Los abortos legales en los Estados Unidos se redujeron en más del 6% en los primeros seis meses que siguieron a la anulación por parte de la Corte Suprema del fallo Roe vs. Wade, que en 1973 permitió la legalización de esta práctica en todo el país.  

La sentencia Roe vs. Wade fue anulada por la Corte Suprema el viernes 24 de junio de 2022.

Según un informe de la organización abortista Society of Family Planning, el número promedio de abortos mensuales disminuyó de 82.270, en los dos meses anteriores a la derogación de Roe vs. Wade, a 77.073 en los seis meses posteriores a la decisión judicial.

Esta es una disminución mensual de alrededor de 5.377 abortos, lo que representa 32.260 abortos menos en seis meses.

Aunque la cantidad de abortos fluctuó mes a mes, en todos los meses posteriores a la decisión de la Corte Suprema se practicaron menos abortos que en abril de 2022.

La tasa nacional de abortos cayó en abril de 13.2 por cada 1.000 mujeres en edad reproductiva, a 12.3 por cada 1.000 durante los seis meses después de la derogación.

Más en América

Los estados que prohibieron la mayoría los abortos o impusieron fuertes restricciones experimentaron una fuerte caída en las tasas de aborto. 

Los estados con la mayor disminución durante este periodo de seis meses fueron Texas, con 15.540 abortos menos; Georgia, con 10.930 abortos menos; Tennessee, con 6.560 abortos menos; y Ohio, con 4.920 abortos menos. 

En cambio, los estados que mantuvieron el aborto legal experimentaron un aumento de esta práctica.

A pesar de que las cifras totales de aborto disminuyeron, el informe encontró un aumento en los abortos brindados a través de clínicas de salud virtuales, que crecieron cada mes después de la decisión de la Corte Suprema. 

En abril se realizaron 3.610 abortos a través de telesalud. En diciembre, ese número aumentó, en un 137%, a 8.540 abortos. 

Asimismo, mientras que en abril el 4% de todos los abortos se realizaron a través de telesalud, en diciembre representó el 11% de las prácticas.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email

La iniciativa proaborto #WeCount presentó recientemente un reporte con datos proporcionados por conocidos proveedores de servicios de aborto. 

El informe incluyó cifras del 83% de los proveedores de servicios de aborto legal en los Estados Unidos y proporcionó estimaciones para el 17 % restante, pero no consideró los abortos ilegales. 

Ushma Upadhyay, quien copreside #WeCount, expresó su frustración por la disminución de los abortos. 

“Los datos de #WeCount muestran cuánto se ha interrumpido la atención del aborto a raíz de la decisión de la Corte Suprema de revocar Roe”, declaró Upadhyay en un comunicado. 

“Sabemos que cuando alguien quiere abortar, pero no puede hacerlo, el impacto en sus vidas puede ser devastador, económica, física, social y psicológicamente. Multiplique ese impacto por miles, y ese es el panorama del acceso al aborto en este momento”, comentó.

Por su parte, las organizaciones provida manifestaron su entusiasmo por los resultados.

“¡La noticia de que los abortos en este país se redujeron en 32.260 en los seis meses posteriores a la decisión de Dobbs vs. Jackson es absolutamente maravillosa!”, expresó a CNA –agencia en inglés de EWTN– Carol Tobias, presidente del Comité Nacional por el Derecho a la Vida. “Las mujeres están eligiendo la vida para sus hijos”, subrayó. 

“Con gobernadores a favor del aborto y una administración de [Joe] Biden haciendo [todo] lo posible para que el aborto sea fácilmente accesible, los provida deben hacer aún más para ayudar y alentar a las mujeres a elegir la vida”, agregó.

Tessa Longbons, investigadora sénior del Instituto Lozier, señaló que aunque ha habido un repunte en algunos estados, los datos generales muestran que la legislación ha sido efectiva.

“Estos son datos directamente de la industria del aborto que muestran que las leyes provida están teniendo un impacto. [El informe] realmente apunta a la efectividad de esas leyes”, detalló Longbons.

Aunque los datos “apuntan a un buen comienzo”, agregó, “definitivamente hay potencial para un mayor progreso... para reducir aún más esos números”, sostuvo.

En 13 estados, los abortos están prohibidos en casi todos los casos. Otros cinco estados impusieron mayores restricciones al aborto desde la decisión de la Corte Suprema. En ocho estados, las restricciones se mantienen en el sistema judicial.

Traducido y adaptado por ACI Prensa. Publicado originalmente en CNA.