15 de agosto de 2018 - 8:01 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 20 de agosto de 2018 1:13 pm

[ACTUALIZADO] Arzobispo demanda por difamación a polémico periodista en Perú

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Pedro Salinas en conferencia de prensa en la sede del IDL en Lima. Foto: ACI Prensa
Pedro Salinas en conferencia de prensa en la sede del IDL en Lima. Foto: ACI Prensa

El Arzobispo de Piura y Tumbes (Perú), Mons. José Antonio Eguren Anselmi SCV, demandó por difamación al polémico periodista Pedro Salinas, por la publicación de algunos artículos en un portal de Internet.

Pedro Salinas es coautor del libro “Mitad Monjes, Mitad soldados”, publicado en 2015, que da cuenta de los abusos sexuales, físicos y de poder cometidos por el fundador del Sodalicio, Luis Fernando Figari, y otros miembros de la institución nacida en el Perú y a la que pertenece Mons. Eguren.

La demanda penal por el delito de difamación agravada se presentó ante el Primer Juzgado Unipersonal Penal de Piura, a cargo de la jueza Judith Cueva Calle, cuya notificación Salinas recibió el pasado 31 de julio.

Los cargos por los que se imputa a Salinas son la publicación el 20 de enero de 2018 del artículo “El Juan Barros Peruano” en el portal Lamula.pe, en el que el periodista compara a Mons. Eguren con el obispo chileno Juan Barros.

Barros fue Obispo de Osorno (Chile) hasta el 11 de junio, cuando el Papa Francisco aceptó su renuncia luego de una investigación realizada por Mons. Charles Scicluna sobre los abusos sexuales cometidos en Chile. Barros es acusado de encubrir los abusos cometidos por el sacerdote chileno Fernando Karadima.

En el artículo, Salinas también acusa a Mons. Eguren de traficar tierras en la ciudad de Piura, para lo cual cita un reportaje de la cadena internacional Al Jazeera titulado “The Sodalitium scandal” (El escándalo Sodalicio).

Pocos días después de la publicación del artículo, Salinas concedió una entrevista al periodista Glatzer Tuesta en el programa “No hay derecho” de Ideele radio, en el que dijo que Mons. Eguren junto con algunos miembros de “la generación fundacional” del Sodalicio crearon una “cultura de poder” que habría tenido como consecuencia los abusos sexuales cometidos por Figari y otros miembros de esta institución.

Antes de la demanda penal, Mons. Eguren escribió una carta notarial a Salinas, que este publicó el 22 de marzo de 2018 también en LaMula.pe.

En la carta, el Arzobispo de Piura y Tumbes solicita a Salinas que rectifique su artículo de enero y afirmó que la denuncia hecha en su contra en el año 2000 y planteada formalmente recién en 2016 por los delitos de “asociación ilícita para delinquir, secuestro mental y lesiones psíquicas” fue “estudiada por el Ministerio Público y archivada en doble instancia, es decir, que tanto el fiscal provincial como el fiscal superior señalaron que no había sustento para involucrarme en los hechos denunciados”.

Con esta decisión, prosigue el Prelado, “un órgano constitucionalmente autónomo como lo es el Ministerio Público (…) ha decidido que no tengo ninguna vinculación con los abusos denunciados”.

Sobre la acusación de tráfico de tierras, el Arzobispo de Piura indicó que “no ha existido ni existe en Piura ninguna investigación por tráfico de tierras en la que me encuentre siquiera investigado”.

Respecto al documental “The sodalitium scandal”, de la periodista Paola Ugaz, Mons. Eguren señaló que la “investigación se apoya en la sola declaración del Sr. Samuel Abarca Reyes, una fuente de muy dudosa credibilidad. Basta simplemente con solicitar un reporte de las denuncias que este señor tiene en el Ministerio Público para poder ponderar adecuadamente qué nivel de credibilidad se le puede dar a su declaración”.

El Arzobispo concluye su carta notarial recordando que la libertad de opinión no es “un derecho irrestricto, sino que debe ser muy cuidadoso de no dañar las honras ajenas, como lamentablemente usted está haciendo conmigo”.

¿Nexos de Salinas con la Fiscalía?

El 4 de agosto de este año el diario La Razón publicó el artículo “Pablo Sánchez pagó S/17 mil a empresa de comunicación”, unos cinco mil dólares.

El artículo da cuenta de un contrato que Sánchez, cuestionado exfiscal de la Nación, habría pagado a la empresa Chirinos Salinas Asociados SAC (CHISAC), “cuyos directores son el periodista Pedro Salinas y el empresario Freddy Chirinos”.

La Razón señala que Sánchez hizo este pago a la empresa de comunicación “por dos días de trabajo, a fin de que le diseñe una ‘estrategia de medios’ ante la denuncia constitucional que se presentó en su contra”.

Foto: Diario La Razón
Foto: Diario La Razón

En noviembre del 2017 el congresista de Fuerza Popular Daniel Salaverry denunció a Pablo Sánchez por “grave omisión funcional en la lucha anticorrupción”. Según la denuncia constitucional, el exfiscal no habría garantizado el inicio de las investigaciones a las empresas de Odebrecht, la empresa brasileña protagonista del escándalo de corrupción más grande de los últimos años en América Latina con cientos de millones de dólares en sobornos.

A fines de 2016 Odebrecht admitió haber pagado 29 millones de dólares en sobornos a distintos funcionarios entre 2005 y 2014 para obtener licitaciones de obras públicas en Perú.

En conferencia de prensa realizada este 15 de agosto en la sede del Instituto de Defensa Legal (IDL) en Lima, a la que asistieron alrededor de una decena de periodistas, Salinas y sus abogados Carlos Rivera y Sigfrido Florián, explicaron que “es preocupante” que la demanda de Mons. Eguren se haya presentado poco antes de que se decida si el “Caso Sodalicio” será visto o no por el Poder Judicial.

También expresaron su preocupación porque la demanda se presentó en Piura, aduciendo que el Arzobispo “tiene muy buenas relaciones” con las autoridades civiles.

Sin embargo, a la pregunta de un periodista de ACI Prensa por los reportes que dan cuenta del contrato entre la Fiscalía y su empresa CHISAC, Salinas se negó a responder.

Cuando Walter Sánchez Silva se presentó como periodista de ACI Prensa, Salinas interrumpió la pregunta para afirmar con ironía, y mostrando una foto de algunos miembros del Sodalicio, que “tu director aparece acá: Alejandro Bermúdez, tan simpático él”.

“No te voy a responder a esa pregunta porque si quieres mezclar papas con camotes, nos vamos a otro lado a tomar un café, si quieres, para hablar de las tonterías que han estado diciendo”, dijo Pedro Salinas.

“En este caso estamos hablando de una querella de José Antonio Eguren contra mí, que atenta contra mi libertad de expresión y de opinión, ¿ok?”, agregó Salinas visiblemente exaltado.

Cuando se le preguntó por segunda vez sobre si los reportes eran ciertos, Salinas exclamó: “¿Qué te dije? No voy a entrar a tu juego. ¿Qué te ha indicado Alejandro Bermúdez? No me interesa, pero yo no voy a entrar a tu juego”.

El analista internacional Ricardo Sánchez-Serra publicó este 15 de agosto un artículo titulado "Un raro moralizador" en el que señala que "la Fiscalía abrió Investigación preliminar contra siete sodálites. Ya van dos años y con los plazos vencidos, dos veces archivaron y la volvieron abrir y qué casualidad que justo la empresa en donde trabaja Salinas, Chisac (Chirinos-Salinas) asesoraba millonariamente al Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, como se denunció públicamente. ¡Qué casualidad!".

"Dicen que no existe la casualidad, sino la sincronicidad", aseguró Sánchez-Serra en el artículo publicado en el diario La Razón.

Alejandro Bermúdez es miembro del Sodalicio de Vida Cristiana, director de ACI Prensa y director ejecutivo del Grupo ACI. Asimismo no participó en la redacción de esta nota ni en la rueda de prensa realizada este miércoles.

Actualización

El viernes 17 de agosto Pedro Salinas concedió una entrevista a la periodista Milagros Leiva en ATV, en la que admitió que su empresa sí trabajó para la fiscalía y donde también explicó que realizó varios trabajos para el empresario Alan Azizollahoff Gate.

Azizollahoff es uno de los dueños de la discoteca Utopía donde murieron 29 jóvenes, tras un incendio en un centro comercial en Lima en julio de 2002. El siniestro se originó tras una grave negligencia en el local que había oganizado una fiesta en la que no se tomaron las medidas de seguridad indispensables para el adecuado manejo del fuego.

En la entrevista con Leiva, Pedro Salinas dijo que en su empresa CHISAC “nos hemos caracterizado por mantener una conducta, ética, intachable” y explicó que “el tema con el ministerio público y no con Pablo Sánchez fue una consultoría en enero que fue durante un mes, este año, en el marco del caso LavaJato. Había mucha información que para la fiscalía no estaba siendo bien explicada” y para lo cual su consultora fue contratada.

Salinas dijo también que, en el marco de esa consultoría, “se organizaron dos almuerzos en el club empresarial con formadores de opinión de prensa escrita”.

“¿Qué cosa hizo mal mi agencia? ¿Dónde faltamos gravemente a la ética? ¿En qué cosa mínimamente fuimos corrompidos. (…) La gente quiere creer lo que quiere creer a pesar de la verdad. Me vale madres lo que piensen”, subrayó.

La tragedia de Utopía

El 20 de julio de 2002, hace ya más de 16 años, 29 jóvenes murieron en la discoteca Utopía que se incendió en un centro comercial en Lima, capital del Perú

Alan Azizollahof Gate y Edgar Paz Ravines, los propietarios de Utopía, fueron sentenciados a cuatro años de prisión efectiva en 2014, un año después de que el caso se reabriera.

Según informa el diario El Peruano, en la sentencia, el 21° Juzgado Penal de la Corte Superior de Justicia de Lima consideró que Azizollahoff y Paz “omitieron tomar medidas de seguridad para evitar riesgos frente a emergencias, incumpliendo las normas vigentes que los obligan”.

El salón de baile no contaba con extintores, no tenía salidas de emergencia ni señales para mostrar las rutas de seguridad. Muchos de los jóvenes quedaron atrapados en el local cuando se inició el incendio.
 
La primera vez que el caso se vio en tribunales solo recibió sentencia Peter North, el administrador del local que estuvo siete años encarcelado y que salió de prisión en julio de 2015.

La sentencia que recayó sobre Azizollahof y Paz fue posible tras superar varios escollos como el intento de los abogados de ambos por declarar nulo el juicio con una medida legal presentada en la ciudad altoandina de Cajamarca, algo que concluyó con la remoción del juez que admitió esta última.

Según informa el diario El Comercio, en julio de 2018 los familiares de los jóvenes fallecidos publicaron un video en Facebook en el que pidieron la inmediata extradición de Azizollahof y Paz al Perú, para que cumplan su sentencia.

“Los dos principales culpables no han cumplido con su sentencia. Queremos respeto para las víctimas y darle la justicia que se merecen”, dijo en el video Roberto Valverde, padre de uno de los jóvenes fallecidos.

A comienzos de este mes, el Ministerio del Interior del Perú incluyó a Azizollahof y a Paz en la lista de los más buscados, ofreciendo 20 mil soles (unos 6 mil dólares) para quien dé información sobre su paradero.

Sobre su relación con el dueño de la discoteca, Pedro Salinas dijo en la entrevista con Milagros Leiva que “en el pasado mucho antes de Utopía, Alan Azizollahof fue cliente de la agencia. Sus negocios eran los casinos”.

“En el año 2015, 2016 o 2017 él (Azizollahof) vuelve a tomar contacto conmigo. Como nosotros (CHISAC) no tomamos fundamentalmente personas, asumí una relación de asesoría con él a título personal que duró como dos años. Lo que hicimos fue elaborar contenidos, poner su versión que nunca había sido escuchada. Y a ti te consta Milagros porque una vez nos reunimos contigo y Augusto Loli, abogado de Alan Azizollahoff, no para que la compartas sino para que escucharas su versión porque nadie le había dado cabida”, explicó Salinas.

“Todo el mundo se había quedado con una versión dramática, la de los papás de los chicos, pero al otro (Azizollahof) lo lincharon mediáticamente en una, como es clásico en este país”, agregó.

A esa afirmación, Milagros Leiva respondió: “Pero él (Azizollahof) nunca dio sus descargos”.

Salinas indicó luego que ese trabajo específico con Azizollahof se debió a que “él no habla bien español, le haces una pregunta y una repregunta y no tiene las palabras a la mano. Esa fue la chamba. ¿Dónde está la cosa ética?”. “La gente quiere creer lo que quiere a pesar de la verdad”, sentenció Salinas.

“Qué desilusión me da saber que Pedro Salinas asesoró en dos ocasiones a Alan Azizollahoff contra los padres de Utopía porque según él, Alan Azizollahoff, prófugo de la justicia, es un santo y pobre varón, víctima de los padres de Utopía. Ahorita le compro unas pastillas de ubicaína!!!”, escribió en su cuenta de Facebook Pilar Villarán, madre de la joven Verónica Delgado Aparicio Villarán, fallecida en la tragedia.

En otro momento de la entrevista con Salinas, Milagros Leiva dijo que ella no lee el portal LaMula.pe, donde el periodista escribe el blog “La voz a ti debida”.

“No leo a tus amigos de La Mula porque a mí sí me parecen difamadores. (…) Eres un periodista al que yo respeto y que hace bien su chamba, pero tus amigos difaman sin preguntar, que es lo más grave”.

“Grandes difamadores. En La Mula a mí me acusaron de cosas asquerosas”, lamentó Leiva sin dar mayores detalles.

Etiquetas: Piura, Mons. José Antonio Eguren, Sodalicio de Vida Cristiana, abusos, Pedro Salinas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios