8 de septiembre de 2015 2:50 pm

Arzobispado de Santiago: Cardenal Errázuriz no encubrió abusos de Karadima

POR BÁRBARA BUSTAMANTE | ACI Prensa

Arzobispado de Santiago: Cardenal Errázuriz no encubrió abusos de Karadima

Este martes 8 de septiembre, a través de un comunicado oficial, el Arzobispado de Santiago de Chile negó que el Cardenal Francisco Javier Errázuriz haya encubierto los casos de abuso sexual cometidos por el sacerdote Fernando Karadima, declarado culpable de estos delitos por la Congregación de la Doctrina de la Fe en el Vaticano.

El comunicado se dio a conocer luego de que un medio local difundiera una carta escrita por el Cardenal Errázuriz al sacerdote Karadima en 2006 en la cual, según la defensa de las víctimas, se revela una supuesta participación del Cardenal, entonces Arzobispo de Santiago, encubriendo del caso.

Por el contrario, la Arquidiócesis, a través de su equipo jurídico, descartó que las misivas intentaran encubrir las acusaciones de abuso sexual y reafirmaron "su compromiso esencial con las víctimas y la verdad".

El comunicado sostiene además que “la verdad es que ninguno de los antecedentes aportados por los demandantes es prueba de encubrimiento de los abusos sexuales de Karadima y creemos que así se concluirá en el juicio”.

En la misiva se aclara también que la carta del Cardenal Errázuriz a Karadima el año 2006 “tenía por único objeto persuadir a Karadima de que abandonara el cargo de párroco al cumplir los 75 años de edad, en conformidad a la norma canónica”.

“Karadima le decía al cardenal que eso se vería como un castigo y el Cardenal le señala que no lo es y cómo evitar que se entienda así. Tal como consta en el proceso, en ese momento, el Cardenal Errázuriz aún no contaba con los antecedentes que le permitieran confirmar la veracidad de las denuncias, por lo que la salida del cargo de párroco estuvo motivada por sus 75 años. No hay encubrimiento alguno”, afirman.

Esta información forma parte de la demanda civil interpuesta por las víctimas del sacerdote Fernando Karadima en contra del Arzobispado de Santiago, juicio civil que se inició en 2012 y que persigue una indemnización de 450 millones de pesos chilenos (más de 650 mil dólares). A fines de 2013, el ministro (juez) Juan Manuel Muñoz llamó a las partes a una conciliación, instancia que fracasó en agosto de 2014.

El comunicado oficial recuerda también que “el Cardenal Ricardo Ezzati, en cuanto asumió el gobierno de la Arquidiócesis, les pidió perdón y les ha manifestado su comprensión por el dolor que les provocó el tiempo que requirió la investigación para comprobar los delitos y el haber sentido que su Iglesia no les acompañó como ellos esperaban. Y en ese sentido, reiteramos durante todo el proceso de conciliación esa petición de perdón”.

Además de reiterar que el actual Arzobispo de Santiago “no ha ofrecido jamás una compensación simbólica a los demandantes”, también recordaron que durante el año 2014 se trabajó con ellos para llegar a un acuerdo pero finalmente ellos decidieron “no continuar las conversaciones para lograr un acercamiento y una conciliación en el juicio”. 

El comunicado oficial del Arzobispado de Santiago también se refiere a la carta del Cardenal Errázuriz al P. Diego Ossa en 2010, también acusado de abusos sexuales y cercano a Karadima.

La defensa de los demandantes la interpretan como una acción para acallar a una víctima, Oscar Osbén, quien habría recibido una suma de dinero por parte del sacerdote Ossa.

Frente a esto el comunicado aclara que “había sido el Padre Diego Ossa quien había insistido que era una obra de misericordia y no otra cosa. La carta del Cardenal Errázuriz tuvo por único objeto reprocharle al padre Ossa que haya sido él mismo quien haya salido a defenderse y no lo hiciera su abogado, lo que era más adecuado”.

Destacan que “a esa fecha, julio del año 2010, el Cardenal ya había concluido la investigación y enviado los antecedentes a Roma, pidiendo que el tribunal competente lo sancionara levantando la prescripción. Por consiguiente, sería contradictorio que, por un lado el cardenal Errázuriz estuviera pidiendo la sanción a Karadima y, al mismo tiempo, por el otro lado, encubriendo sus abusos”.

“El Arzobispado reafirma su compromiso para que hechos tan dolorosos como éstos no se repitan nunca más en la Iglesia”, concluye el documento.

Puede leer el comunicado completo del Arzobispado de Santiago en: http://noticias.iglesia.cl/noticia.php?id=28815  

Etiquetas: Chile, Abusos sexuales, Caso Karadima

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios