellas Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Women’s Link, que promovió la legalización del aborto en Colombia.

Según figura en la página 41 del fallo de la instancia judicial salvadoreña, “Beatriz” aseguró que “ya ha tomado la decisión de que le interrumpan el embarazo ya que el niño no va a vivir, pero que su voluntad no implica que le practiquen un aborto”.

El revelador documento también expone a los artífices de la acción de amparo presentada ante la Sala de lo Constitucional, los dos abogados que actuaron “en representación” de la joven embarazada: Víctor Hugo Mata Tobar y Dennis Estanley Muñoz Rosa.

Mata Tobar y Muñoz Rosa, que han representado a “Beatriz” y exigido que se practique el aborto en su caso, son integrantes activos de la “Agrupación Ciudadana por la despenalización del aborto Terapéutico, Ético y Eugénesico”.

Los abogados abortistas, según reporta el documento de la Sala de lo Constitucional, aseguraron en su rechazada solicitud que “es necesario interrumpir la gestación de manera inmediata, para evitar colocar a la peticionaria en peligro inminente de muerte”.

Sin embargo, tanto el Jefe del Servicio de Perinatología como el Director del Hospital de Maternidad donde se encuentra internada “Beatriz” aseguraron ante la Sala de lo Constitucional que “se encuentra actualmente en estado estable” y que de ser necesaria una "interrupción del embarazo" por la salud de la madre, esta “no implica ninguna de las formas de aborto”, ya que “no supondría, en este caso, la destrucción o muerte del feto o nasciturus”.

Este procedimiento, explicaron los expertos a los magistrados, sería una “’pequeña cesárea’ por anticipo o inducción del parto”.

“Para los médicos, el nasciturus recibiría la atención y asistencia médica hasta su fallecimiento, el cual es inevitable médicamente” debido a presentar anencefalia, indicaron los miembros de la Sala de lo Constitucional.

A pesar de la claridad de la sentencia y del sustento médico de esta, la ONG abortista Amnistía Internacional (AI) la calificó de “vergonzosa y discriminatoria”.

Para AI no haberle realizado el aborto a la joven salvadoreña “es algo cruel, inhumano y degradante” y exigió al gobierno que este se efectúe a la brevedad.

En declaraciones a ACI Prensa el 30 de mayo, la directora ejecutiva de la Fundación Sí a la Vida, Georgina de Rivas, calificó la sentencia de la Sala de lo Constitucional como un “triunfo para la vida”.

“Nosotros estamos celebrando el ejemplo que el ‘pulgarcito’ de América  nuevamente le da al mundo entero en la defensa del derecho a la vida de todo ser humano incluyendo a los más pequeños, pobres, vulnerables e indefensos. Ganó el derecho a la vida y a la verdad” .

A su vez, la líder pro-vida denunció que “los que han instrumentalizado cruel e inhumanamente a esta pobre muchacha para lograr legalizar la industria del aborto en El Salvador inventaron una serie de mentiras que han salido al descubierto y que comprometen gravemente hasta a funcionarios públicos”.

“La Fundación Sí a la Vida le reitera todo el apoyo que le ofrecimos desde el inicio a Beatriz. Tenemos médicos que están dispuestos a atenderla gratuitamente: reumatólogo, nefrólogo, ginecólogo, psiquiatra, perinatólogo, y personas que han ofrecido pagar su estadía en un hospital privado recibiendo la mejor asistencia médica”.

De Rivas también advirtió que “debemos prepararnos para un ataque internacional que seguramente vendrá pronto con el fin presionar de a nuestro país a que permita el mal llamado aborto ‘terapéutico’, que sabemos es solo la apertura para que se legalice totalmente el aborto por libre petición, tal como ha sucedido en otros países”.

Etiquetas: Aborto, No al Aborto, Aborto Terapéutico, El Salvador, Caso Beatriz, Defensa de la vida

Comentarios