12 de julio de 2021 - 9:55 PM

Arzobispo considera “trágicamente lamentable” represión contra pueblo de Cuba

POR DIEGO LÓPEZ MARINA | ACI Prensa

Mons. Thomas Wenski y bandera de Cuba / Crédito:  Arquidiócesis de Miami y Pexels
Mons. Thomas Wenski y bandera de Cuba / Crédito: Arquidiócesis de Miami y Pexels

El Arzobispo de Miami (Estados Unidos), Mons. Thomas Wenski, emitió un comunicado en el que se solidariza con el pueblo de Cuba y condena la represión del régimen comunista contra las masivas protestas del domingo 11 de julio en toda la isla.

En los Estados Unidos hay cerca de un millón 360 mil inmigrantes cubanos, según las estadísticas del 2019 de la Oficina del Censo de los Estados Unidos. En la Pequeña Habana, un popular barrio de Miami, vive una gran cantidad de inmigrantes cubanos exiliados.

“Las manifestaciones populares en toda la isla expresaron las frustraciones legítimas del pueblo cubano. Es trágicamente lamentable que el gobierno cubano haya optado por responder con acciones represivas y un discurso que amenaza con más violencia contra aquellos que, bajo la bandera de ‘Patria y Vida’ y ‘No tenemos miedo’, buscan un futuro mejor para sí mismos y para su país”, señaló el Prelado norteamericano el 12 de julio.

Luego de las masivas protestas de ayer domingo en Cuba, el régimen de Miguel Díaz-Canel prosiguió con las detenciones y acoso a opositores. En redes sociales y medios internacionales se ha denunciado el arresto de un número indeterminado de manifestantes.

En su comunicado, Mons. Wenski recordó que “además de la pandemia de COVID-19 que afecta a Cuba”, la isla sufre una serie de privaciones como la “falta de libertades, alimentos y perspectivas de futuro”, lo que provocó el estallido social.

También recordó cuando San Juan Pablo II visitó el país en 1998 y exhortó al pueblo, “especialmente a sus jóvenes, a ser protagonistas de su futuro”-

“La falta de libertades fundamentales, y la marginación y exclusión de quienes disienten de la ‘línea de partido’, frustran el sueño de José Martí, apóstol de la Independencia cubana, de una Cuba ‘con todos y para el bien de todos’, comentó el Prelado.

El Arzobispo de Miami aseguró que “hoy los cubanos y los que no somos cubanos estamos muy conscientes de los sufrimientos de la nación cubana, y sentimos nuestro deber de ayudar a través de cualquier gesto posible de solidaridad efectiva, y también con nuestras oraciones”.

“A Jesús por María, la Caridad nos une. Que María Santísima, Nuestra Señora de la Caridad, escuche las oraciones de su pueblo y acelere para Cuba la hora de su reconciliación en la verdad, acompañada de la libertad y la justicia. Que, por intercesión de la ‘Virgen Mambisa’, el pueblo cubano descubra cómo atravesar ese camino estrecho entre el miedo, que cede al mal, y la violencia, que bajo la ilusión de combatir el mal, solo lo empeora. Virgen de la Caridad, cúbrenos con tu manto”, concluyó Mons. Wenski.

Las manifestaciones del 11 de julio ocurrieron en cerca de 50 localidades, incluyendo ciudades importantes como La Habana, Camagüey y Santiago de Cuba, para reclamar cambios tras meses de escasez de alimentos, medicinas y el colapso de los hospitales por la pandemia del coronavirus.

Según medios internacionales las protestas empezaron en el pueblo de San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa, en el occidente de Cuba; luego, las marchas se extendieron.

Las manifestaciones fueron difundidas en las redes sociales, sin embargo, se han denunciado cortes de internet como una manera de evitar que se sigan compartiendo más videos. 

Etiquetas: Cuba, violencia, Represión, Comunismo, Mons. Thomas Wenski, Partido Comunista de Cuba, Arquidiócesis de Miami, Revolución Cubana, protestas en Cuba

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios