6 de octubre de 2020 - 3:48 PM

Arzobispo pide renovar devoción a la Eucaristía ante regreso de Misas públicas

Redacción ACI Prensa

Mons. Salvatore Cordileone / Crédito: Cortesía
Mons. Salvatore Cordileone / Crédito: Cortesía

El Arzobispo de San Francisco (Estados Unidos), Mons. Salvatore Cordileone, alentó a los católicos a renovar su respeto y devoción a la Eucaristía a medida que se reanudan las Misas en interiores en toda la ciudad.

“¿Hemos aceptado este ayuno de la Eucaristía como una oportunidad que Dios nos ha dado para renovar nuestra devoción y amor por el sacramento?”, dijo Mons. Cordileone durante su homilía de la Misa celebrada frente a la Catedral de Santa María de la Asunción el 3 de octubre.

La oficina del alcalde de San Francisco anunció el 29 de septiembre que a los lugares de culto se les permitirá realizar celebraciones en el interior al 25% de su capacidad, hasta 100 personas, a partir del 30 de septiembre.

Previamente, la ciudad solo permitía un devoto a la vez en los lugares de culto, independientemente del tamaño del edificio, mientras que permitía varios clientes en ciertos establecimientos comerciales. Las parroquias de San Francisco se habían ido adaptando a las restricciones celebrando múltiples Misas al aire libre cada domingo.

El 3 de octubre también se realizó la manifestación anual del Rosario, que comenzó en la iglesia de San Antonio de Padua con una procesión en dirección a la catedral.

Reflexionando sobre el homónimo de la ciudad, San Francisco de Asís, Mons. Cordileone puso como ejemplo la devoción de este santo a la Eucaristía y señaló que en tiempos de escándalo, corrupción y división dentro de la Iglesia, puede surgir la tentación de criticar y “hacer cosas nuestra manera”.

“En cambio, tomemos nuestro ejemplo del pobre de Asís, y ocupémonos del trabajo interior: oración, ayuno, amor y respeto por el Santísimo Sacramento, abrazando y sirviendo a los pobres”, dijo.

“La verdadera obra de reforma comienza dentro de cada alma y dentro del corazón de la iglesia”.

Mons. Cordileone instó a los católicos a prepararse para recibir la Comunión yendo a confesarse, rezando y asistiendo a la adoración eucarística con frecuencia, informó Catholic San Francisco. Los fieles deben guardar silencio en oración siempre que estén en presencia de la Eucaristía y deben vestirse adecuadamente para la Misa, añadió el Prelado.

En el rezo comunitario del Rosario se seleccionaron cinco familias para rezar cada decena en un idioma diferente: inglés, español, tagalo, vietnamita y latín.

Al final del Rosario, Mons. Cordileone renovó la consagración de la Arquidiócesis al Inmaculado Corazón de María, que se realizó por primera vez en 2017. 

Mons. Cordileone también alentó a los católicos a participar en un Rosario virtual nacional, que será dirigido por el Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gómez, el 7 de octubre, en la fiesta de Nuestra Señora del Rosario.

A partir del 30 de septiembre los servicios de culto al aire libre en San Francisco pueden albergar hasta 200 personas. Se prohibirá cantar en el interior, y “el lugar de culto debe realizar un control de salud de los clientes antes de que ingresen a las instalaciones”.

Se estima que 1.500 católicos en San Francisco habían marchado en procesiones eucarísticas por la ciudad el 20 de septiembre para protestar por las continuas restricciones de la ciudad al culto público.

“¿Una persona a la vez en esta gran catedral para rezar? Qué insulto. Esto es una burla. Se están burlando de ti y, lo que es peor, se están burlando de Dios”, dijo Mons. Cordileone en la Misa que siguió a las procesiones del 20 de septiembre. 

El 25 de septiembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos advirtió a los funcionarios de San Francisco que sus restricciones al culto público en la ciudad podrían haber sido inconstitucionales.

El 25 de septiembre, el Departamento de Justicia envió una carta al alcalde de London Breed, advirtiendo que la regla de la ciudad que permite solo “un adorador” en los lugares de culto a la vez, independientemente de su tamaño, mientras que permite a varios clientes en otros establecimientos cerrados, es “draconiana” y “contraria a la Constitución y a la mejor tradición nacional de libertad religiosa”.

Mons. Cordileone dijo la semana pasada que “el respeto por los derechos de los demás y la compasión por las necesidades de los demás son valores fundamentales de San Francisco. Dios bendiga a la alcaldesa Breed por responder al llamado de sus electores”.

Sin embargo, agregó que “el límite de California de no más de 100 personas dentro de una casa de culto, independientemente del tamaño del edificio, sigue siendo injusto”. 

“Queremos y pretendemos adorar a Dios de forma segura: con mascarillas, distanciamiento social, saneamiento, ventilación y otros protocolos de seguridad similares. Pero no aceptaremos que los creyentes sean tratados con más severidad que otras actividades seculares comparables”, aseguró.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, San Francisco, Mons. Salvatore Cordileone, Coronavirus, Covid-19, pandemia, Diócesis de San Francisco, covid19, covid, Misas públicas, reapertura de iglesias

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios