Asia Bibi: Última oportunidad para salvarla en Pakistán

Protesta por la liberación de Asia Bibi / Flickr de HO
Protesta por la liberación de Asia Bibi / Flickr de HO

ISLAMABAD, 09 Oct. 16 / 12:10 pm (ACI).- La última oportunidad para salvar a Asia Bibi, la madre católica injustamente condenada a muerte hace seis años por un supuesto delito contra la ley antiblasfemia de Pakistán, será el próximo 13 de octubre.

“Tanto Asia Bibi como su familia mantienen la fe y la esperanza en que se acerca el fin de su calvario en la cárcel”, declaran desde MasLibres.org, plataforma por la defensa de la libertad religiosa, y también precisan estar “convencidos igualmente de que saldrá en libertad”.

La publicación de la fecha de la audiencia constituye una ocasión única para Bibi ya que los retrasos en su juicio han sido constantes. De hecho el Alto Tribunal de Pakistán había postergado en siete ocasiones su juicio, hasta que en octubre de 2014 ratificó la sentencia a muerte emitida en un inicio por el tribunal local.

La Corte Suprema de Pakistán aceptó su petición de revisión del caso en julio de 2015 y ahora esta audiencia se llevará a cabo el 13 de octubre de 2016.

El delito que se le imputa a Asia Bibi es el de haber bebido agua de un pozo para el consumo de musulmanes en 2009 y también supuestamente haber quemado un Corán. Para el Islam los cristianos son impuros, por lo que al beber del pozo, este quedó contaminado e impuro también.

Los abogados de la joven cristiana se han mostrado optimistas ya que consideran que “se requiere probar la ofensa y esto no es posible en este caso”.

De hecho, en una entrevista publicada en Vatican Insider, Khalil Thahir Sindhu, ministro de para los derechos humanos y las minorías del gobierno de la provincia de Punjab (Pakistán), aseguró que ha  estudiado a fondo el caso de Asia Bibi como abogado y ha encontrado “elementos a favor de Asia” por lo que prevé “su absolución”.

Pakistán tiene una población de unos 180 millones de habitantes, la gran mayoría musulmanes. Solo unos 4 millones son cristianos.

La ley de blasfemia

La ley de blasfemia fue introducida en 1986 por el dictador Mohammad Zia-ul-Haq sin aprobación parlamentaria. La norma agrupa varias otras contenidas en el Código Penal inspiradas directamente en la Shariah –ley religiosa musulmana– para sancionar cualquier ofensa de palabra u obra contra Alá, Mahoma o el Corán.

La ofensa puede ser denunciada por un musulmán sin necesidad de testigos o pruebas y el castigo supone el juicio inmediato y la posterior condena a prisión o muerte del acusado.

Según los datos de la Comisión Justicia y Paz de los Obispos de Pakistán, 200 cristianos, 633 musulmanes, 494 musulmanes de la secta de los ahmadíes y 21 hindúes han sido acusados de blasfemia entre 1987 y 2013.

En 2014 las denuncias registradas eran 1400. En los últimos 30 años, han sido 70 los acusados de blasfemia que han muerto ejecutados extrajudicialmente, informa Fides.

Uno de los casos más emblemáticos en la aplicación de esta norma es la madre y esposa católica Asia Bibi, que está en prisión desde hace casi 6 años, acusada falsamente de haber blasfemado contra Mahoma. Hace un tiempo la familia de Asia pudo saludar al Papa Francisco, quien dijo que reza por ella y su liberación.

Ataques a cristianos en Pakistán

En marzo de este año un grupo de terroristas musulmanes atacó un parque donde un grupo de cristianos celebraba la Pascua de Resurrección en la ciudad de Lahore, dejando más de 65 muertos y cientos de heridos.

Luego del atentado, miles de musulmanes hicieron una violenta manifestación en la que exigieron la ejecución de Asia Bibi.

En la primera semana de este año en enero un grupo de musulmanes secuestró a una joven cristiana, otro quemó una pila de biblias y libros litúrgicos en una iglesia; y en la región de Punjab quemaron una iglesia protestante.

En octubre del año pasado, una cristiana de 28 años fue quemada viva por rechazar casarse con un musulmán.

En abril de 2015, un grupo de extremistas islámicos prendió fuego a un adolescente por decir “soy cristiano”. El muchacho murió luego de perdonar a sus homicidas.

Pocos días antes, en marzo, dos terroristas suicidas atentaron contra dos templos cristianos en el barrio de Youhanabad en Lahore dejando un saldo de al menos 14 muertos y unos 80 heridos.

En esa oportunidad el Papa afirmó que “nuestros hermanos derraman sangre solamente porque son cristianos”.

Como estos, muchos otros incidentes ocurren en Pakistán, donde los cristianos son constantemente perseguidos y asesinados por extremistas musulmanes.

También te puede interesar:

Etiquetas: cristianos perseguidos, ley de blasfemia, Pakistán, Asia Bibi, Islam

Comentarios