19 de enero de 2018 3:02 pm

Agresión a religiosas y robo sacrílego durante adoración eucarística en santuario mariano

Redacción ACI Prensa

Imagen de la Mater en el Santuario de Schoenstatt Bellavista / Comunicaciones Arzobispado de Santiago
Imagen de la Mater en el Santuario de Schoenstatt Bellavista / Comunicaciones Arzobispado de Santiago

En la tarde del jueves 18 de enero, cuando el Papa Francisco concluía la última etapa de su visita a Chile, delincuentes ingresaron al Santuario de Schoenstatt en Santiago, donde agredieron a un guardia y unas religiosas que se encontraban en plena adoración al Santísimo, para luego robar una histórica corona de la imagen de la Virgen María.

Se trata del Santuario Cenáculo Schoenstatt Bellavista, lugar donde se encuentra la imagen de la “Mater” coronada por el fundador del este movimiento apostólico, P. José Kentenich, en 1949.

En declaraciones a Comunicaciones del Arzobispado de Santiago, la hermana Eugenia María Muñoz, de la comunidad de Schoenstatt, relató que a las 2:30 p.m. tres jóvenes entraron al Santuario en un auto sin patente.

“Agredieron y amarraron al guardia con un cable de teléfono. Luego se dirigieron al templo”, señaló la religiosa.

En el templo las hermanas estaban en adoración al Santísimo, cuando “de repente se abre la puerta y entraron. Le dicen a una de las hermanas: -Tranquilita, tranquilita, y saltan al altar y sacan la corona de la imagen de la Mater”.

La hermana indicó que uno de los delincuentes dijo “esto es puro oro, me lo llevo”, cuando en realidad no lo es.

En la tarde de ese mismo día, luego de los peritajes de Carabineros en el Santuario, se realizó una Misa de desagravio en el Santuario y, a través de un comunicado, el movimiento aclaró que la corona no tienen ningún valor material, pero sí espiritual y simbólico.

En ese sentido pidieron difundir el hecho y que todo aquel que tenga antecedentes de lo ocurrido no dude en informar.

También te puede interesar:

Etiquetas: Chile, Virgen María, Robo sacrílego, Iglesia en Chile, Profanación, Schoenstatt, Misa de desagravio, acto de desagravio

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App