12 de enero de 2017 1:27 pm

Arzobispo de Moscú no descarta visita del Papa Francisco a Rusia

Redacción ACI Prensa

El Patriarca ortodoxo ruso Kirill y el Papa Francisco / Foto: L'Osservatore Romano
El Patriarca ortodoxo ruso Kirill y el Papa Francisco / Foto: L'Osservatore Romano

El Presidente de la Conferencia Episcopal de la Federación Rusa y Arzobispo de Moscú, Mons. Paolo Pezzi, señaló que una visita del Papa Francisco a Rusia ya no sería más un problema, luego del encuentro que el Pontífice tuvo con el Patriarca ortodoxo Kirill en Cuba en febrero de 2016.

El 12 de febrero del año pasado, en el marco del viaje apostólico a México, el avión que trasladaba a Francisco hizo una escala en el aeropuerto de La Habana, donde el Pontífice tuvo un encuentro privado con el líder ortodoxo que por esos días visitaba a sus fieles en la isla caribeña.

Luego de la reunión, ambos líderes emitieron una declaración conjunta en la que expresaron su deseo de que este encuentro “contribuya a la obtención de la unidad mandada por Dios” e “inspire a los cristianos de todo el mundo para invocar con nuevo fervor al Señor, orando por la plena unidad de todos sus discípulos”.

Tras siglos de separación entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa, los primeros contactos para un acercamiento llegaron con Juan XXIII, que invitó al Patriarca ruso Pimem a enviar una delegación como observadora en el Concilio Vaticano II.

Culminado el Concilio, se creó una comisión mixta que pese a ser rica en experiencias, tuvo pocos resultados durante el liderazgo ortodoxo de Alexis II, que acusó constantemente a la Iglesia Católica de un supuesto proselitismo y que se opuso a una visita de San Juan Pablo II a Rusia, pese a los varios gestos del fallecido Pontífice hacia la Iglesia Ortodoxa Rusa.

En ese sentido, en el marco del V Fórum Católico-Ortodoxo de París (Francia), Mons. Pezzi dijo a la agencia SIR que “me parece que después de Cuba, y a saber después de la repercusión, que no fue fácil para la Iglesia Ortodoxa Rusa, hoy se puede decir que una visita del Papa a Rusia no sea más un problema”.

En sus declaraciones difundidas el 11 de enero, el Arzobispo dijo que no sabe cuánto habrá que esperar, “pero pienso que se puede percibir que no es vista como problemática”. Indicó que la “repercusión” que tuvo en algunos ambientes ortodoxos el encuentro en Cuba “ha sido bien absorbido”.

“No eran muchos, pero eran muy ruidosos”, añadió. Sin embargo, dijo que ello ya es parte del pasado y más bien permitió sobre todo al Patriarca Kirill “dar de nuevo las razones de ese encuentro”, que fueron convincentes.

“Se puede también continuar la discusión de si el encuentro fue político, cultural, de fe, pero ciertamente esta onda de impacto muy fuerte ha pasado y sobre todo dejó una mayor tranquilidad sobre el hecho de que Francisco pueda visitar Rusia”, añadió Mons. Pezzi.

El Arzobispo de Moscú precisó que en este aspecto el Papa es “muy discreto”. “Nunca le he escuchado decir ‘quisiera, me gustaría ir’. Seguramente quisiera encontrar al Patriarca Kirill. Y que esto suceda en Moscú, Roma, está bien. Pero es muy discreto, para no forzar”, señaló.

En ese sentido, dijo que tras el encuentro en Cuba, las relaciones ecuménica entre ambas confesiones son “buenas, constructivas y amigables”, con “un mayor deseo de recíproco conocimiento”.

Sin embargo, a nivel institucional “las cosas no son iguales en todas partes”. Dijo que hay ciudades donde “los obispos ortodoxos no ven favorable y positivamente una colaboración”, pero “a nivel más centralizado, debo decir que mis relaciones personales con el Patriarca y el metropolita Hilarión son buenas, cordiales y siempre constructivas”.

En ese sentido, dijo que la búsqueda de la unidad de los cristianos pide pasos esenciales como “no tener miedo de encontrarse”. “Desde un punto vista teológico hay varias comisiones que llevan adelante un diálogo teológico”, recordó.

“Pero pienso que este trabajo requiere tiempo y que el acuerdo teológico será el último en llegar porque las diferencias en realidad son poquísimas y normalmente cuando las diferencias son pocas, el riesgo es que se agiganten para tener algo de qué hablar”, declaró.

Aspectos pastorales y sacramentales

En su diálogo con la agencia SIR, el Arzobispo de Moscú afirmó que desde el punto de vista pastoral ya hay pasos dados, “otros que se esperan dar y otros que deben darse”.

“Aquellos que esperamos dar próximamente conciernen sobre todo al cuidado y defensa de la vida y la familia”, indicó; y en el futuro el objetivo es llegar a “desarrollar una pastoral familiar juntos, sobre todo porque tenemos matrimonios mixtos”, así como realizar “una jornada con los jóvenes para poder dar un anuncio juntos”.

Sin embargo, dijo que “hay un aspecto más delicado que es el sacramental”. Recordó que “en el pasado hubo periodos históricos en los cuales estuvo permitido que determinados sacramentos pudiesen, en caso de necesidad, ser recibidos en la Iglesia diferente a la de pertenencia. Ahora esto según yo no es imposible. Difícil, pero no imposible”.

“No estoy hablando de la inter comunión, es decir de una concelebración eucarística común, porque se requiere que para esto haya la real comunión entre las Iglesias. Estoy hablando de la posibilidad que en determinadas condiciones de necesidad los fieles puedan recibir el bautismo, la comunión, la confesión recibida en la otra Iglesia”, explicó.

También te puede interesar:

Etiquetas: Papa Francisco, Rusia, Iglesia Ortodoxa Rusa

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios