16 de febrero de 2020 - 5:19 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 16 de febrero de 2020 5:45 pm

Agradecida por superar un tumor niña pide fiesta de Nuestra Señora Aparecida

Redacción ACI Prensa

La pequeña Emanuelly en su fiesta de Nuestra Señora Aparecida  /  Crédito: Cortesia Dayane Layne
La pequeña Emanuelly en su fiesta de Nuestra Señora Aparecida / Crédito: Cortesia Dayane Layne

La pequeña Emanuelly Lara Almeida Costa (más conocida como Manu) conmovió las redes sociales el mes pasado cuando eligió la decoración de Nuestra Señora Aparecida para su quinto cumpleaños, como una forma de agradecimiento después de superar un tumor en su ovario izquierdo.

La fiesta de Manu se realizó el 12 de enero en Ouro Preto, en el estado brasileño de Minas Gerais. Según su madre, Dayane Layne Teixeira, ya era un antiguo deseo de la niña, quien desarrolló una gran devoción por la Patrona de Brasil y quería agradecerle de esa forma por la intercesión para su curación.

Dayane Layne contó al periódico brasileño “O Liberal” que el tumor en el ovario izquierdo de Manu fue descubierto hace dos años, "después de 12 infecciones urinarias y 6 hospitalizaciones".

"Los médicos no sabían cómo decir lo que tenía, dijeron que era una desviación, los exámenes mostraron solo infección, que era una bacteria, pero al mismo tiempo no lo era", recordó.

Fue solo en la sexta hospitalización, cuando la madre de la niña ya estaba "desesperada", que entonces le dijo a los médicos que "ya no quería que la engañaran" y que no les dejaría darle tantos antibióticos a la niña "sin saber realmente lo que tenía".

"Ya no quería que mi niña sufriera y pedí un especialista", relató. Luego, pudo referirse a un especialista y realizar pruebas de imagen más específicas, que descubrieron el tumor.

Después del diagnóstico, el médico afirmó que aunque era un tumor benigno, "la cirugía era necesaria para que no se volviera maligno". Por lo tanto, la familia de Manu comenzó "otro viaje" para poder realizar la cirugía. “Manu estaba empeorando, perdía fuerza y yo junto con ella, de verla en ese estado. Pero nunca perdí mi fe en Nuestra Señora y, gracias a Ella y nuestras oraciones, logramos la operación ", narró "O Liberal".

Dayane recordó, en declaraciones a ACI Digital -agencia en portugués del Grupo ACI-, una ocasión en la habitación del hospital cuando la niña "tenía mucho dolor" y dijo "mamá, vamos a rezar". "Oramos y decía que tenía que pedirle a la Madre del Cielo para podernos ir".

Fue así como se desarrolló "la devoción de ella" en Nuestra Señora Aparecida, dijo Dayane. "Al hablarle tanto y mostrarle la devoción que tengo, como madre, en Nossa Senhora Aparecida, que es demasiado grande, y demostrar que no todo se pierde en la vida y que tener fe no pasa nada malo".

Después de la recuperación, Manu pidió que su fiesta de cumpleaños fuera con el tema de la Patrona de Brasil. Para "O Liberal", la madre de la niña reveló que en ese momento no había "puesto mucha fe en su solicitud, ya que era reciente".

Al cumplir 4 la pequeña Manu repitió la solicitud. En esa ocasión, sin embargo, Dayane no pudo cumplir el sueño de su hija y prometió que lo haría a los 5 años "si estuviera trabajando".

La pequeña no olvidó y para la fiesta de los 5 años volvió a pedir que el tema fuera "Madre del Cielo". Y así la familia cumplió el sueño de Manu, con imágenes de la Virgen Aparecida, rosarios como recuerdos e incluso un vestido azul, del color del manto de Nuestra Señora.

Además de emocionar a los invitados y las redes sociales con su solicitud y agradecimiento a Nuestra Señora Aparecida, Manu generó aún más conmoción al pedir en el momento del 'feliz cumpleaños' para cantar la canción 'Mãezinha do Céu'. El video de ese momento se volvió viral.

"Por todo lo que le sucedió la veo como mi pequeña guerrera, una niña bendecida porque en esa pelea que casi la pierdo, oramos juntas", declaró Dayane a ACI Digital, enfatizando que su hija era "una fuerza de apoyo, un aprendizaje para nosotros, a tener más fe, porque sin fe no somos nada”.

Hoy, Manu cultiva su devoción a Nuestra Señora, tiene su propio "rosario" y continúa alentando a la familia a seguir el camino de la fe. "Ella me habla: 'Mami, hoy es domingo, hay misa'. O pregunta: ‘¿Qué día es domingo? Porque voy a misa", dijo la madre.

Por esta razón, Dayane señaló: "Tengo que dar gracias a Nuestra Señora Aparecida, que nunca nos abandonó y estuvo a nuestro lado". Así que ahora tiene la intención de ir con su hija a la Casa de la Madre, es decir, al Santuario Nacional de Aparecida.

"La devoción de Manu a Nuestra Señora Aparecida es ilustrada, es una bendición en mi vida", concluyó.

Etiquetas: Virgen de Aparecida, Nuestra Señora Aparecida

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios