6 de mayo de 2021 - 9:43 PM

Abren causa de beatificación de misionero claretiano asesinado por terroristas musulmanes

POR CYNTHIA PÉREZ | ACI Prensa

P. Rhoel Gallardo. Crédito: Sitio web de los Misioneros Claretianos.
P. Rhoel Gallardo. Crédito: Sitio web de los Misioneros Claretianos.

 

La causa de beatificación del P. Rhoel Gallardo, sacerdote claretiano asesinado por extremistas musulmanes hace más de 20 años, fue abierta oficialmente hace unos días en Filipinas.

El 3 de mayo, la Iglesia en Filipinas conmemoró el 21° aniversario del martirio del P. Gallardo, sacerdote que fue torturado y asesinado por terroristas de Abu Sayyaf, un grupo yihadista afiliado actualmente al Estado Islámico (ISIS) que busca crear un califato en el sur de Filipinas, y que es conocido por ejecutar a sus rehenes, incluidos varios extranjeros.

En el marco del aniversario, Mons. Leo Magdugo Dalmao, el Obispo de la Prelatura Territorial de Isabela, provincia de Basilan, en la región de Mindanao (Filipinas), celebró la Misa con otros sacerdotes en la parroquia San Vicente Ferrer, en la ciudad de Sumisip, donde el P. Gallardo sirvió, señaló UCA News.

Durante el evento, al que asistieron decenas de feligreses y amigos del sacerdote mártir, Mons. Dalmao anunció el inicio de la causa de beatificación del P. Gallardo y recordó su entrega generosa a la Iglesia Católica y su martirio, indicó.

“El P. Rhoel Gallardo se ofreció como voluntario para ir a Mindanao cuando el sacerdote asignado allí se enfermó, en junio de 1999. Se desempeñó como director de Claret School of Tumahubong, en Basilan, y como párroco”, dijo Mons. Dalmao, según UCA News.

“El 20 de marzo del año 2000, el grupo terrorista atacó y quemó la escuela” católica primaria de los claretianos; y luego tomó como rehenes por seis semanas al P. Gallardo y “a otras 52 personas, incluidos profesores y estudiantes”, agregó.

UCA News informó que poco después del ataque, el grupo terrorista liberó a algunos rehenes, pero mantuvo al P. Gallardo, porque lo veían como un cautivo de “alto valor”; pero lo asesinaron cuando las fuerzas del gobierno lanzaron un operativo para liberarlos.

Según Asia News, el 3 de mayo de 2000 se produjo un tiroteo entre los yihadistas y el ejército, del que resultaron muertos tres maestros y cinco niños. El sacerdote tenía 33 años en el momento del asesinato.

UCA News informó que según declaraciones de testigos, “el P. Gallardo había tratado de proteger a los otros cautivos e incluso había evitado que algunas mujeres rehenes fueran violadas por sus captores. También brindó liderazgo espiritual y animó a otros a no perder la esperanza”. Además, indicó que un examen de su cuerpo reveló que fue torturado antes de recibir varios disparos.

El P. Ángel Clavo, sacerdote claretiano que promueve el diálogo entre cristianos y musulmanes en Mindanao, dijo a Asian News que el P. Gallardo “fue el primer sacerdote secuestrado que asesinaron en Basilan”.

Explicó que antes “hubo otros sacerdotes y religiosas secuestrados, incluso golpeados; pero al final todos fueron puestos en libertad”. Señaló que la misión en Basilan es muy significativa en la historia de la congregación, que tuvo que afrontar secuestros de sacerdotes desde sus inicios.

“Nuestra congregación llegó allí en 1951, invitada por el entonces Obispo de Zamboanga, cuando fuimos expulsados ​​de China en la década de 1950”, dijo. Recordó que fue con los claretianos que la comunidad católica se convirtió en prelatura apostólica y que él también fue misionero en Basilan, pero “tuve que dejarlo en 1972, cuando secuestraron a otro de mis hermanos”.

Finalmente, dijo que el P. Gallardo es recordado en Filipinas como un mártir y “héroe” que dio su vida por Cristo y por sus fieles desde que llegó a la misión hasta el último aliento.

“Los otros rehenes dijeron que no quiso entregar la cruz y el rosario, como pretendían los milicianos. Por eso lo torturaron arrancándole las uñas. Sufrió mucho y como director de la escuela, incluso en el cautiverio, se preocupó en primer lugar por los profesores y los niños que le habían sido confiados. Ofreció su vida por las personas que estaban con él”.

Los católicos en Filipinas admiran y tienen mucho cariño al P. Gallardo y confían que pronto llegará a los altares. Según UCA News, la Prelatura Territorial de Isabela señaló que “espera que el P. Rhoel Gallardo eventualmente sea declarado santo”; y muchos feligreses creen que “merece la santidad por el ejemplo que dio”.

Frances Arnaiz, un feligrés de la región de Mindanao, dijo a UCA News que el P. Gallardo “podría haber elegido escapar, pero no lo hizo. Rezó el Rosario junto con sus compañeros de cautiverio. Él eligió sufrir con ellos”.

Etiquetas: Sacerdote asesinado, Filipinas, beatificación, terroristas musulmanes, víctimas del ISIS, Iglesia en Filipinas, causa de beatificación, claretianos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios