6 de julio de 2021 - 7:30 AM

Arzobispo asegura que “la Iglesia no puede callar” ante ley de la eutanasia y ley trans en España

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash
Imagen referencial. Crédito: Unsplash

Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada (España) se refirió a la entrada en vigor de la ley de la eutanasia en España y al inicio de las tramitaciones para aprobar la ley trans como leyes “inicuas, en cierto sentido criminales y ante las que la Iglesia no puede callar”.

El Arzobispo de Granada explicó en la homilía del pasado domingo 4 de julio, que estas dos leyes suponen “una falta de respeto inmensa a un pueblo que acaba que está todavía saliendo de una pandemia y se aprueban aprovechando determinadas circunstancias, para que ese pueblo no pueda reaccionar, ni manifestarse, ni expresar su sentir, independientemente de que sea una mayoría o una minoría”.

En ese sentido, Mons. Martínez explicó que al separarse “lo cristiano de lo humano nace el Despotismo ilustrado, que es la primera forma de totalitarismo, la sociedad en la que vivimos se ha ido haciendo cada vez más una sociedad postcristiana no cristiana”.

“Jesucristo ha llevado al ser humano a la plenitud de su vocación”, destacó el Prelado y subrayó que “cuando falta Jesucristo como el centro de nuestra vida, el centro de nuestros deseos y de nuestros pensamientos, la razón se enturbia”.

También alertó de que nuestra sociedad “no se rige por la razón” sino por “criterios de intereses humanos, de intereses de grupos, de intereses de poder, o por relaciones pura y simplemente de poder” y que “la libertad convertida en un absoluto de que cada uno puede hacer verdaderamente lo que quiere, volviéndose contra sí misma, ha generado las dictaduras más terribles”.

Mons. Martínez aseguró que la sociedad actual está “en el camino hacia una tercera dictadura, de un modo o de otro, porque se imponen leyes que van contra el bien común” y se refirió a la ley trans que “convierte el sentimiento en categoría jurídica”.

Y recordó que ésto no es la primera vez que pasa, ya que “en los años 30 y 40 del siglo pasado, el sentimiento de superioridad de la raza aria dio lugar a millones de muertos cuando se convirtió en ley”.

El Arzobispo de Granada aseguró que la ley de la eutanasia y la ley trans son “una ofensa a la razón humana en muchos sentidos”.

“Que haya que defender que una persona puede ser castigada por la ley por haber dicho que sólo hay hombre y mujer, significa que las evidencias han caído. Esto no significa ningún juicio sobre ninguna persona, de ningún tipo, ni transexual… de ninguna clase. Pero la realidad es la realidad”, aseguró.

Además subrayó que “desde el siglo XIX, nos hemos creído creadores y dueños de la Creación, hemos creído que se podía cambiar. No se puede cambiar. Quien ha nacido hombre será siempre hombre; quien ha nacido mujer será siempre mujer. Le pongan las hormonas que le pongan, le hagan las operaciones que le hagan. Y hay una historia de suicidios vinculados a eso que se oculta en una época en que en los Estados Unidos esa práctica se hizo con niños recién nacidos, durante diez años y luego se prohibió. Se prohibió porque muchos de esos niños terminaban o en instituciones mentales, o en el suicidio”.

Mons. Martínez animó a “no temer a la objeción de conciencia e incluso a la desobediencia civil” a pesar de las consecuencias que ésto pueda tener, y pidió “orar y amar a quienes nos persiguen, porque nos dan la posibilidad de dar testimonio de Jesucristo por encima de todo”.

Además aseguró que “la libertad no nos la da el Estado. Es el Señor el que nos ha hecho libres y esa libertad nadie tiene el poder de quitárnosla”. 

Puede leer la homilía íntegra AQUÍ.

Etiquetas: Granada, Mons. Francisco Javier Martínez, Obispo de Granada, Ley Trans, Ley de Eutanasia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios