Aplican eutanasia a padre de familia alcohólico de 41 años

Imagen Referencial / Foto: Flickr Bart Heird (CC-BY-NC-ND-2.0)
Imagen Referencial / Foto: Flickr Bart Heird (CC-BY-NC-ND-2.0)

DENVER, 05 Dic. 16 / 06:25 pm (ACI).- El caso del holandés Mark Langedijk, que solicitó la eutanasia a causa de su alcoholismo y depresión, ha generado controversia ya que en su país esta práctica solo se aplica a personas con enfermedades incurables.

Este hombre obtuvo la autorización solo con el argumento de que consideraba su vida como algo insoportable.

El holandés, que tenía 41 años y era padre de dos hijos, hizo una petición a la institución de Apoyo y Consultas para la Eutanasia en Holanda y esta fue aprobada por un médico.

Mark decidió que el 14 de julio sería “un bonito día para morir” y ese día, en la casa de sus padres y rodeado de sus familiares, su médico le colocó la inyección letal.

Esta situación desató la controversia y muchos objetaron esta decisión diciendo que en lugar de ofrecerle el suicidio, a Mark se le debió ofrecer la posibilidad de un tratamiento y apoyo para la depresión y la ansiedad.

El hermano de Mark, Marcel Langedijk escribió un artículo sobre la decisión de su hermano de suicidarse en un artículo publicado en la revista holandesa Linda.

En el indicó que Mark tuvo una “infancia feliz” y que sus padres lo amaban, pero hace ocho años se volvió alcohólico y durante ese tiempo estuvo en rehabilitación 21 veces.

También señaló que sus padres tenían la esperanza de que se recuperara, pero Mark optó por acabar con su vida.

El Dr. Greg Bottaro, psicólogo clínico en el Catholic Psych Institute, dijo a ACI Prensa que este caso ha enviado un mensaje “devastador” a las personas que están luchando con una enfermedad mental.

“Al presentar esta posibilidad, trae un cuestionamiento a la gente que está desesperada y les da una mayor razón para creer que es mejor rendirse”, indicó.

Por su parte, miembro de Parlamento británico, expresó su preocupación por el suicidio asistido de Langedijk y dijo que “una persona que es alcohólica necesita apoyo y tratamiento para superar su adicción y no ofrecerle la eutanasia”.

“Es una vez más una señal preocupante de cómo la eutanasia legalizada socava en otros países el tratamiento y ayuda que los más vulnerables deben recibir ", expresó.

En el año 2002 Holanda se convirtió en uno uno de los primeros países donde se legalizó la eutanasia. Las condiciones para que esta se aplique es que la persona tenga una enfermedad incurable.

Según indicó el diario El Mundo, en el año 2015 se practicaron 5.516 eutanasias, y 56 de estas fueron a pacientes con trastornos psiquiátricos.

El pasado mes de octubre, los ministros de salud y justicia enviaron una carta al Parlamento holandés pidieron que se extienda la aplicación de la eutanasia a "las personas que estén convencidas de que su vida terminó deberían poder ponerle fin de una forma digna, de acuerdo a unos criterios estrictos y cautos".

Traducido y adaptado por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar:

Etiquetas: Eutanasia, Holanda, Suicidio asistido, Padre, alcoholismo

Comentarios

Todos los mensajes del Papa en Colombia
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

ACI Prensa en Snapchat
El blog de Mons. José Gómez