22 de octubre de 2013 11:30 am

Arzobispo de Toledo: Sacerdotes están siempre al servicio de la Iglesia sean de donde sean

Redacción ACI Prensa/Europa Press

Mons. Braulio Rodríguez Plaza - Foto: Conferencia Episcopal España
Mons. Braulio Rodríguez Plaza - Foto: Conferencia Episcopal España

Una veintena de los aproximadamente 500 sacerdotes que desempeñan su labor para la Iglesia Universal en España participan desde este lunes hasta el próximo viernes en un curso organizado por las comisiones episcopales del Clero, Migraciones y Misiones de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para facilitar su inmersión en las realidades de la sociedad española y de la Iglesia en España.

En la ponencia inaugural del curso titulado 'Sacerdotes extranjeros en España con misión pastoral', el arzobispo de Toledo, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, que también es presidente de la Comisión Episcopal de Misiones de la CEE, ha insistido en que los sacerdotes, sean de donde sean y vivan donde vivan, se ordenan al servicio de la Iglesia Universal.

El director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones, José Luis Pinilla Martín, ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que entre los 500 sacerdotes extranjeros que viven en España prevalecen los procedentes de países de habla hispana, por tanto, de América Latina y de países africanos como Guinea. Sin embargo, ha precisado que también destaca la presencia de sacerdotes de la Europa del Este o de países africanos de habla no hispana, por ejemplo.

En cuanto a las razones fundamentales del traslado de estos jóvenes sacerdotes a España, Pinilla ha apuntado a la necesidad de su servicio en algunas diócesis españolas desde las que contactan con los obispos de sus países, y la formación, ya que hay sacerdotes de fuera que viajan a España para estudiar y se aprovecha su estancia para que ocupen distintas misiones pastorales a través de contratos temporales.

Además, Pinilla ha precisado que uno de los acentos de este curso es ayudar a los sacerdotes extranjeros en España a conocer la realidad española y de la Iglesia en este país, como por ejemplo, la problemática de la secularización. Según ha añadido, el hecho de que un sacerdote hable español no significa que tenga todo hecho ya que hay diferencias en "la cosmovisión cultural, las expresiones celebrativas y litúrgicas, el tipo de acompañamiento o de catequesis".

Por el momento, se ha abordado el tema de las vocaciones ya que la escasez de sacerdotes españoles jóvenes "llama la atención" a los extranjeros, según ha explicado Pinilla, aunque también entienden la "generosa contribución que España hizo" a otros países con sacerdotes españoles que les transmitieron la fe en sus países.

En este sentido, Mons. Rodríguez Plaza, ha señalado que la llegada de los sacerdotes extranjeros responde de alguna manera a ese servicio que los sacerdotes españoles hicieron en América.

Sobre la acogida de estos sacerdotes en las diócesis españolas, Pinilla cree que aunque depende del lugar de origen de cada uno pues con los de habla hispana la conexión con los fieles resulta "más fácil", la Iglesia española y los católicos les reciben "con los brazos abiertos".

Además, ha recordado que hay que tener en cuenta que hasta hace unos quince años España era "muy homogénea cultural, sociológica y religiosamente".

Etiquetas: España, Sacerdocio, Iglesia en España

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios