19 de junio de 2014 8:15 pm

Así de grande era el amor por la Eucaristía del joven sacerdote asesinado en Estados Unidos

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

P. Kenneth Walker. Foto: Diócesis de Phoenix
P. Kenneth Walker. Foto: Diócesis de Phoenix

La belleza de la Eucaristía despertó la vocación del Padre Kenneth Walker, el joven sacerdote de 29 años de edad asesinado haces unos días en Phoenix. Sus funerales sirvieron para recordar su amor por este sacramento y cómo le habría bastado celebrar una sola Misa para responder a su vocación.

El P. Walker fue asesinado el 11 de junio en un intento de robo en la rectoría de la Misión Mater Misericordiae en Phoenix (Estados Unidos). Recibió el último adiós por parte de una gran cantidad de fieles en la iglesia St. Catherine. En el ataque, el sacerdote Joseph Terra resultó herido.

El Padre Eric Flood, miembro de la Fraternidad San Pedro a la que pertenecía el P. Walker, tuvo a su cargo la homilía y dijo que “si al Padre Walker le hubiesen preguntando cuando era seminarista ‘¿Si supieras que ya ordenado sacerdote serás asesinado siendo joven, aún seguirías el camino del sacerdocio? Su respuesta, por supuesto, habría sido ‘Sí, incluso para celebrar Misa una sola vez’”.

El sacerdote explicó que el P. Walker descubrió su vocación atraído por la belleza de la Misa y señaló que “no hay momento más cercano con otra persona que en la Eucaristía con nuestro Señor. Es un lazo más grande que cualquier otro lazo terrenal”.

Tras recordar que Dios llamó al sacerdocio al P. Walker desde toda la eternidad, el P. Flood dijo que el joven presbítero “fue muy honesto, cortés, amable y sé que no habría querido que hable mucho de él en el púlpito. Me diría, ‘habla sobre por qué soy sacerdote’”.

En sus dos años de ministerio, los fieles se hicieron cercanos al P. Walker. En declaraciones a CNA –agencia en inglés del grupo ACI– Brian G. comentó que “él fue más que un sacerdote, era un amigo. Así es como todo el mundo lo sentía”.

El P. Walker era conocido porque visitaba con frecuencia a las familias, era un aficionado de la fotografía y solía jugar fútbol con los niños en la parroquia.

Mary Langlois recuerda que el sacerdote “vino a nuestra casa muchas veces. Tenía una especial devoción a Nuestra Señora de Fátima y en el sitio web de la parroquia se le podía pedir que trajera la imagen a casa. Solía llevarla y bendecir el hogar. La dejaba una semana y luego la llevaba a otra casa”.

En declaraciones a CNA, el Obispo de Phoenix, Mons. Thomas Olmsted comentó que “ha sido muy hermoso e inspirador ver la fe tan fuerte entre la gente y ver a los sacerdotes con el fraternal amor y el apoyo que tienen los unos por los otros” ante esta tragedia.

“Apenas supe (del ataque) recordé que en la comunión de los santos hay oración por nosotros y que somos recibidos por ella cuando morimos. Y creo que incluso el nombre de la parroquia Mater Misercordiae, Madre de Misericordia, ciertamente hizo que ella estuviera presente. Es doloroso todo esto pero ver la fe de toda la gente ha sido realmente hermoso”, concluyó.

Etiquetas: Estados Unidos, Sacerdote asesinado, Asesinatos, Eucaristía, sacerdote en Estados Unidos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios