El Arzobispo greco-melquita de Alepo, Mons. Georges Masri, ha señalado que el sistema de salud en Siria se encuentra en una grave crisis y que los ciudadanos son “demasiado pobres para pagar operaciones o medicamentos”.

“La situación afecta, en especial a los ancianos, por el aumento del precio de las medicinas. Muchos de ellos tienen que tomar varios fármacos a diario para diferentes enfermedades”, dijo el Prelado durante una reciente visita a la sede Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) en Alemania.

Pese a la disminución de operaciones militares en el país, aún persiste la crisis económica e inflación; como resultado de las sanciones internacionales, destrucción de la infraestructura, colapso financiero del Líbano y corrupción.

En ese contexto, Mons. Masri calificó de “dramática” la situación del sistema de salud, que es afectada en la actualidad por un brote de cólera en 13 de las 14 provincias sirias. Las autoridades indican que la enfermedad estaría relacionada con el consumo de agua contaminada.

Además, el Arzobispo dijo que la atención médica es una de las principales preocupaciones para las familias cristianas, debido a la falta de medicamentos, costo elevado de las cirugías, destrucción de centros médicos y el cierre de algunas fábricas de medicamentos estatales.

“Otro grave problema en este momento es el de la migración de médicos a otros países. Necesitamos que los jóvenes que estudian medicina se queden en Siria”, agregó Mons. Masri.

Más en Mundo

En medio de la crisis, ACN ha apoyado construyendo una farmacia en Alepo con el fin de ayudar en la distribución de medicamentos a la población.

También ha ayudado a Mons. Masri para atender a ancianos y llevarlos fuera de la ciudad para pasar momentos de recreación.

“Esto ha sido sorprendente para ellos. Regresan a sus casas cargados de energía. Uno de ellos le dijo a uno de los sacerdotes que los acompaña, que era la primera vez en su vida que salía de Alepo con su esposa”, dijo el Prelado.

“Nuestro agradecimiento a los benefactores de ACN es muy profundo. Con su ayuda hemos podido apoyar a la población en medio de esta crisis. Rezamos los unos por los otros”, añadió.