16 de enero de 2015 5:08 pm

¿A Francisco le gusta ser Papa? La respuesta en un encuentro con 40 jesuitas

POR MARTA JIMÉNEZ | ACI Prensa

Papa Francisco. Foto: Daniel Ibañez
Papa Francisco. Foto: Daniel Ibañez

En su viaje pastoral a Filipinas, del 15 al 19 de enero, el Papa Francisco hizo una visita fuera de programa a la Nunciatura Apostólica de Manila, donde encontró a 40 sacerdotes jesuitas y explicó lo que se siente al ser Pontífice.

Después del encuentro con las familias, celebrado en el centro comercial Asia Arena el 16 de enero en Manila, el Papa Francisco encontró a algunos miembros, hermanos suyos, de la Compañía de Jesús.

Entre los sacerdotes estaba el Padre Antonio Spadaro, director de la revista jesuita Civiltà Cattolica, quien compartió con ACI Prensa algunos detalles del encuentro y develó la respuesta del Papa a la pregunta: “Santo Padre, ¿le gusta ser Papa?”.

El Pontífice respondió en español que “no le disgusta, y que no ha perdido la tranquilidad al ser Papa, sino que encontró un consuelo y gran paz en esto, considerándolo como algo natural que viene de Dios”.

Además, el Papa señaló que dentro de su ministerio en la Cátedra de Pedro “siente que su papel está muy relacionado con el haber sido párroco en la iglesia de San Miguel”, en Buenos Aires, y cuya experiencia pastoral le sigue inspirando para ser cercano con los fieles.

Por otro lado, el Santo Padre les habló sobre el papel del jesuita dentro de la Iglesia, resaltando el aspecto místico de la espiritualidad de San Ignacio de Loyola y recordando que el jesuita “es un hombre de frontera, transcendental, de discernimiento y que no tiene miedo. ¡Quien tiene miedo es como un viejo!”.

El Pontífice también destacó la importancia del examen de conciencia, que “es base fundamental del discernimiento. El examen de conciencia significa verificar la historia personal a la luz de Dios, lo que uno hace a lo largo del día, de modo que esto implica un dinamismo en la propia vida, ayudándote a buscar más allá de las ideas, o las reglas a las que puede reducir una ideología”.

Respondiendo a la pregunta de un capellán de un hospital filipino, el Santo Padre dijo que Cristo se refleja en la carne de los enfermos, y tocar a los enfermos es tocar la carne de Cristo.

El Papa subrayó también su admiración por el Padre Arrupe, (entonces Superior General de la Compañía de Jesús), resaltando que “fue un general que vivió el discernimiento a la luz del examen de conciencia y supo responder a este filón místico, más que ascético”.

Además, saludó a un jesuita proveniente de China y le regaló un Rosario. “Tengo un amor especial por China”, le dijo.

No es la primera vez que el Papa sorprende a los jesuitas durante sus viajes fuera del Vaticano. El Pontífice también encontró a la comunidad jesuita en su viaje a Corea el pasado mes de agosto, y a Turquía, a finales de 2014.

Etiquetas: Filipinas, Sri Lanka, Viaje del Papa Francisco a Sri Lanka y Filipinas

Comentarios