19 de julio de 2021 - 8:10 PM

Arzobispo pide a Virgen de la Caridad por jóvenes detenidos por protestas en Cuba

POR HARUMI SUZUKI | ACI Prensa

El Arzobispo de Santiago de Cuba, Mons. Dionisio Guillermo García Ibáñez, pidió a la Virgen de la Caridad por la liberación de los jóvenes que se encuentran detenidos por las protestas y animó a buscar un cambio en el país para lograr el respeto del ser humano.

Durante la Misa en la Basílica Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre el 18 de julio, Mons. García dijo que piden a la “Madre de la Caridad, Madre y Patrona de Cuba, Madre de todos los cubanos” por el país.

Durante las manifestaciones se oyó el reclamo de “decenas de miles de personas, principalmente jóvenes” que buscaban cambios, “el reclamo de que todos tienen derecho a expresarse, el reclamo de que deseamos una vida mejor para todos, de tener esperanza”, indicó el prelado.

El domingo 11 de julio miles de cubanos salieron a las calles para exigir libertad luego de 62 años de dictadura y cambios ante la escasez de alimentos y medicinas. Sin embargo, la respuesta del presidente Miguel Díaz-Canel fue dar "la orden de combate” para contrarrestar las protestas.

El miércoles 14 Díaz-Canel negó que el régimen esté reprimiendo las manifestaciones pacíficas y dijo que el pedido “que hacen de que Cuba o el Gobierno respete la opinión de sus ciudadanos es una total mentira y es una total calumnia”.

Sin embargo, en redes sociales siguen circulando videos de las golpizas que agentes del Gobierno y militares dan a los civiles.  ´

Asimismo, se ha denunciado que agentes del Gobierno ingresan a las casas de los cubanos que salieron a manifestarse o que comparten información para arrestarlos y procesarlos.

Mons. García señaló que la Iglesia ha pedido que “siempre se respete a cada persona en su dignidad y en sus derechos”, porque “todos los hombres somos iguales”, y recordó que en su último mensaje los obispos han pedido “que seamos hermanos, que no haya violencia, que haya cambios porque son necesarios, y que toda persona sea respetada”.

“Nosotros venimos a pedirte Madre, para que sepamos respetarnos unos a otros, para que nadie se sienta prepotente por encima de los demás, para que nadie sienta que tiene más derechos que los otros, o sobre los otros”, agregó.

El Arzobispo pidió por todos los jóvenes que estaban en las protestas, por sus familias y también por los guardias.

“Madre, que cada cubano, sobre todo cada joven, porque es la Cuba del futuro, ese joven tenga la esperanza de construir su propio futuro, y el futuro de los demás; a formar una familia, a no tener que marcharse del país para no tener que construir un futuro mejor. Sí Madre, te pedimos por los jóvenes”, agregó.

Además, pidió por los jóvenes “que están presos ahora y por sus familias”, para que “haya misericordia, que se sellen las heridas” y puedan pronto ser liberados, “para que sus familias tengan sosiego”.

“Te pedimos Madre también para que a nadie se le ocurra invitar a la violencia, para que a nadie se le ocurra proclamar la diferencia irreconciliable. A mayor autoridad mayor responsabilidad, los padres con los hijos, los gobernantes con los súbditos, nunca clamar la violencia, nunca, nunca”, añadió.

En su oración a la Virgen, Mons. García señaló la necesidad de que los “jóvenes se sientan en paz y tranquilos, que dediquen su vida a lo que les guste; al estudio, al trabajo, a lo que le agrada a cada uno”.

“Te pedimos para que haya cambios, los cambios necesarios, los cambios que muchos esperamos, los cambios que dan esperanza”, indicó. “Hacen falta cambios, porque el pueblo sufre; y sufre más ahora por el COVID, y sufre más ahora porque vemos muchas cosas paralizadas, y sufre más ahora porque tal vez no escucha las respuestas viables de aquellos que son los que tienen la responsabilidad de ponerlas”, señaló.

El Arzobispo indicó que, como San Juan Pablo II pidió, es necesario dar esperanza y signos de cambio, “que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba, que nadie quiera aplastarnos a nosotros, porque nos hace la vida más dura”.

“Pero ante todo Madre, que los cubanos sepamos respetarnos unos a otros, porque si nosotros nos respetamos entre sí, el mundo nos va a respetar”, agregó.

Asimismo, pidió por los padres que sufren “cuando ven a sus hijos sin esperanza, los padres sufren en medio de la enfermedad del COVID, los padres quieren lo mejor para sus hijos” e instó a que no haya más ideologías porque el ser humano está hecho “a imagen de Dios y por lo tanto merece todo respeto”.

“Los padres quisieran darles a sus hijos la educación según sus criterios y creencias, quisieran eso; no quisieran que nadie más educara a sus hijos, sino de la manera que ellos creen que debe ser, es un derecho que ellos tienen”, resaltó.

“Danos ánimo, danos valor, danos también misericordia, danos un espíritu fraterno, que reconozcamos en el otro al hermano y no al enemigo. Una Patria, una casa dividida se destruye”, añadió.

Finalmente, el Prelado pidió a la Virgen que de seguridad a los cubanos de que Jesús “siempre nos acompaña, y que tú quieres lo mejor para todos”.

Etiquetas: Cuba, Santiago de Cuba, Virgen de la Caridad, Mons. Dionisio García, protestas en Cuba

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios