19 de mayo de 2021 - 6:21 PM

Abogados católicos presentan recurso ante restricciones a Misas presenciales

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay (Dominio Público).
Imagen referencial. Crédito: Pixabay (Dominio Público).

La Corporación de Abogados Católicos de Argentina presentó una acción de amparo ante las medidas sanitarias decretadas por las autoridades que “violan flagrantemente” el ejercicio de la libertad de culto y de religión.

Hasta el momento se han registrado en Argentina más de 3,3 millones de contagios por coronavirus y más de 71 mil fallecidos.

De un total de 45 millones de habitantes, hasta el momento, un poco más de ocho millones han sido vacunados. Ayer martes 18 de mayo se registraron 35.543 nuevos contagios y 745 muertes, las cifras más altas desde el inicio de la pandemia.

El aumento de casos durante abril, sobre todo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que concentra un 40% de la población del país, llevó a las autoridades sanitarias a anunciar medidas más restrictivas a través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el pasado 30 de abril.

De esa forma, en las zonas con alerta epidemiológica y sanitaria como CABA y Provincia de Buenos Aires, se restringió el horario de circulación de las personas y el funcionamiento del comercio; se suspendieron las actividades deportivas, sociales, recreativas y religiosas en espacios cerrados y también las reuniones sociales de más de 10 personas en espacios públicos al aire libre.

En ese contexto, la Corporación de Abogados Católicos presentó una acción de amparo ya que el DNU vigente entre el 30 de abril y 21 de mayo "viola flagrantemente la libertad de culto y la libertad religiosa garantizadas en la Constitución Nacional y en los Tratados de Derechos Humanos”.

“La suspensión ha sido total, es decir sin excepción alguna, ni aun cumpliendo aforos y protocolos, lo que consideramos prohibido por el artículo 27, inciso 2, de la Convención Americana de Derechos Humanos”.

La norma viola "todos los principios de necesidad, proporcionalidad y temporalidad establecidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

También se “causa mayor daño que el que se quiere evitar exponiendo a los fieles a las inclemencias del tiempo con riesgo a su salud", dijo la Corporación en relación a la realización de Misas al aire libre con un máximo de 10 personas. 

En la acción de amparo, los abogados también manifestaron su sorpresa de “que se prohíban las celebraciones más tradicionales y sagradas en los templos, pero no programas televisivos en vivo de mero entretenimiento, que no poseen carácter informativo alguno”.

El 15 de mayo, en el programa “Claves para un Mundo Mejor”, el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Salud, Mons. Alberto Bochatey, aseguró que la espiritualidad es un derecho humano que “no lo puede ni conceder, ni quitar un gobierno de turno”.

Mons. Bochatey valoró la importancia de las medidas de sanitización para evitar contagios, pero sostuvo que existe “un derecho humano ancestral a vivir nuestra religiosidad, nuestra piedad, nuestro culto y que esto no lo puede ni conceder ni quitar un gobierno de turno”.

“Eso pertenece al ser humano, es un derecho humano que va más allá de cualquier realidad de gobiernos y de circunstancias. El gobierno, por supuesto, tiene la autoridad que le compete para actuar en estos momentos de pandemia” y realizar propuestas de cuidado.

El también Obispo Auxiliar de La Plata aseguró que decretar que solo 10 personas puedan asistir a Misa al aire libre y ninguna en espacios cerrados son medidas “totalmente inconsultas, desproporcionadas”.

Mons. Bochatey aseguró que en una reunión con el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, se habló de “separar el culto religioso de otras actividades como el fútbol, un restaurant, un espectáculo teatral, porque el culto no es una cosa más, tiene una entidad fenomenológica totalmente diferente y tiene que tener su categorización específica”.

En segundo lugar, dijo que “el culto es una actividad mucho más estática, la gente no se toca, está en su lugar, el saludo de la paz que es el único momento de intercambio se ha suspendido hace tiempo. Por lo tanto, la posibilidad de contagio es infinitamente menor”.

En ese sentido, pidió mantener el criterio de las normativas iniciales del gobierno, “de un 30% de aforo de acuerdo a la capacidad del templo”.

“Lo que creemos es que hay que tener un poco de sentido común. Nosotros somos gente seria, responsable, todas las parroquias han comprado los termómetros, tenemos todos los equipos que se nos indican, mantenemos la distancia social, se han marcado los bancos, no se da la comunión en la boca. Es decir que hemos hecho todo y, de hecho, nadie se ha contagiado en una Misa por eso lo que pedimos es que se tenga un poco de sentido común y esperamos poder conseguirlo”, agregó el Obispo Auxiliar.

“Gracias a Dios sabemos que es una enfermedad muy dura de fácil contagio, pero de gran capacidad de recuperación”. “Tenemos que seguir trabajando en esa dimensión que va aumentando y al mismo tiempo también apoyarnos sin desesperar en poder estar seguros que con los medios simples que tenemos podemos cuidarnos”.

Los obispos de la provincia de Santa Fe también manifestaron su "desconcierto y convencida disconformidad" por las medidas restrictivas de las autoridades provinciales que se ampararon en el DNU.

“Sumar restricciones, no es la solución que nuestro pueblo espera y necesita para crecer en la responsabilidad personal y social", dijeron en una carta el 11 de mayo.

“Comprendemos la necesidad de adoptar medidas sanitarias para luchar contra la pandemia, cuidando así la salud de nuestro pueblo. Sin embargo, las mismas deben ser aplicadas con el máximo respeto a los derechos y garantías consagrados por nuestra Constitución Nacional”.

“La religiosidad es el alma de los pueblos latinoamericanos, por eso la dimensión religiosa de la persona humana es un aspecto esencial del bienestar integral de la población y el fortalecimiento espiritual de las personas; por lo cual las medidas y disposiciones que tomen las autoridades deberían atender siempre a su resguardo”, sostuvieron los obispos de la provincia de Santa Fe.

Etiquetas: Argentina, Misa, Abogados católicos, libertad de culto, covid19, medidas sanitarias, aforo en iglesias, acción de amparo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios