26 de enero de 2022 - 12:15 PM

Abortistas insultan a fieles en vigilia provida en Catedral de Estados Unidos

Redacción ACI Prensa

Manifestantes pro aborto gritan obscenidades a los fieles que asistieron a la Vigilia de Oración por la Vida en la Catedral de San Patricio, NY, el 22 de enero de 2022. Crédito: Joe Bukuras/CNA.
Manifestantes pro aborto gritan obscenidades a los fieles que asistieron a la Vigilia de Oración por la Vida en la Catedral de San Patricio, NY, el 22 de enero de 2022. Crédito: Joe Bukuras/CNA.

Grupos abortistas llegaron hasta la Catedral de San Patricio, en Nueva York, para insultar a los fieles que asistían a la iglesia durante una Vigilia de Oración por la Vida, el sábado 22 de enero, al día siguiente de la Marcha por la Vida, .

La Arquidiócesis de Nueva York organizó el 22 de enero la Vigilia de Oración por la Vida, en el marco del 49° aniversario de la sentencia de la Corte Suprema en el caso Roe vs. Wade, con la que el 21 de enero de 1973 se legalizó el aborto en Estados Unidos.

El Cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York, celebró la Misa a las 5:30 pm, y luego dirigió una hora de adoración eucarística en la Catedral de San Patricio, en el centro de Manhattan.

La iniciativa nació como respuesta al llamado de los obispos de Estados Unidos de hacer penitencia y oración por todos los ataques que se cometen en el país contra la dignidad de los niños no nacidos.

“Cuando una nación fundada sobre el derecho a la vida y la protección equitativa de la ley para toda vida, encuentra que tal acto de violencia es legal, como se hizo hoy hace 49 años al legalizar el aborto, esto es trágico”, dijo el Cardenal Dolan durante su homilía. “Eso no está bien. Eso no es natural. Esa no es la intención de Dios. Esa no es la intención de nuestro país”, agregó.

Cerca de 100 abortistas fueron a la Catedral de San Patricio para sumarse a una protesta violenta convocada por el grupo “New York City for Abortion Rights” (Ciudad de Nueva York por el Derecho al Aborto), a través de Instagram.

Según los testigos, muchos de los participantes usaron tambores y otros objetos ruidosos, que se podían escuchar dentro de la Catedral. Además, lanzaron gritos e insultos sin importar la presencia de niños.

La policía tuvo que intervenir para proteger a los asistentes a la vigilia de oración, desde niños pequeños hasta hombres y mujeres mayores.

Además de insultos, los abortistas gritaban frases como “gracias a Dios por el aborto”, “váyanse a casa fascistas, váyanse a casa” y “Nueva York los odia”.

Nathan Long, un padre de siete hijos de Dallas, Texas, que asistió a la vigilia con su hijo adolescente, y que pudo tener una breve interacción con uno de los abortistas, señaló que la mayoría de los manifestantes no están educados sobre el tema de la vida.

Parece que “simplemente no están informados” y “que han perdido el espíritu de Cristo”, dijo sobre el manifestante abortista. “Vivimos en una sociedad donde la gente solo quiere tomar la antorcha y enojarse por cualquier cosa”, agregó.

Hacia el final de la protesta violenta, los abortistas proyectaron sobre la fachada de la Catedral de San Patricio frases a favor del aborto como “Dios ama el aborto” y “Aborto para siempre”.

Esto acto vandálico se suma al del 20 de enero, cuando otro grupo abortista llamado “Catholics for Choice” (Católicas por el Derecho a Decidir) también proyectó consignas a favor del aborto en la fachada de la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, en Washington, D.C., durante una Misa y Hora Santa celebradas en la víspera de la Marcha por la Vida de la capital estadounidense.

Durante el ataque abortista del 22 de enero, otro de los lemas con los que atacaron a los feligreses fue: “¡Dejen de acosar a los pacientes!”.

La frase se refiere a la iniciativa de oración provida llamada “Witness for Life” (Testimonio por la Vida), que consiste en ofrecer una Misa y adoración eucarística. Luego, se realiza una procesión y rezo del Santo Rosario cerca a una sede de la multinacional del aborto Planned Parenthood.

Al terminar, se realiza una vigilia de oración frente a la clínica de abortos.

El 22 de enero, los abortistas repartieron volantes donde se lee que en la iniciativa “Testigos por la Vida” de los provida “no hay nada pacífico”, pues “intimidan a los pacientes a través de la oración, sosteniendo carteles ofensivos [y] haciéndose pasar por escoltas de clínicas para coaccionar a los pacientes”.

El grupo proaborto New York City for Abortion Rights suele protestar contra la iniciativa “Testigos por la Vida”. En julio de 2021, esta plataforma abortista fue noticia por interrumpir la procesión del Rosario para bloquear su trayecto hacia Planned Parenthood. Los agentes de policía tuvieron que escoltar la procesión para que pudiera avanzar, así como separar a los manifestantes proaborto. 

Al final de la protesta violenta del 22 de enero, una mujer, que parecía ser una organizadora del evento proaborto, anunció que que New York City for Abortion Rights realizaría otra protesta el 5 de febrero, durante el próximo evento de “Witness for Life”. Además dijo que pretenden detener la procesión del Rosario “con nuestros cuerpos”.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, violencia, Protestas, Iglesia en Estados Unidos, Aborto en Estados Unidos, ataque a iglesias, Católicos en Estados Unidos, odio a la fe, Ataque a católicos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios