Una nota editorial publicada por el Servicio de Información Religiosa del Arzobispado de México (SIAME), recoge la sorpresa de esta entidad por la sanción impuesta contra el gobernador electo por Sinaloa, quien durante su campaña electoral invocó el nombre de Dios en un acto público.

En la nota titulada "Intolerancia religiosa en leyes electorales", el SIAME informa que "el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación impuso una multa y amonestación pública al gobernador electo por Sinaloa, Mario López Valdez, por haber mencionado el nombre de Dios durante su campaña".

Según la nota, las autoridades electorales "argumentando puerilmente y guiados por el prejuicio y la intolerancia religiosa", decidieron "que las expresiones del político ‘contravienen el artículo 130 constitucional federal y el 117 bis de la ley electoral de Sinaloa’".

"El Arzobispado de México se sorprende del odio que existe en nuestro país hacia este tipo de manifestaciones religiosas, sobre todo porque somos una nación mayoritariamente católica y creyente de Dios. El propio Himno Nacional Mexicano, que se entona todos los días en los actos públicos, invoca respetuosamente el nombre de Dios", afirma el editorial.

El gobernador electo de Sinaloa, Mario López, dijo en un mitin: "Ganaré con el apoyo de la voluntad popular y la de Dios". El funcionario fue sancionado por el máximo tribunal electoral en México con una multa de dos mil dólares.

"La noticia le dio la vuelta al mundo a través de las agencias de información católicas, ya que no deja de ser una escandalosa información el hecho de que en México, según los criterios legislativos del procedimiento electoral, esto sea un delito que debe castigarse", agrega el editorial.

Más en América

Según recuerda SIAME, López Valdez fue candidato de la coalición formada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Convergencia, y en los comicios arrebató el gobierno de Sinaloa al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que lo tuvo bajo su poder durante más de ocho décadas.

  • Tags: