7 de setiembre de 2020 - 5:48 PM

Arzobispo pidió ser profetas de la reconciliación para lograr la paz en Colombia

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Créditos: Pixabay
Imagen referencial. Créditos: Pixabay

En el marco de la Semana de la Paz en Colombia, el Arzobispo de Bogotá, Mons. Luis José Rueda Aparicio, pidió a los fieles ser profetas de la reconciliación y remarcó la necesidad de una verdadera corrección fraterna que busque la edificación del hermano y no la venganza.

Cada año, en la primera semana de septiembre, Colombia celebra la Semana Nacional de la Paz, en conmemoración del Día de los Derechos Humanos en Colombia y el Día de San Pedro Claver.

Este 6 de septiembre, Mons. Rueda indicó en su homilía que el pueblo colombiano inicia esta semana con la esperanza de poder encontrar el “camino de reconciliación, de respeto a la vida, de justicia, de verdad” para el país.

El Prelado remarcó la necesidad de corregir con caridad a quien se equivoca, como una manera mostrar un “camino de conversión, de transformación, de vida nueva”, y subrayó que la corrección es contraria a la venganza y no busca destruir al que ha fallado.

“Se necesitan profetas de la reconciliación, profetas del diálogo, profetas de la palabra oportuna para sanar la vida del otro”, señaló.

Mons. Rueda indicó que esta corrección fraterna supera dos extremos, la del desquite, que busca eliminar al otro porque se ha convertido en un enemigo, y la de “hacernos los de la vista gorda”.

“El otro extremo es no corregir y es lo que nosotros conocemos como hacernos los de la vista gorda, alcahuetear, dejar pasar y por miedo, porque nos falta fortaleza, porque nos falta sabiduría, porque nos falta espiritualidad para acercarnos y corregir”, agregó.

Dentro de esta falla, el Prelado señaló que, a nivel personal, es necesario aceptar con amabilidad y humildad la corrección fraterna, para ver en el mensaje del hermano un camino nuevo que Dios quiere mostrar.

Además, a nivel familiar, resaltó la necesidad de educar a los hijos con amor, con una “autoridad llena de misericordia al estilo de Dios”, con la capacidad de corregir “en el momento oportuno, con la manera oportuna y hacerlo con oración”.

“No vayan jamás a corregir a sus hijos sin haber orado primero por ellos, para que de esa manera la palabra sea sanadora, sea reconfortante, sea iluminadora”, señaló.

Mons. Rueda agregó que, a nivel social, es necesario superar la intolerancia y descubrir en quien se equivoca la imagen del prójimo, para no tomar “la justicia por nuestra mano, no vayamos a eliminar al otro, a quitarle la vida, porque me hace estorbo o porque me hizo el mal”.

El Prelado señaló que, en este camino difícil de la reconciliación social, la fraternidad y la corrección en el hogar, nos acompaña Cristo “que nos invita a ser hermanos, es el que nos muestra el camino del perdón y del diálogo”.

Finalmente, instó a mirar de manera fraterna al hermano y corregirlo con amor, y remarcó que ahí es donde “empieza a haber caminos nuevos de paz para nuestras familias, para nuestras regiones, para Colombia”.

“Pedimos a Cristo Jesús que ante el error del otro nosotros escondamos las armas y tendamos la mano fraterna para corregir, y no nos equivoquemos anunciando y publicando el error y el pecado del otro”, concluyó.

Mons. Rueda agradeció a la Pastoral Social por su trabajo y los reconoció como “misioneros de la reconciliación” que a nivel nacional han mostrado que se puede solucionar conflictos con el diálogo.

Puede escuchar la homilía completa AQUÍ.

Etiquetas: Colombia, Iglesia en Colombia, Bogotá, Semana Por La Paz, paz en Colombia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios