21 de julio de 2009 1:38 am

Aborto, divorcio e incomunicación amenazan a la familia, advierte Cardenal Rivera

Redacción ACI Prensa

Aborto, divorcio e incomunicación amenazan a la familia, advierte Cardenal Rivera

En su homilía dominical de la Misa que presidió en la Catedral metropolitana, el Arzobispo Primado de México, Cardenal Norberto Rivera Carrera, alertó que el aborto, el divorcio y la incomunicación amenazan a la familia de hoy.

"Cuando vemos a niños mendigando en las calles, ¿no son cómo las ovejas que nadie ha sabido cuidar?; cuando vemos el terrible crimen del aborto, ¿no viene a nuestra mente la multitud de hermanos nuestros que han sido rechazados en nuestra sociedad y familia?", cuestionó el Purpurado.

Asimismo, alertó que el divorcio muestra con crudeza el dolor de quienes tienen que tomar caminos divergentes; y que ante ellas todavía existen familias que se han sabido insertar en la comunidad en donde existe verdadera preocupación por el débil, por el menos dotado, y que sus miembros ponen lo mejor de sí para generar un buen ambiente.

En estos hogares, dijo luego el Cardenal, los esposos saben ser "generosamente responsables" con la vida, que no reducen a un don físico sino que se ocupan de la educación en valores humanos y morales, así como en el desarrollo intelectual y social de sus hijos.

En ese sentido, destacó la importancia de la función de cada uno de los integrantes de esta célula de la sociedad, sobre todo de quien funge como padre, al señalar que éste debe cuidar que no se perpetúen modelos que promuevan el machismo.

Añadió que en las familias se debe asegurar el cuidado de la madre en el hogar, pues esto es necesario para la atención de los menores sin que ello signifique que se deje de lado la promoción social de la mujer.

También subrayó que la familia debe ser una comunidad de vida donde se defienda este don, desde la concepción hasta la muerte natural, y en donde se acoja al enfermo, al débil y al necesitado de apoyo.

Si bien no existe la familia perfecta, concluyó el Cardenal, se puede lograr que esta célula de nuestra sociedad sea "reflejo vivo y participación real del amor de Dios por la humanidad, el amor de Cristo por la Iglesia, su esposa".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios