Durante la primera Audiencia General de este Tiempo de Adviento 2022, el Papa Francisco indicó que es un momento propicio para “hacer un buen examen de conciencia”, pedir perdón al Señor y “volver al buen camino”.

“Hemos comenzado el Tiempo de Adviento, en preparación de la venida de Jesús. Es un momento propicio para hacer un buen examen de conciencia y, si encontramos algo que no está bien, pedir perdón al Señor y volver al buen camino. Que Dios los bendiga y que la Santísima Virgen los proteja”, dijo el Papa este miércoles 30 de noviembre.

Además, al saludar a los fieles de lengua francesa, el Santo Padre invitó a vivir con esperanza este tiempo de Adviento y a implorar “fervientemente al Príncipe de la Paz que traiga consuelo a nuestros corazones heridos, así como a las naciones probadas por guerras y crisis de todo tipo, para una vida digna y serena”.

Luego, el Papa rezó para que todos vivan “un camino fecundo de Adviento, para acoger en Navidad al Niño Jesús, Hijo de Dios y Príncipe de la Paz”.

Finalmente, al dirigirse a los peregrinos de lengua polaca, el Santo Padre invocó a la Virgen María “quien nos acompaña en el camino de Adviento” para que obtenga para todos “el don de un corazón abierto a Dios y a los demás”.

Previamente, en el primer Domingo de Adviento, el Papa Francisco propuso como modelo a seguir a la Virgen María, “Mujer de la porque es la “Mujer de la espera, que supo captar el paso de Dios en la vida humilde y oculta de Nazaret y lo acogió́ en su vientre”.

Más en Vaticano

Además, al concluir el rezo del Ángelus del 27 de noviembre, el Papa invocó a la Virgen Santa para que “nos ayude en este camino de estar atentos para esperar al Señor que está y que pasa”.

Un día antes, en la vigilia del comienzo del Tiempo de Adviento 2022, el Santo Padre invitó a rezar durante el Adviento para mantener “encendida en nuestra vida la lámpara de la fe” para prepararnos hacia la Navidad.

Así lo escribió el Papa en un mensaje enviado a través de su cuenta oficial de Twitter @Pontifex_es.

“En este tiempo de Adviento, pidamos al Señor que nos ayude a mantener encendida en nuestra vida la lámpara de la fe y a estar preparados para recibir su visita, que nos llena de paz y alegría”, alentó el Papa Francisco.

 

(El artículo continúa después)