Así se despidió el Cardenal Rivera tras 22 años como Arzobispo de México

Cardenal Norberto Rivera. Foto: SIAME
Cardenal Norberto Rivera. Foto: SIAME

MÉXICO, 07 Dic. 17 / 07:03 am (ACI).- Luego de conocerse el nombramiento del Cardenal Carlos Aguiar como nuevo Arzobispo de México, el Cardenal Norberto Rivera Carrera se despidió de su diócesis a través de una carta en la que deseó a su sucesor “todo bien en el Señor, y que su ministerio episcopal sea fructífero para mayor gloria de Dios Nuestro Señor”.

En la carta, el Cardenal Rivera Carrera afirma que se lleva la satisfacción “de no haber permanecido mudo ante la violación de los derechos humanos y divinos de mi madre la Iglesia. Lamento si, por mi posición firme, alguien se sintió ofendido y lastimado, y una vez más pido humildemente perdón a quien, aun sin querer, haya ofendido”.

Señala que “sin mérito alguno de mi parte, el Pastor de nuestras almas, Cristo Jesús, me quiso como guía de esta enorme Arquidiócesis, y para gobernarla conté con el apoyo de excelentes Obispos Auxiliares, un gran presbiterio con diversidad de dones y carismas, y un numeroso grupo de diáconos que sirven día a día con generosidad”.

Asimismo, reconoce “la labor tan diversificada de mis hermanos de vida consagrada en favor del Evangelio”, además del “crecimiento y la preparación de los laicos para ocupar el lugar que les corresponde en nuestra Iglesia”,

El Cardenal reconoce también los problemas y dificultades que debe afrontar “esta Iglesia particular”, “pero es mucho mayor el gozo, la alegría y la santificación que tenemos quienes tratamos de servir a la causa del Evangelio”.

Para hacer frente al gobierno de la Arquidiócesis durante 22 años, el Cardenal asegura en su carta que “siempre conté con la cercanía y el amor maternal de mi Morenita del Tepeyac y el ejemplo de san Juan Diego, a quienes ahora elevo mis oraciones por el nuevo Arzobispo de México”.

Finalmente, “pido perdón a Dios por mis debilidades y omisiones. Al final de mis días espero encontrarme con mi Salvador, rico en Misericordia”.

El Cardenal Norberto Rivera Carrera nació en La Purísima, Estado de Durango, el 6 de junio de 1942. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Primaria de La Purísima y en 1955 ingresó en el Seminario Conciliar de Durango, donde cursó los estudios de Humanidades, Filosofía y un año de Teología.

En el año 1962 ingresó en el Colegio Pío Latino Americano para cursar la Licenciatura en Teología Dogmática en la Universidad Gregoriana de Roma.

Recibió la ordenación sacerdotal en Roma el 3 de julio de 1966. Después de desempeñar diversos cargos pastorales como presbítero, fue nombrado Obispo de Tehuacán el 7 de noviembre de 1985. Se consagró el 21 de diciembre de ese mismo año en el Seminario Menor de Tehuacán.

El 13 de junio de 1995 fue elegido Arzobispo Primado de México. Tomó posesión de la Arquidiócesis el 26 de julio de ese mismo año. El 21 de febrero de 1998 fue creado Cardenal.

También te puede interesar:

Etiquetas: México, Cardenal Norberto Rivera, nombramientos eclesiales, Iglesia en México, Arquidiócesis de México

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App