La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Hiniesta en Sevilla (España) dio a conocer los daños sufridos por la imagen de María Santísima de la Hiniesta Dolorosa.

El “domingo 11 de septiembre, algunos de los oficiales de la Junta de Gobierno, junto con el Hermano Mayor, que han asistido a celebrar la Eucaristía en la Parroquia de San Julián han advertido la aparición de algunas manchas en la saya y el forro del manto de camarín de María Santísima de la Hiniesta Dolorosa”, señala un comunicado de la hermandad.

“Inmediatamente se han puesto en contacto con el Sr. Cura Párroco de San Julián, responsable del templo, y otras personas habituales de la parroquia para recabar informaciones acerca del posible origen de las mismas”, prosigue el texto del 11 de septiembre.

“Ninguna de ellas ha sabido dar más datos sobre lo sucedido”, precisa el comunicado.

De acuerdo al diario español El Mundo, la saya o manto de la imagen fue rociada con lejía.

Más en España

Ante esta situación, prosigue el comunicado de la Hermandad, “la Junta de Gobierno ha decidido cambiar el atuendo de la Santísima Virgen esta tarde para estudiar los desperfectos de las prendas afectadas, así como su posible causa y valorar vías  para su arreglo”.

“Del mismo modo, queremos aclarar que la imagen de la Santísima Virgen se encuentra en perfecto estado”, señala el comunicado.

“Agradecemos a todos los hermanos y devotos el interés que han manifestado por el estado de nuestra Madre de la Hiniesta”, concluye.

La imagen original de María Santísima de la Hiniesta Dolorosa o Virgen de la Hiniesta en Sevilla, fue tallada hace varios siglos.

La imagen se consumió en un incendio en 1932 y se reemplazó. La nueva imagen se quemó nuevamente en 1936, y fue sustituida en 1937. Las dos últimas versiones fueron talladas por el artista Antonio Castillo Lastrucci.

En 2015, la Hermandad celebró los 450 años de la aprobación de sus reglas.

(El artículo continúa después)