21 de abril de 2020 - 9:37 PM

Ante coronavirus, Arzobispo pide el fin de la guerra civil en Camerún

Redacción ACI Prensa

Mons. Andrew Nkea Fuanya acompaña a una mujer cuya casa fue incendiada. Crédito: Dominio público
Mons. Andrew Nkea Fuanya acompaña a una mujer cuya casa fue incendiada. Crédito: Dominio público

El Arzobispo de Bamenda (Camerún), Mons. Andrew Nkea Fuanya, pidió que ante la pandemia del coronavirus se alcance la paz y cese el conflicto anglo-francófono que afecta al país desde 2016.

“Tras muchos años de pelear y matarse unos a otros, ahora es tiempo para la paz” y para alcanzar “la justicia y la reconciliación”, escribió el Prelado en una carta pastoral con fecha 17 de abril titulada “Ahora es tiempo para la paz”.

Las relaciones entre la mayoría francófona y la minoría anglófona han sido difíciles desde la independencia de Camerún en 1961, tras la unificación de la región francesa y la británica.

En 2016 se desató un sangriento conflicto armado, tras las fuertes protestas contra la decisión del Gobierno de Yaoundé de usar solo el idioma francés en los tribunales y las escuelas, lo que hizo que los hablantes de inglés proclamaran la independencia de su región a la que llaman Ambazonia.

Desde entonces la violencia no ha cesado, y el conflicto se agravó con la delincuencia común. A causa de los enfrentamientos han muerto más de 2 mil personas, unas 700 mil han sido desplazadas a países vecinos como Nigeria y unos 800 mil niños no van a la escuela.

Los anglófonos son aproximadamente el 20% de la población del país y siempre se han expresado en contra de la marginalización que sufren por parte de los francófonos que dirigen el país.

El Arzobispo lamentó que en este tiempo “pueblos e instituciones han sido incendiados y dejados en ruinas. Miles de personas han sido desplazadas y otras están ahora refugiadas en países vecinos y viven en condiciones infrahumanas”.

“Incluso mientras escribo esta carta pastoral, los secuestros, los enfrentamientos y los asesinatos siguen en varias zonas de nuestra arquidiócesis y no parece haber ningún signo de que esto pare pronto. Para empeorar todo, tenemos el problema del coronavirus”, lamentó el Prelado.

El Arzobispo resaltó que “la paz debe construirse constantemente. Es un camino que hacemos juntos por el bien común, la verdad y el respeto a la ley. Escucharnos unos a otros puede llevar a un entendimiento y estima mutuos e incluso poder ver en el enemigo el rostro de un hermano o hermana”.

Tras alentar a no recurrir a la venganza, el Arzobispo de Bamenda destacó que “solo podemos lograr la paz verdadera y duradera si estamos listos para el diálogo, un diálogo al servicio de la justicia y la paz”.

Según la Universidad Johns Hopkins, en Camerún hay 1.163 casos confirmados de coronavirus, con 43 fallecidos.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI África

Etiquetas: violencia, Paz, guerra, Camerún, coronavirus, Covid-19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios