18 de agosto de 2018 2:17 pm

Animan a responder con la ira de Jesús ante escándalo de abusos en Pensilvania

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Jesús expulsa a los mercaderes del templo, pintura de El Greco. Foto: Wikipedia / dominio público
Jesús expulsa a los mercaderes del templo, pintura de El Greco. Foto: Wikipedia / dominio público

El Arzobispo de Filadelfia (Estados Unidos), Mons. Charles Chaput, propuso a los católicos que respondan con la “ira que da buenos frutos” al escándalo de los abusos sexuales en Pensilvania.

En su columna titulada “En la ira, el dolor y el futuro” publicada el 17 de agosto en CatholicPhilly.com, el Arzobispo reflexionó sobre la reacción adecuada para los católicos tras conocerse el informe de la Corte Suprema del estado de Pensilvania que da cuenta de más de mil casos de abuso sexual cometidos por miembros del clero durante los últimos 70 años en las diócesis de Allentown, Erie, Greensburg, Harrisburg, Pittsburgh y Scranton.

Tras señalar que “la sustancia del informe es brutalmente gráfica y profundamente perturbadora como una crónica del mal infligido a cientos de inocentes”, Mons. Chaput explicó que “las únicas respuestas aceptables son el dolor y el apoyo a las víctimas, así como un esfuerzo integral para asegurar que estas cosas nunca más sucedan. Y la ira”.

“La ira –continuó– es una respuesta correcta y necesaria pero necesita ser una ira que dé buenos frutos, una ira guiada por el pensamiento claro, la prudencia y el deseo real de justicia. Ese tipo de ira es el que nos toca vivir esta semana y que siga con nosotros en los días venideros”.

El informe de 884 páginas fue escrito por 23 miembros de un gran jurado, que durante 18 meses examinó medio millón de páginas de documentos. El FBI ayudó con la investigación de estos casos sucedidos entre 1947 y 2017.

La ira que propone Mons. Chaput debe ocupar el lugar de la “rabia que, para muchos, ha sido la emoción que han elegido”.

“Esta ira -continuó el Arzobispo- es la que Jesús mostró hacia los mercaderes del templo, los saduceos y los fariseos. No era algo meramente aceptable sino bueno y correcto, así como la ira que la gente de Filadelfia experimentó hacia la arquidiócesis luego de que en 2005 y 2011 el gran jurado diese a conocer su informe de modo similar a Pensilvania”.

Luego de relatar brevemente algunos de los esfuerzos que se han hecho en su arquidiócesis para asegurar el bienestar de los fieles y la sanación de las víctimas de abusos, Mons. Chaput resaltó que “reconstruir la confianza de nuestra gente y el ánimo de nuestros buenos sacerdotes solo puede obtenerse con el tiempo cuando se hacen las cosas bien”.

El Arzobispo Chaput también se adhirió a la reciente declaración del Cardenal Daniel DiNardo, presidente del Episcopado estadounidense, que el 16 de agosto se pronunció ante el informe de Pensilvania y el caso de Theodore McCarrick, pidiendo perdón por los abusos y anunciando una serie de medidas para que esto no suceda nuevamente, como una visita apostólica (investigación) que han solicitado realice el Vaticano.

Etiquetas: Abusos sexuales, Escándalo sexual, Iglesia en Estados Unidos, Pensilvania

Comentarios