25 de junio de 2020 - 12:04 PM

ACN lanza campaña de donación para sostener a cristianos afectados por pandemia

Redacción ACI Prensa

Religiosa atiende a enfermo. Crédito: ACN
Religiosa atiende a enfermo. Crédito: ACN

El coronavirus amenaza al mundo de una forma “inesperada y devastadora”, y dentro de los más afectados están los cristianos perseguidos y otros que ya eran pobres desde antes de la pandemia; a ellos la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) está atendiendo, pero sin embargo necesita de donaciones para continuar su labor.

Mientras “cerca de un tercio de la humanidad se encuentra en cuarentena” o confinamiento para evitar contagiarse del coronavirus, “más de la mitad” de personas en el mundo viven en situación de pobreza y vulnerabilidad; y no solo están más expuestos a ser afectados por el virus, sino también por la terrible crisis económica, que “aumenta sus sufrimientos”, señaló ACN.

En este grupo se encuentran también los cristianos de los países donde sufren persecución y pobreza desde antes de la pandemia. Frente a este crítico contexto, ACN informó que brinda soporte humano, espiritual y material en 140 países del mundo, para aliviar sus necesidades más urgentes.

Por ejemplo, en Ucrania, la fundación pontificia apoya a las comunidades religiosas cuyos miembros “luchan en primera línea contra el COVID-19”, como “enfermeras, cuidadoras de ancianos y agentes parroquiales que acuden a los que no tienen nada, ni a nadie”.

En Uganda, donde ha aumentado la pobreza debido a que sus habitantes no pueden trabajar por la cuarentena, ACN informó que respalda la labor de los misioneros de San Francisco de Sales, que “han decidido dar de comer a cien familias” de seis a diez integrantes, y brindarles “desinfectantes y vitamina C” para fortalecer su sistema inmunológico.

Asimismo, la fundación pontificia recordó que durante años ha capacitado a pequeñas comunidades cristianas que ahora, frente a la crisis actual del coronavirus, dirigen las obras de caridad hacia los más necesitados “de forma más ordenada y eficaz”. 

“Estamos seguros de que los benefactores de ACN nunca hubieran pensado que con su ayuda estas comunidades podrían ser ahora un foco de consuelo durante la crisis del coronavirus”, señaló la hermana Christin, de las Hermanas de la Caridad Cristiana.

“Sabemos que allí donde alguien sufre, Cristo está presente. No podemos echarnos atrás, especialmente ante las situaciones de mayor dolor”, son las palabras del Papa Francisco, a partir de las que la fundación pontificia se inspira para desplegar los esfuerzos necesarios para atender a los más afectados en esta emergencia.

Para que ACN pueda continuar atendiendo a los más necesitados ha creado un “Fondo de Emergencia” cuya meta es reunir cinco millones de euros “para apoyar el trabajo de religiosos y misioneros” que cuidan de las “comunidades más vulnerables durante esta crisis”, y también, “para dar soporte asistencial a los sacerdotes que sufren” en medio de la pandemia.

Las personas interesadas en realizar donaciones para apoyar la obra de ACN frente al COVID-19, pueden ingresar AQUÍ.

ACN fue fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde el 2011. Desde sus inicios está “al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad”.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Pobreza, Ayuda a la Iglesia Necesitada, donaciones, ACN, ayuda humanitaria, campaña de solidaridad, coronavirus, pandemia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios