16 de marzo de 2020 - 12:31 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 16 de marzo de 2020 2:36 pm

Sacerdote de Ruanda atiende a pacientes españoles afectados por coronavirus

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay
Imagen referencial. Crédito: Pixabay

Uno de los capellanes del Hospital Clínico San Carlos de Madrid (España) explicó a ACI Prensa cómo atienden espiritualmente a los enfermos de coronavirus, que en la capital de España son actualmente más de nueve mil personas.

El P. Gaetan Kabasha es capellán del Hospital Clínico San Carlos en Madrid  (España) desde el año 2011 y asegura que su atención pastoral a enfermos durante la pasada semana ha sido “frenética”.

España es el segundo país del mundo con más afectados por coronavirus.

Actualmente son más de 9 mil infectados, más de la mitad de ellos se encuentran en Madrid y por el momento han fallecido 309 personas

Originario de Ruanda y con su vocación descubierta mientras estuvo en República Centro Africana, el P. Kabasha explicó a ACI Prensa la importancia de la presencia de capellanes en hospitales, especialmente en momentos como esta pandemia.

P. Gaetan Kabasha. Crédito: Cortesía P. Gaetan Kabasha

“Esta última semana ha sido frenética. Ha cambiado todo radicalmente. Los sanitarios saben cómo actuar y tienen sus protocolos. Los familiares, como es normal están preocupados”, precisa.

En este hospital público de Madrid hay cinco sacerdotes para atender a todos los enfermos. “Entre los capellanes nos hemos repartido el trabajo. Solo los que son más jóvenes y tienen buena salud pueden atender a los pacientes de coronavirus”, afirma.

Según explicó a ACI Prensa la presencia del sacerdote en el hospital siempre es importante, pero en un momento tan delicado como el actual, lo es aún más. “La gente está tensa, los familiares, los afectados, los sanitarios… Pero cuando ven un capellán paseando por el hospital siendo que su tensión disminuye un poco. Ven que no están solos, que los sacerdotes, a pesar de la situación no nos hemos ido”.

“Me encontré con unos familiares de un enfermo que estaban llorando. Me pararon y me dijeron que estaban sorprendidos, que no sabían que había un sacerdote en el hospital y me pidieron que fuera a darle la unción de enfermos a su familiar”, recuerda el P. Kabasha.

Para acercarse a los infectados los capellanes se visten igual que los médicos y toman las mismas precauciones que los sanitarios para evitar el contagio. “Vamos con bata, mascarilla, dobles guantes, gafas y patucos. Igual que los médicos. Para la unción de enfermos, llevamos el óleo santo individualizado en una bolsa de plástico que después se deposita antes de salir en la basura de la habitación del enfermo que será quemada”, aseguró.

“El hecho de que la Iglesia no se ha ido, sino que está ahí cuando hay momentos cruciales, como los que se están viviendo, en donde todo el mundo está recluido en su casa, a pesar del miedo que te puede dar el contagio al tocar cualquier cosa infectada, es crucial”, aseguró el sacerdote. 

Además precisó que “los capellanes hemos decidido quedarnos en el hospital y la Iglesia nos apoya en esto. Es un valor muy importante aliviar a los que están en el hospital a los enfermos, los familiares y los sanitarios porque tienen una tensión constante. A ellos les ayuda ver que tu sigues allí y a los enfermos que siempre han estado en la Iglesia les conforta tener a un sacerdote cerca durante su enfermedad y, si es el caso, en el fin de su vida”.

Etiquetas: Iglesia, enfermos, Hospital, capellán, Coronavirus, Covid-19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios