21 de junio de 2019 6:31 pm

Arzobispo retira título de “católica” a escuela jesuita

Redacción ACI Prensa

Escuela Preparatoria Jesuita Brebeuf / Crédito: Foto de cortesía
Escuela Preparatoria Jesuita Brebeuf / Crédito: Foto de cortesía

La Arquidiócesis de Indianápolis (Estados Unidos) anunció que una escuela jesuita local ya no será reconocida como colegio católico, debido a que hizo caso omiso de separar de la institución a una maestra que contrajo “matrimonio” con una persona del mismo sexo.

“Todos los que ministran en instituciones educativas católicas llevan a cabo un ministerio importante para comunicar la plenitud de la enseñanza católica a los estudiantes, tanto por palabra como por acción, dentro y fuera del aula”, dijo la Arquidiócesis en comunicado emitido el jueves 20 de junio.

Asimismo, aclaró que “todas las escuelas católicas arquidiocesanas y escuelas católicas privadas han recibido instrucciones para establecer claramente en sus contratos y descripciones del trabajo que todos sus ministros deben transmitir y apoyar todas las enseñanzas de la Iglesia Católica”.

Los maestros, dijo la arquidiócesis, se clasifican como “ministros” porque “es su deber y privilegio asegurar que los estudiantes reciban instrucción sobre la doctrina y la práctica católica. Para dar testimonio efectivo de Cristo, ya sea que enseñen religión o no, todos los ministros en sus vidas profesionales y privadas deben transmitir y apoyar la enseñanza de la Iglesia Católica”.

“Lamentablemente, la Escuela Preparatoria Jesuita de Brebeuf ha optado libremente por dejar de lado esos acuerdos que protegen el importante ministerio de comunicar la plenitud de la enseñanza católica a los estudiantes. Por lo tanto, la Arquidiócesis de Indianápolis ya no reconocerá a la Escuela Preparatoria Jesuita de Brebeuf como una institución católica”, continúa el texto.

La escuela Brebeuf fue fundada en 1962 por la Compañía de Jesús.

En un comunicado del 20 de junio las autoridades escolares señalaron que, a pesar de la decisión, su “identidad como institución jesuita católica permanece sin cambios”.

El conflicto se inició cuando la arquidiócesis solicitó a la escuela que no se renueve el contrato de una maestra que está casada legalmente con una persona del mismo sexo.

La escuela se dio cuenta del matrimonio entre personas del mismo sexo en el verano de 2017, de acuerdo a un comunicado del P. Brian Paulson, provincial de los jesuitas del Medio Oeste de los Estados Unidos (Midwest Jesuits).

El P. Paulson dijo que la arquidiócesis solicitó “hace dos años que Brebeuf no renueve el contrato de esta maestra porque su estado civil no se ajusta a la doctrina de la Iglesia”.

Las autoridades escolares determinaron que “seguir la directiva de la Arquidiócesis no solo violaría nuestra conciencia informada sobre este asunto en particular, sino que también sentaría un precedente relativo a la interferencia futura en las operaciones de la escuela y otros asuntos de gobernabilidad sobre el liderazgo de Brebeuf que ha tenido históricamente el único derecho y privilegio de dirigirse y decidir”.

El P. Paulson declaró que Brebeuf “respeta la primacía de una conciencia informada de los miembros de su comunidad al tomar decisiones morales”.

“Reconocemos que a veces algunas personas que están asociadas con nuestra misión toman decisiones morales personales en desacuerdo con la doctrina de la Iglesia; hacemos todo lo posible para ayudarlos a crecer en santidad, siendo todos nosotros amados pecadores que deseamos seguir a Jesús”, continuó.

“Reconozco la solicitud del Arzobispo Charles Thompson como parte de su juicio prudencial en la aplicación del derecho canónico, reconociendo su responsabilidad en la supervisión de la fe y la moral, así como la educación católica en su arquidiócesis. No estoy de acuerdo con la necesidad y prudencia de esta decisión”, escribió el sacerdote.

Los jesuitas sostienen que los asuntos administrativos internos de su escuela deben ser manejados por sus propias autoridades, en lugar de la Iglesia local.

Si bien el Código de Derecho Canónico establece que las órdenes religiosas conservan “su autonomía en lo que se refiere al régimen interno de esas escuelas”, también dice que “corresponde a la Conferencia Episcopal dar normas generales sobre” la “enseñanza y educación religiosa católica que se imparte”, y que “compete al Obispo diocesano organizarla y ejercer vigilancia sobre la misma”.

La ley canónica también dice que el obispo diocesano debe tener cuidado de que “los profesores que se destinan a la enseñanza de la religión en las escuelas, incluso en las no católicas, destaquen por su recta doctrina, por el testimonio de su vida cristiana y por su aptitud pedagógica”.

La ley de la Iglesia agrega que “el obispo diocesano tiene el derecho a nombrar o aprobar los profesores de religión, así como de remover o exigir que sean removidos cuando así lo requiera una razón de religión o moral”.

La política de la Arquidiócesis de Indianápolis, que sostiene que todos los maestros y administradores de escuelas tienen la responsabilidad de enseñar la fe católica, corresponde a la interpretación común de las normas en las diócesis católicas de los Estados Unidos.

La declaración de la arquidiócesis señala que reconocen “a todos los maestros, consejeros y administradores como ministros”. La decisión de la Corte Suprema en 2012 sobre el caso Hosanna Tabor v. EEOC estableció que las instituciones religiosas son libres de exigir a aquellos que reconocen como ministros a que defiendan las enseñanzas religiosas como una condición de empleo.

Las autoridades de la escuela agregaron que no renovar el contrato de la maestra causaría “daño” a los “maestros y personal altamente capacitados y calificados”. Por su parte, el P. Paulson dijo que la provincia apelará la decisión, primero a través del Arzobispo “y, si es necesario, (persiguiendo) el recurso jerárquico al Vaticano”.

La ley canónica establece que ninguna escuela puede llevar el título de “escuela católica”, excepto con el consentimiento de la “autoridad eclesiástica competente”, en este caso, el Arzobispo de Indianápolis.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Jesuitas, Estadss Unidos, Compañía de Jesús, Indianápolis, escuela católica, escuelas católicas, jesuita, colegios

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios