6 de diciembre de 2016 1:40 pm

Argentina: Indignación y vergüenza del Arzobispado de Mendoza ante abusos

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Mons. Carlos María Franzini, Arzobispo de Mendoza. Foto: Arzobispado de Mendoza
Mons. Carlos María Franzini, Arzobispo de Mendoza. Foto: Arzobispado de Mendoza

El Arzobispado de Mendoza en Argentina reiteró su “más profundo dolor, indignación y vergüenza” y explicó las medidas canónicas tomadas ante los abusos sexuales ocurridos en un centro del Instituto Antonio Próvolo, que atiende a niños con problemas de audición y trastornos del lenguaje, en el que están involucrados dos sacerdotes y varios laicos.

La justicia declaró como imputados por los delitos de "abuso sexual agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores" a los sacerdotes: P. Nicolás Corradi, P. Horacio Corbacho; al administrativo, José Luis Ojeda; al monaguillo, José Bordón y al jardinero, Armando Gómez, todos trabajadores del lugar.

El testimonio de las siete víctimas que han declarado, indican que los abusos se remontarían a 2007 y sucedieron cuando los afectados eran todos menores de edad en la localidad de Luján de Cuyo.

En un segundo comunicado con fecha 2 de diciembre, el Arzobispado de Mendoza manifestó su claro rechazo a estos lamentables hechos.

Rechazamos cualquier acción de abuso contra menores y vulnerables o cualquier tipo de abuso, por considerarlo un grave delito humano, contrario a la fe y más aún cuando el abusador sea clérigo”.

El comunicado señala también que “comprendemos y compartimos el sufrimiento de toda la comunidad. Es un gran dolor. Al mismo tiempo los invitamos a unirnos para poder transitar este momento en busca de la verdad, la justicia y la paz y para procurar el mejor acompañamiento de quienes se sienten más dañados”.

A la fecha de emisión del comunicado, el Arzobispado precisó que “no hemos sido notificados de antecedes penales de los sacerdotes imputados. Tampoco hemos recibido denuncias o comentarios sobre irregularidades que hubieran sucedido en dicho Instituto; de haber ocurrido hubiéramos actuado inmediatamente”.

También señalaron que es importante que las denuncias “hayan salido a la luz y la justicia esté llevando adelante la investigación correspondiente” por lo que alentaron el esclarecimiento de los hechos y reiteraron como lo hicieron en el comunicado del 27 de noviembre su compromiso de cooperación con la justicia.

Asimismo, el Arzobispado de Mendoza precisó que quitaron “las licencias ministeriales a los sacerdotes acusados”, suspendieron “todo tipo de actividad pastoral en el predio del Instituto Próvolo” e informaron que la Congregación para la Doctrina de la Fe y la congregación para la Vida Consagrada tomaron “conocimiento de la situación, iniciando el proceso canónico correspondiente”.

También, se comunicaron vía telefónica con los Superiores de la Congregación del Instituto Próvolo, residentes en Verona, Italia, para “iniciar el proceso canónico que a ellos les corresponde”.

Otra medida tomada por el Arzobispado fue constituir una “Comisión de seguimiento y acompañamiento pastoral” para “afrontar los aspectos pastorales, educativos, psicológicos, jurídicos y comunicacionales” y así abordar la causa en forma “transparente, integral y transversal”.

A “los damnificados y sus familiares” dispusieron “el servicio de la fundación ACCIONAR para su acompañamiento profesional y a los docentes y no docentes el acompañamiento pastoral del Consejo de Educación Católica de Mendoza, (CONCEC)”.

El comunicado firmado por el Arzobispo de Mendoza, Mons. Carlos María Franzini; el Obispo Auxiliar, Mons. Dante Braida y  el Consejo Presbiteral de la Arquidiócesis, compuesto por 14 sacerdotes, reiteró su “disposición a dialogar, acompañar y sanar” y el “compromiso de arbitrar todo medio a nuestro alcance para que nunca más esto pueda suceder”.

Al comunicado se sumó la declaración en conferencia de prensa de hoy de Mons. Franzini, quien manifestó su compromiso de someter a periódicos análisis psicológicos y psiquiátricos a aquellos religiosos que trabajen en contacto directo con niños y ancianos.

Lea el comunicado AQUÍ

También te puede interesar:

Etiquetas: Argentina, Abusos sexuales, abusos, Arzobispado de Mendoza, Instituto Próvolo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios