29 de marzo de 2022 - 7:32 PM

Arzobispo condena atentado terrorista que ha dejado dos niños muertos en Colombia

POR CYNTHIA PÉREZ | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay.
Imagen referencial. Crédito: Pixabay.

El Arzobispo de Bogotá (Colombia), Mons. Luis José Rueda Aparicio, rechazó la violencia producida por el atentado terrorista del 26 de marzo, que hasta el momento ha provocado la muerte de dos niños y ha dejado decenas de heridos, y llamó al país a la reconciliación y a trabajar para preservar la paz.

El 26 de marzo en la noche, un atentado que tuvo por objetivo el comando de atención rápida (CAI) de la Policía del barrio Arborizadora Alta de Ciudad Bolívar, en Bogotá, dejó 39 heridos, dos niños fallecidos, daños en 66 viviendas y cuatro colegios, cuyos cristales se rompieron por la explosión.

Daniel Steven Duque, de 12 años, murió el domingo a causa de las graves heridas que sufrió por la explosión; e Ivanna Salomé Rangel Molina, de 5 años, murió el lunes tras presentar un trauma craneoencefálico severo a consecuencia del atentado. 

Actualmente, las autoridades están investigando para ubicar a los responsables y anunciaron medidas para proteger la seguridad ciudadana.

El lunes 28 de marzo, en un video que circuló en redes donde presuntamente, el Frente 33 de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se atribuyó el ataque y señaló que es parte de la celebración del aniversario de la muerte de su líder Manuel Marulanda Vélez.

Ese mismo día, el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, confirmó que el responsable del ataque terrorista es el Frente 33 de las disidencias de las FARC, y aseguró que están buscando al autor del atentado, Javier Alonso Veloza García, alias “John Mechas”.

Por su parte, en declaraciones a ACI Prensa este martes, Mons. Rueda condenó la violencia, lamentó las muertes de los niños y se solidarizó con todas las víctimas del atentado terrorista.

“La muerte violenta de todo ser humano nos duele, nos duele profundamente, pero los atentados que llevan a convertir en víctimas a los niños nos duelen mucho más. Por eso rechazamos toda forma de violencia, toda forma de guerra y todos los atentados que van contra la vida del ser humano que es la obra central del Creador”, dijo.

Además, se dirigió a los responsables del atentado y los llamó a reflexionar sobre sus acciones y convertirse. “Quisiera llegar al corazón de quienes hicieron, planearon, ejecutaron este atentado para decirles que han hecho sufrir a muchas familias, que les han segado la vida a dos niños de nuestra ciudad de Bogotá, que han sembrado terror en nuestra ciudad”, dijo.

“Pero que los seguimos amando, que el amor es lo que les proponemos a ustedes, que entendemos que ustedes no han sido amados, porque si ustedes amaran no atentarían de esa manera contra los civiles inocentes”, agregó.

Mons. Rueda también se dirigió a toda la ciudadanía, y los animó a que “cerremos filas de amor, filas de solidaridad, filas de fraternidad, filas de defensa de la vida en todas las etapas, para que de esa manera podamos hacer la ciudad de los hermanos, la ciudad fraterna, la ciudad que respeta la vida, que es Bogotá”.

De forma especial, el Arzobispo de Bogotá se solidarizó con las familias de las víctimas y con todo el pueblo colombiano, que viene sufriendo en el país actos de violencia a causa de males como el narcotráfico, tráfico de armas, la guerra y otros actos “sacrílegos” que perturban la paz social.

“Como Iglesia arquidiocesana nos solidarizamos profundamente en el dolor con las familias que han perdido a sus seres queridos, al niño Daniel, a la niña Ivanna Salomé. Pero, también estamos unidos con todos los familiares y con los heridos que han sufrido este atentado, y con toda la ciudadanía, que en última es víctima de estos actos terroristas, inhumanos, sacrílegos, como ha dicho el Papa Francisco”, dijo.

“Estos son signos de guerra, nosotros no queremos vivir bajo estos signos, nosotros queremos caminar juntos sembrando la vida, respetando la vida, buscando la reconciliación y la paz”, agregó.

En ese sentido, llamó a las autoridades de Colombia a trabajar “juntos con la ciudadanía”, para “construir una sociedad donde todos somos valorados, donde todos somos respetados y de manera especial, los niños, los civiles, que no tiene que ver con narcotráfico, con tráfico de armas, ni con esta ola de guerra, de violencia que destruye nuestras vidas, y que destruye nuestra paz”.

Finalmente, hizo “un llamado a la reconciliación, un llamado a rechazar todos los actos violentos y a convertir en actitudes de paz y de vida nuestra forma de vivir”.

El lunes, el general Vargas dijo que “con el apoyo del FBI, vamos tras ‘John Mechas’, quien figura en circular roja de INTERPOL y por quien el Gobierno de EEUU ofrece una jugosa recompensa. Solo en Colombia, hasta 3.000 millones de pesos por información efectiva que permita su ubicación y captura”.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, convocó a una reunión extraordinaria de seguridad con los ministros de Defensa e Interior, con la alcaldesa de Bogotá y el alcalde de Soacha, donde se rindió homenaje a los niños fallecidos, y se anunciaron las próximas acciones.

Se acordó aumentar la recompensa de 3 a 5 millones de pesos colombianos (más de 1.300 dólares), instalar 20 puestos de control en las principales vías de Bogotá, enviar mil policías provisionales en mayo, iniciar el Plan 1000, que busca desarticular 36 grupos delincuenciales identificados por las autoridades en Bogotá, entre otras.

Etiquetas: Colombia, terrorismo, FARC, Iglesia en Colombia, Víctimas, atentado, Arquidiócesis de Bogotá, Mons. Luis José Rueda Aparicio, ataque terrorista

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios