7 de agosto de 2019 2:13 pm

Arzobispo pide una renovación democrática en Bolivia con Dios como guía

Redacción ACI Prensa

Te Deum 194º aniversario patrio de Bolivia. Crédito: Comunicaciones Arzobispado de Santa Cruz.
Te Deum 194º aniversario patrio de Bolivia. Crédito: Comunicaciones Arzobispado de Santa Cruz.

En el 194º aniversario patrio de Bolivia y camino a las elecciones presidenciales, el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti, alentó a trabajar por un proyecto de renovación democrática donde los gobernantes se guíen por una ley moral objetiva que tenga a Dios como su guía.

El 20 de octubre de 2019 los bolivianos elegirán al presidente, vicepresidente, así como a 130 diputados y 36 senadores, que regirán el país entre 2020 y 2025. 

En estas elecciones Evo Morales postulará para un cuarto mandato consecutivo debido a que en el 2017 el Tribunal Supremo Electoral (TSE) inhabilitó el referéndum constitucional del 21 de febrero de 2016, donde la ciudadanía se opuso a que Morales tentara una nueva reelección.

En una entrevista publicada el domingo por el diario El Deber, Morales dijo que respetará los resultados de las elecciones del 20 de octubre y que, de ganar, sería su último periodo presidencial.

Sin embargo, la oposición no le cree y el expresidente Jorge Quiroga recordó que en enero de 2016 Morales también prometió respetar el resultado del referéndum del 21 de febrero.

En el Te Deum ecuménico realizado en la Arquidiócesis de Santa Cruz, Mons. Gualberti precisó que “hoy es más necesario que nunca reafirmar nuestra adhesión a la democracia, porque en el mundo se van perdiendo los espacios democráticos y se incrementan sistemas populistas, nacionalistas y ‘soberanistas’ y el poder político se hace cada vez más defensor irracional de intereses particulares”.

Esos “regímenes disfrazan de democracia el autoritarismo y el caudillismo, anulan la separación de poderes y concentran toda la autoridad en el dirigente electo, que pretende legitimarse solamente sobre el único criterio de los resultados electorales a él favorables”, expresó.

En su homilía, el Prelado también dijo que este es el “momento apropiado para ofrecer programas de gobierno con metas claras y tareas concretas y evaluables, con miras a construir un sueño común de país, un proyecto de ‘renovación democrática’ fundado sobre la igualdad social y política, la libertad, la justicia, en el marco del bien común y la paz”.

El sueño común para Bolivia “es afianzar una democracia real y participativa, donde todo ciudadano, consciente de sus obligaciones y derechos, tenga la voluntad y sobre todo la posibilidad real de participar y aportar como sujeto de la historia común”, expresó el obispo.

“La participación democrática y responsable asegura que los ciudadanos no se conviertan en instrumentos, sino en protagonistas del futuro del país”, agregó.

Asimismo, dijo que “todo dirigente no debe olvidar que los electores lo han elegido con un mandato determinado, en servicio del bien común y para un programa concreto, y no para dominar a su libre albedrío. Además, concluido el mandato, él volverá a integrarse a la sociedad como simple ciudadano”.

El Arzobispo de Santa Cruz, llamó a las autoridades a “salir de sí mismas, de sus intereses y de los partidos, y pensar en toda la gente e informar y escuchar a los diversos sujetos de la sociedad”.

Por último, Mons. Gualberti advirtió que el relativismo ético es otra de las amenazas para las democracias actuales. Como consecuencia se corre el riesgo de “instaurar una democracia sin valores que se convierte con facilidad en un totalitarismo visible o encubierto, como demuestra la historia”.

Por eso, “en el ejercicio de gobierno, es indispensable guiarse no solo por el mandato del pueblo y por criterios sociológicos e históricos, sino también por la ley moral ‘que tiene a Dios como primer principio y último fin’; la ley moral objetiva, superior a la realidad externa

y al hombre mismo, absolutamente necesaria y universal y, por último, igual para todos”.

“Este criterio es el fundamento para emitir leyes justas, ecuánimes y conformes a la dignidad e igualdad de toda persona humana y a los dictámenes de la recta razón”, aseguró el Arzobispo de Santa Cruz. 

En ese sentido, oró por la patria boliviana para que “con las bendiciones del Señor y con el esfuerzo de todos y sobre la base de los valores humanos y cristianos, hagamos realidad el sueño común de país reconciliado, unido y en paz conforme al sueño de Dios”.

Etiquetas: Bolivia, Elecciones, Fiestas Patrias, Iglesia en Bolivia, Democracia, Obispos de Bolivia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios