23 de junio de 2020 - 3:52 PM

Alientan a seguir a Fray Mamerto Esquiú a través de las bienaventuranzas

Redacción ACI Prensa

Fray Mamerto Esquiú. Crédito: Provincia Franciscana de la Asuncion Río de La Plata.
Fray Mamerto Esquiú. Crédito: Provincia Franciscana de la Asuncion Río de La Plata.

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) manifestó su alegría por la pronta beatificación de Fray Mamerto Esquiú y alentó al pueblo fiel a seguirlo por el “camino de las Bienaventuranzas”.

Luego de que se anunció la autorización del decreto que reconoce un milagro atribuido a la intercesión de Fray Mamerto Esquiú y que permite su beatificación, los obispos expresaron el 22 de junio en una carta su alegría, “porque nuestro hermano es agregado por la Iglesia a los bienaventurados del Cielo”.

“Con la vida y obra de Fray Mamerto, Dios nos habla: ya sea para iluminar el camino de laicos, consagrados, sacerdotes y ciudadanos de buena voluntad, así como también a quienes compartimos el ministerio episcopal”.

“A todos nos recuerda nuestra bella vocación bautismal y la invitación del Señor a seguirlo por el camino de las Bienaventuranzas, a ser solidarios y generosos para construir una sociedad más justa y fraterna. Por este ideal evangélico palpitó el corazón incorrupto de Fray Mamerto Esquiú”, afirmó la Comisión Ejecutiva.

La carta también describe los lugares y momentos en los que Fray Mamerto Esquiú fue desarrollando su carácter.

Catamarca vio nacer, crecer en la fe y confirmar la consagración a Dios de Mamerto Esquiú a través de la Orden de los Franciscanos Menores. 

En tanto, la comunidad franciscana de Tarija (Bolivia) “fue testigo durante más de trece años de su vida ascética y virtuosa: docente, catequista, apasionado por la misión. Lo recordarán también por sus gestos nobles y fraternos en la convivencia cotidiana”.

Luego, la feligresía de la Diócesis de Córdoba “lo recibió como su pastor, y por su entrega generosa en los intensos dos años de su ministerio episcopal, lo guarda en su memoria como a uno de sus obispos sabios y misioneros, muy cercano al pueblo más probado”, aseguró.

En su labor hacia la patria argentina, Fray Mamerto Esquiú es reconocido como uno de los “ciudadanos más eminentes, por su protagonismo desinteresado en horas oscuras de nuestra historia nacional”, cuando los grupos políticos “solo resolvían sus diferencias por la vía de las armas”.

“Fue entonces que surgió la voz autorizada de Fray Mamerto, el hombre prudente, quien convencido de los valores supremos de la paz que alimentaba la espiritualidad del carisma de su Orden, deseaba ardientemente infundir en el corazón de sus compatriotas sentimientos de unidad y justicia”.

Asimismo, la Comisión Ejecutiva de la CEA destacó cuando “sus memorables sermones patrios” “fueron divulgados en todo el país y constituyeron un faro de referencia por su contenido pacificador, promoviendo el encuentro fraterno para deponer actitudes contrarias y acercar las partes a un ideal común: la prosperidad del pueblo de la nación, largamente esperada”.

Lea la carta completa AQUÍ 

Etiquetas: Argentina, franciscanos, Papa Francisco, causa de beatificación, Fray Mamerto Esquiú, Siervo de Dios, Decretos, Orden Frailes Menores, Provincia Franciscana de la Asunción del Río de la Plata

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios