11 de diciembre de 2020 - 11:24 AM

Acusan al Gobierno argentino de usar aborto para tapar su fracaso en políticas públicas

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Damir Spanic en Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Damir Spanic en Unsplash.

Durante la discusión del proyecto de legalización del aborto, la diputada Gisela Scaglia criticó al Gobierno de Alberto Fernández por su “oportunismo político” de querer tapar su fracaso en políticas públicas con el debate de una práctica que acaba con la vida de los no nacidos. 

Por más de 20 horas, del 10 al 11 de diciembre, la Cámara de Diputados discutió el proyecto de legalización del aborto, que fue aprobado con 131 votos a favor, 117 en contra y 6 abstenciones. Ahora deberá ser debatido en el Senado.

La diputada Gisela Scaglia, del bloque PRO por Santa Fe, denunció durante el debate que con el proyecto de legalización del aborto el Gobierno quiere “tapar todos los desaciertos y errores, irónicamente en nombre de la salud pública”.

“Buscan algo que festejar en una Argentina de desempleo, de inflación, de crisis económica, de ajuste a los jubilados. El único festejo que se les ocurre es el aborto”, expresó Scaglia.

“Esto es inoportuno” y “hay oportunismo político”, denunció.

“Lo que es más triste es que hay fracaso del Estado, fracaso y ausencia del Estado en sus políticas de salud pública, no solo en la batalla contra la pandemia, sino también en la posibilidad de acompañar a todas las mujeres con políticas serias”. 

“Basta de doble discurso”, criticó, e indicó que la legalización del aborto y el “programa de los 1000 días” que también se votó en la jornada son dos proyectos contradictorios.

En el de los 1000 días “entienden la vida a partir de la semana 12 y en el otro (del aborto) le permiten a la mujer abortar hasta la semana 14. No pudieron ponerse de acuerdo ni siquiera en establecer cuál era el principio de la vida humana”, criticó Scaglia.

La diputada también dijo que legalizando el aborto tratan de “transformar un delito en un derecho”, pero “no es un derecho humano el acto de decidir sobre la vida de otra persona”. 

“Esta es sin lugar a dudas una de las traiciones más grandes que este Congreso está votando en nombre de los derechos humanos que dice defender”, concluyó la diputada por Santa Fe.

A su turno, Adriana Ruarte de Juntos por el Cambio por la provincia Entre Ríos, expresó que Argentina transita una de las “peores crisis” de su historia.

La pandemia “dejó casi al 50% de los argentinos bajo la línea de la pobreza” y, de avanzar el proyecto de jubilados, que recibió media sanción en el Senado el 10 de diciembre, generará otros siete millones de pobres.

En ese escenario, el proyecto del aborto “lo único que hace es desnudar el fracaso de las políticas públicas en materia sanitaria, educativa, social y económica”, aseguró Ruarte.

“Legislar tiene que ver con dar los derechos, pero también con preservar la consistencia del ordenamiento jurídico integral”, aseguró.

En ese sentido, “el Estado debe llegar antes del embarazo no deseado” a través de políticas públicas que fortalezcan la educación sexual integral, el acompañamiento a la mujer embarazada y la protección de la maternidad, entre otras acciones.

También, Estela Regidor Belledone de Juntos por el Cambio en Corrientes, expresó que Argentina pasará a la historia “por números tristísimos”. 

“El segundo lugar con peor manejo de pandemia del mundo, décimo lugar en el ranking de fallecidos por millón y segundo en América del sur, noveno en el ranking con países con mayor contagio”.

“Más del 60% de niños pobres, más de cuatro millones de puestos de trabajo perdidos, la caída del producto bruto más importante de la historia, el segundo país con más inflación del mundo después de Venezuela”, señaló Belledone.

Aun así, “la Argentina hoy está tratando en este Congreso la legalización del aborto, en el mes más caro a los afectos y sentimientos de todos los argentinos”, expresó.

“Si este proyecto llegara a ser ley, pasaremos a la historia por haber legalizado la muerte del ser en su estado más indefenso en su etapa inicial, ese ser que es un ser humano”, lamentó Belledone.

En tanto, la diputada de la Coalición Cívica ARI-Cambiemos, Marcela Campagnoli, expresó que la pandemia que ya ha dejado más de 40 mil fallecidos, también dejó “a niños sin clases”, “a mujeres sin poder asistir a sus controles médicos”, “a PyMEs cerradas y mujeres sin trabajo”.

“¿Vamos a poder parar la mortalidad materna, que se reduce con educación, con control obstétrico, con control prenatal, con agua potable, controlando la desnutrición?, ¿Realmente creen que con un 44% de pobres que tenemos vamos a poder garantizar estas necesidades que son prioridades para nuestras mujeres?”, cuestionó Campagnoli.

A su turno, Carmen Polledo de Junto por el Cambio por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, insistió que en el “peor año para la humanidad”, Argentina también está afectada por una “gran crisis que no es solo sanitaria sino que producto de la pandemia, el aislamiento y las pésimas expectativas que despierta este gobierno, ha afectado gravemente al aparato productivo, la educación, las relaciones familiares, la salud física y psíquica”.

“La legalización del aborto no es un reclamo de nuestras mujeres sino de grupos militantes que han quedado atrapadas en consignas del pasado”, expresó.

“El aborto es algo que debemos evitar, no legalizar”, afirmó Polledo. 

Discusión proyecto del aborto

El 17 de noviembre, Alberto Fernández presentó el proyecto del aborto junto al llamado “Proyecto de los 1000 días o de “Atención y cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia”, desarrollado por el ministerio de Desarrollo Social.

Esta acción fue calificada por la Red Federal de Familias como una “engañosa estrategia”, además de recibir numerosas críticas de otras organizaciones debido al contexto sanitario en el que se encuentra Argentina.

Luego de esto, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y los presidentes de las comisiones de Legislación General, de Legislación Penal, de Acción Social y Salud Pública, de Mujeres y Diversidad, aprobaron que el trámite del proyecto tomase diez días. Del 1 al 3 de diciembre se escucharon a 70 expositores a favor y en contra del aborto y el miércoles 9 se aprobó el dictamen que se discutió en el pleno.

Durante las sesiones antes las comisiones, el ministro de Salud, Ginés González García, calificó de “fenómeno” a los bebés en el vientre materno. Esto le valió numerosas críticas.

Durante todo el jueves 10 y la madrugada del viernes 11, miles de activitas provida y proaborto se reunieron en los alrededores del Congreso de la Nación, mientras se realizaba el debate.

En abril de 2018 la Cámara de Diputados también aprobó un proyecto de ley del aborto, con 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención.

Sin embargo, luego de un intenso debate, el Senado rechazó el proyecto por 38 votos contra 31, dos abstenciones y una ausencia.

Etiquetas: Aborto, Argentina, debate, Defensa de la vida, Legalización del aborto, Parlamento, Diputados, proyecto de aborto

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios