4 de septiembre de 2019 6:16 pm

¿A qué se debe? Escuela católica retira libros de Harry Potter de su biblioteca

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Pixabay
Imagen referencial / Crédito: Pixabay

Una escuela primaria católica en Nashville, en el estado de Tennessee (Estados Unidos), prohibió los siete libros de Harry Potter debido a que el sacerdote encargado consideró preocupante la exposición de brujería y magia negra en sus páginas.

El P. Dan Reehil, párroco de St. Edward Church & School escribió a los maestros la semana pasada explicando su decisión, tomada luego de consultar con varios exorcistas tanto en Estados Unidos como en Roma.

“La serie de libros de Harry Potter fue eliminada de la biblioteca de la escuela St. Edward por varias razones. Estos libros presentan la magia como buena y mala, lo cual no es cierto, pero de hecho es un engaño inteligente”, escribió en un correo electrónico del 28 de agosto, que fue obtenido por el medio The Tennessean .

El P. Reehil dijo que las maldiciones y hechizos utilizados en los libros “son maldiciones y hechizos reales; que cuando los lee un ser humano corren el riesgo de conjurar espíritus malignos en la presencia de la persona que lee el texto”.

También dijo que “glorifican los actos de adivinación; de conjurar a los muertos, de lanzar hechizos, entre otros actos que son una ofensa a la virtud de la religión, al amor y al respeto que le debemos solo a Dios. Se podría convencer a muchos que leen estos libros para que crean que estos actos son perfectamente buenos, incluso buenos o espiritualmente saludables”.

Los libros de Harry Potter han sido controvertidos desde que se publicó la primera obra en 1997. La Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos listó los libros de Harry Potter en 2001 y 2002 como “challenged books”, un término que se refiere al intento de eliminar o restringir materiales, en base a las objeciones de una persona o grupo. Los libros fueron cuestionados debido a afirmaciones de ser “antifamiliares”, “que contiene contenido de ocultismo/satanismo” y violencia.

La autora J.K. Rowling rechazó la idea de que sus libros contengan mensajes anticristianos. En una entrevista de 2007 dijo que creía que había paralelos entre el personaje principal de la serie, Harry Potter, y Jesucristo.

Para conversar sobre el tema, Mons. Charles Pope, autor y sacerdote diocesano que ha participado en numerosos exorcismos en los últimos diez años dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que “siempre es bueno errar por precaución en estos asuntos”, y agregó que la decisión de retirar los libros de la biblioteca fue un “juicio prudencial”.

“Creo que en momentos como estos necesitamos ser más cautelosos, por lo que, como regla general, lo apoyaría, pero creo que cada padre tendría que trabajar con sus propios hijos en estos asuntos”, dijo Mons. Pope.

El presbítero dijo que no leyó los libros de Harry Potter ni visto las películas, solo “algunos extractos”.

Rosamund Hodge, autor de novelas de fantasía para adultos jóvenes y dominico laico, dijo a CNA que cree que las preocupaciones sobre la “magia” en Harry Potter son exageradas.

“La magia en estos libros es tan ‘real’ como la hada madrina de Cenicienta cantando ‘bibbidi- bobbidi-boo’”, respondió.

Hodge no cree que exista el riesgo de que los niños evoquen accidentalmente espíritus malignos al repetir los “hechizos” utilizados en los libros.

“Los niños son tan propensos a invocar demonios haciendo una representación de Harry Potter como a vender accidentalmente sus almas al proclamar ‘¡Abracadabra!’ mientras realizan trucos de cartas”, dijo Hodge.

El autor explica que Rowling “no escribe con imaginación católica” y tampoco le preocupan las acusaciones de contenido “oculto” en Harry Potter.

Por otra parte, considera que los niños católicos podrían aprender algo de los libros, a pesar de que los personajes de la saga no poseen una cosmovisión católica.

“Creo que la respuesta adecuada no es prohibir los libros, sino discutirlos. Si los niños aprenden a lidiar con Harry y con sus amigos que a veces creen en cosas equivocadas, tal vez estén preparados para la cena de Acción de Gracias donde su tío favorito anuncia que la eutanasia debería ser legal”, comentó Hodge.

Mons. Pope, por su lado, finalizó la entrevista señalando que sin importar la decisión que se tome sobre Harry Potter, los católicos deben protegerse contra cualquier tipo de juego con lo oculto o de la brujería.

“Una vez que te dedicas a la brujería, estás en el lado oscuro, ya que no hay nada de Dios en esto. Es una violación del Primer Mandamiento. El demonio es muy real y es muy pernicioso. También es muy astuto. Necesitamos estar sobrios sobre su acción en el mundo actual”, enfatizó el exorcista.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, magia, ocultismo, Magia negra, Harry Potter

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios