12 de octubre de 2016 - 3:31 PM

¿Haces muchas cosas y no tienes tiempo para orar? El "activismo" tiene remedio espiritual

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

Imagen referencial / Foto: Flickr Webhamster (CC-BY-2.0)
Imagen referencial / Foto: Flickr Webhamster (CC-BY-2.0)

En su nueva columna semanal, el Arzobispo de Los Ángeles (Estados Unidos), Mons. José Gómez, aseguró a los fieles que el rezo del Rosario es el remedio para la cultura del activismo, en la que “no tenemos suficiente tiempo para orar” y “llegamos a ver el tiempo que pasamos con Dios como un tiempo desperdiciado, un tiempo que es aburrido o no productivo”.

Mons Gómez manifestó su preocupación sobre las nuevas tecnologías porque “se están convirtiendo en algo más que simples herramientas para ayudarnos a realizar tareas y a hacernos la vida más fácil. Me preocupa que estas tecnologías estén cambiando la forma de pensar y la manera en que experimentamos la realidad”.

El Prelado añadió que existe otro problema incluso más antiguo que las nuevas tecnologías llamado “activismo” que es una mentalidad que afirma que lo principal de la vida es la actividad y el “hacer”.

“Todos nosotros estamos sujetos a esta tentación, y cada vez más en esta cultura de la comunicación constante.Creo que todos nosotros conocemos bien esa sensación de quedar atrapados y consumidos por nuestras actividades, incluso de las cosas buenas que estamos haciendo para ayudar a los demás y en servicio del Evangelio”, indicó.

El Arzobispo de Los Ángeles también advirtió del peligro del activismo porque “ llegamos a ver el tiempo que pasamos con Dios como un tiempo desperdiciado, un tiempo que es aburrido o no productivo”.

Incluso recordó las palabras del Papa Francisco sobre las personas que están involucradas en actividades pastorales y que caen en el “activismo pastoral” calificado como “un peligro siempre presente”.

Frente a esta situación, y debido a que en este mes de octubre la Iglesia celebra el mes dedicado al Rosario, que es la “oración perfecta para estos tiempos de la distracción, un remedio para el activismo”.

“El Rosario es una oración contemplativa. Y todos necesitamos más contemplación, más oración en nuestras vidas. Cuando rezamos el Rosario, nuestros pensamientos se centran, con una atención amorosa, en Jesús, en los misterios de su vida, en ese rostro que Dios vuelve hacia nosotros”.

El Prelado añadió que “cuando rezamos el Rosario, nuestros pensamientos se centran, con una atención amorosa, en Jesús, en los misterios de su vida, en ese rostro que Dios vuelve hacia nosotros”.

“El Rosario abre nuestros corazones al plan de Dios, a su amorosa voluntad para nuestra vida. Esta oración nos enseña a escuchar y a observar —tal como lo hizo la Virgen María— los signos de los propósitos de la obra de Dios en nuestra vida diaria. Esta oración nos enseña a confiar en Dios y a tratar de hacer su voluntad en nuestras vidas, también a ejemplo de María”, indicó Mons. Gómez.

Mons. Gómez propuso levantarse unos “15 minutos más temprano en la mañana podemos obtener el tiempo que necesitamos para comenzar nuestro día con la oración. Por supuesto, eso significa irnos a la cama un poco más temprano, a pesar de que podamos pensar que todavía tenemos trabajo que ‘hay que hacer’”.

Por otro lado, el Arzobispo de Los Ángeles aconsejó que es necesario generar un equilibrio entre el trabajo, la oración, el descanso y la recreación y que no se tiene que rechazar la tecnología ni apartarse de las responsabilidades sino que les debe dar el lugar que les corresponde.

Puede leer la columna completa AQUÍ.

También te puede interesar:

Etiquetas: Oración, Rosario, Mons. José Gómez, Santo Rosario, activismo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios