2 de diciembre de 2020 - 9:08 PM

Arzobispo resalta importancia de hacer público testimonios de las víctimas de abuso

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

En respuesta al rechazo de algunos fieles a la publicación del testimonio de una sobreviviente de abuso sexual por parte del clero, el Arzobispo de Saint Paul y Minneapolis (Estados Unidos), Mons. Bernard Hebda, indicó que las historias de abuso se comparten “no por venganza, sino por veracidad” y pidió orar por los sobrevivientes.

En febrero, la entrevista que el periódico diocesano The Catholic Spirit hace a Gina Barthel donde cuenta su testimonio como sobreviviente de abuso fue compartido por la cuenta de Facebook de su parroquia, St. Michael's Catholic Church en St. Michael, Minnesota.

La publicación fue eliminada pocas horas después por quejas al respecto, hecho que consterno a Barthel, dado que, el objetivo de contar su historia era llevar esperanza y mostrar que “puedes ser herido en el corazón de la Iglesia y encontrar sanación en el corazón de la Iglesia”.

Barthel señaló a CNA – agencia en inglés del Grupo ACI - que no le inquieta si su historia se compartía o no, sino que se sintió herida cuando esta se eliminó rápidamente, y se preocupó por el mensaje que esa decisión envió a los sobrevivientes de abuso.

“Que esa publicación de Facebook fuera eliminada, y surgiera la controversia sobre volver a colocarla, me entristeció mucho porque esa no es la Iglesia que conozco y amo”, agregó.

Barthel señaló que la Iglesia que conoce es la que enseña a no avergonzarnos de la víctima, “no mantenemos sus historias en secreto y ciertamente no tratamos de silenciar a las víctimas”, y agregó que "hay personas que están mirando en las sombras” cómo la Iglesia trata a las víctimas de abuso por parte del clero o víctimas de abuso en general.

El 13 de octubre, el testimonio de Barthel finalmente se volvió a publicar en el Facebook y el sitio web de la parroquia, junto a una declaración de Mons. Hebda.

El Prelado indicó que el nuevo párroco, P. Brian Park, le pidió que lo ayude “a cumplir la promesa del P. Richard (el anterior sacerdote a cargo de la parroquia) que realizó a esta sobreviviente” y explicó la importancia de este hecho.

“Cuando un sacerdote hace una promesa a un sobreviviente de abuso por parte del clero, soy de la opinión de que nosotros, como clérigos, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para asegurarnos de que se cumpla”, señaló.

Mons. Hebda indicó que esta situación refleja la necesidad de “la justicia, la responsabilidad, la compasión y la sanación” con los sobrevivientes de abusos sexuales por parte del clero y en general.

Asimismo, agregó que en los últimos años la Arquidiócesis de Saint Paul y Minneapolis ha logrado un “progreso significativo y potencialmente duradero” en su respuesta de compasión y apoyo a los sobrevivientes del abuso clerical.

“No debemos retroceder. Es importante para la vida de cualquier sobreviviente, especialmente dentro de la Iglesia, que todos nosotros nos mantengamos firmes en los enfoques basados ​​en principios ahora vigentes”, señaló.

Mons. Hebda indicó que el P. Richards le comunicó que había planeado volver a publicar el artículo y organizar algunos eventos educativos posteriores sobre el abuso, antes de ser transferido a otra parroquia.

El Prelado agregó que la Iglesia tiene el deber de “apoyar a las víctimas en sus viajes hacia la justicia y la curación” y resaltó que “se reconoce universalmente como un momento esencial en el proceso de curación” que los sobrevivientes de abuso puedan contar sus historias.

“Hacer público a menudo significa para ellos que ya no están sujetos a la manipulación del abusador. Este también puede ser un momento importante de justicia”, subrayó.

Mons. Hebda señaló que las historias de abuso se comparten “no por venganza, sino por veracidad”, dando un paso de curación positivo para toda una comunidad y puede hacer que los abusadores pasados ​​rindan cuentas por sus acciones.

Al abordar la resistencia encontrada dentro de la parroquia a publicar la historia de Barthel, el Prelado pidió a los feligreses que se unieran a él para “orar por la curación de cualquier división de este tipo”.

“Únase también a mí para orar por todos los sobrevivientes de abuso, así como por sus familiares y por aquellos que los apoyan en su curación y búsqueda de justicia. Que María, Desatadora de Nudos, lleve el amor de su Hijo a las dificultades de nuestra vida”, concluyó.

El obispo auxiliar de Saint Paul y Minneapolis, Mons. Andrew Cozzens, indicó a CNA que está contento de que la historia de Barthel fuera compartida, porque en cada comunidad parroquial hay sobrevivientes de abuso, ya sea abuso por parte del clero u otras personas.

“Hay víctimas de abuso en todas las parroquias y por eso siempre debemos estar atentos. Y a veces es difícil plantear esa realidad porque a nadie le gusta hablar de ella”, resaltó.

Mons. Cozzens agregó que espera que cualquier víctima de abuso que haya estado siguiendo la historia de Barthel vea que “la Iglesia está comprometida a respaldarlos, incluso si lleva mucho tiempo hacerlo, incluso si todavía tenemos un cambio de cultura que realizar. Estamos comprometidos a apoyar a los sobrevivientes y esperamos que lo entiendan”.

Finalmente, Barthel dijo que está agradecida por el apoyo de su arquidiócesis, y ahora de su parroquia, al compartir su historia.

“Tener la voz de Mons. Hebda es muy importante porque creo que envía el mensaje correcto, saludable y esperanzador a la Iglesia”, concluyó.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, Abuso sexual, testimonio, Arquidiócesis de Saint Paul y Minneapolis

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios