10 de marzo de 2021 - 7:50 PM

Arzobispo propone perfil de candidatos que pueden sacar al Perú de su “triple crisis”

Redacción ACI Prensa

Foto referencial, Crédito: ANDINA / Renato Pajuelo
Foto referencial, Crédito: ANDINA / Renato Pajuelo

El Arzobispo de Arequipa, en el sur del Perú, Mons. Javier del Río Alba, afirmó que los candidatos para las próximas elecciones presidenciales y congresales del 11 de abril deben ser honestos, humildes y tener espíritu de servicio, para poder afrontar juntos las crisis sanitaria, económica y política que sufre el país.

“Nos acercamos a las elecciones generales del Bicentenario en medio de una de las peores crisis de nuestra vida republicana. Tal vez sea la peor porque confluyen tres crisis: sanitaria, económica y política, que combinadas están afectando gravemente nuestro presente y pueden afectar más gravemente aún nuestro futuro como nación”, escribió el Prelado en su artículo “La buena política”, publicado el 9 de marzo en el Diario Viral y en la página de Facebook del Arzobispado de Arequipa.

La crisis de salud es por el aumento de casos de COVID19 que han colapsado el sistema hospitalario en el país, agravado por la escasez de oxígeno o su alto costo. Aunque la Iglesia Católica promueve iniciativas como “Respira Perú” para ayudar a las familias y colaborar con el Estado, no es suficiente ante las necesidades actuales.

La crisis económica es consecuencia de la cuarentena, impuesta primero por el gobierno del expresidente Martín Vizcarra, dimitido por incapacidad moral en 2020 e involucrado en el escándalo del “Vacunagate”, y luego aplicada también por el presidente Francisco Sagasti en febrero de 2021.

Una de las consecuencias más graves ha sido que millones de personas han perdido sus empleos por la quiebra de miles de empresas.

La crisis política se agravó en noviembre de 2020 con la vacancia de Vizcarra, aprobada por el Congreso aplicando la Constitución. Sin embargo, el congresista Manuel Merino duró como presidente encargado solo una semana. Tras su destitución, luego de las protestas callejeras, asumió la conducción del Poder Ejecutivo el también congresista Francisco Sagasti. 

Durante el gobierno de transición de Sagasti -que durará hasta el 28 de julio- salió a la luz el escándalo del “Vacunagate”, que consiste en que autoridades y personas con influencia recibieron irregularmente la vacuna contra el coronavirus.

En su artículo, el Arzobispo de Arequipa dijo que “ante esta realidad, quienes postulan como candidatos en este proceso electoral tienen una responsabilidad mayor que quienes los precedieron en elecciones pasadas”.

Mons. Del Río dijo que esto se debe “no solo porque un buen grupo de ellos tendrá la tarea de guiar el destino inmediato del país desde el Poder Ejecutivo y el Congreso, sino porque todos, salgan elegidos o no, tienen hoy la posibilidad de rehabilitar la política cuya fama está muy venida a menos”.

Según las últimas encuestas, lideran la intención de voto Yonhy Lescano de Acción Popular, Rafael López Aliaga de Renovación Popular, George Forsyth de Victoria Nacional, y Keiko Fujimori de Fuerza Popular. Ninguno supera el 20% de las preferencias y los indecisos, dependiendo del sondeo, están entre 20% y 40%.

Para el Arzobispo, la política está venida a menos debido al “alto nivel de corrupción que se ha puesto de manifiesto en los últimos años y a los enfrentamientos estériles entre ambos poderes del Estado (Ejecutivo y Legislativo), entre las diversas bancadas e, incluso, al interior de los mismos partidos políticos”.

El Prelado peruano subrayó que la corrupción y la polarización, unidas “a los intentos de introducir en nuestro Perú de ideologías extranjeras contrarias a la familia y la vida, reflejan que la clase política, salvo algunas excepciones, vive de espaldas al pueblo”.

“Ante esta situación es fundamental evitar que los peruanos perdamos la esperanza y caigamos en una depresión colectiva respecto a la política. No hace falta tener estudios de alto nivel para saber que la magnitud de la crisis que aflige al país es tan grande que ningún candidato o partido podrá sacarnos de ella por sí solo”.

Para Mons. Del Río, “de esta triple crisis salimos juntos o no salimos. Y para salir debemos comenzar desde ahora, desterrando de las campañas electorales los insultos y golpes bajos, y priorizando la presentación de propuestas no demagógicas sino serias y viables”.

“Quienes tenemos algunos años sabemos que el mesianismo en la política siempre es una mentira condenada a llevar a la frustración a quienes creen en su engaño. Una buena política requiere candidatos honestos, humildes, con espíritu de servicio, capaces de dialogar y de tender puentes a favor del bien común, que es el bien de todos y de cada uno de los que formamos parte de este Perú”.

Tras afirmar que es posible que la política llegue a ser “el grado más alto de la caridad, como la han calificado los papas desde Pío XII hasta nuestros días”, el Arzobispo de Arequipa resaltó que esto exige “líderes que vivan con pasión su vocación de servir al pueblo al que representan”.

Finalmente hizo votos para que, “además de contar con la debida preparación para el alto cargo al que aspiran”, los candidatos “sean capaces de promover una cultura del encuentro y la amistad social, poniendo en el centro a la persona humana, la familia y la comunidad”.

Etiquetas: Perú, Elecciones, Crisis política, Arzobispo de Arequipa, oxígeno, Vacunagate, Elecciones en Perú

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios