El vocero de la Arquidiócesis de México, P. Hugo Valdemar, dijo que si la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), decide avalar la adopción de menores por parte de las parejas homosexuales, la Iglesia respetará el fallo como respeta las leyes; pero seguirá condenando un acto que aunque puede ser legal, no es moral.

"Somos respetuosos, aunque no coincidamos con los puntos de vista morales. Estamos en un país laico y ahí entra la labor de la Iglesia de hacer conciencia en los fieles sobre los valores. Hacemos labor de evangelización", expresó a la prensa local.

El sacerdote recordó que los niños tienen derecho a criarse en un hogar compuesto por un padre y una madre para garantizarles un desarrollo integral. Sin embargo, reconoció que lo más probable es que la SCJN ratifique la ley dada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

"En realidad teníamos claridad que no iba a ser tan fácil poder argumentar (sobre la adopción de menores por parejas del mismo sexo) y no somos ilusos, es una discusión difícil y creemos que la decisión de los ministros será poco proclive a lo que queremos nosotros", señaló.

El P. Valdemar indicó que "sería lamentable que en determinado momento los ministros ratifiquen esa ley, la cual hemos visto con preocupación por la afectación que pueden tener los niños".

Como se recuerda, la Procuraduría General de la República presentó una demanda de inconstitucionalidad ante la SCJN para anular esta reforma aprobada en el DF. Sin embargo, el miembro de este tribunal, Sergio Valls, presentó un proyecto de dictamen que será debatido el 1 de julio y que avala la adopción de niños por parte de las parejas homosexuales.

Más en Vida y Familia

Según Valls, la Constitución protege todos los modelos de familia y no sólo el que está integrado por un padre, una madre e hijos.

  • Tags: