El Papa Francisco visita Santa María La Mayor a su regreso de Hungría

El Papa Francisco visita Santa María La Mayor a su regreso de Hungría El Papa Francisco, reza en Santa María La Mayor al volver de su viaje apostólico a Hungría. Crédito: Vatican Media

El Papa Francisco ha acudido a la Basílica de Santa María La Mayor a su regreso del su viaje apostólico a Hungría que comenzó el pasado viernes. Al concluir la oración, el Papa ha retornado a sus dependencias en alresidencia Santa Marta en El Vaticano.

El Pontífice ha aterrizado en el aeropuerto internacional Leonardo Da Vinci de Roma Fiumicino al filo de las 19:30 (hora local) tras un vuelo de algo menos de dos horas procedente de Budapest (Rumanía). 

A su llegada a territorio italiano, el Papa Francisco remitió un telegrama al presidente Sergio Mattarella, con su saludo tras su regreso a Roma: 

"De mi regreso de mi viaje apostólico a Hungría, donde me he encontrado con personas deseosas de construir la convivencia civil y la paz entre los pueblos sobre la base de los valores evangélicos, le envío cordialmente a usted, señor presidente, y la querida nación italiana, fervientes deseos de serenidad y prosperidad, asegurándole mis constantes oraciones". 

Concluye así el 41º viaje apostólico del Santo Padre en el que ha tenido la oportunidad de viajar al centro de Europa, a un país fronterizo con Ucrania, en guerra desde hace más de un año tras la invasión por parte de Rusia. 

A su llegada a Budapest el pasado viernes, la presidente Katalin Novak y el primer ministro Viktor Orbán recibieron al Papa con honores de jefe de Estado.

Más en Vaticano

En su primer discurso del viaje, dirigido las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático, el Santo Padre condenó la ideología de género y el "insensato derecho al aborto".

Además, alabó la defensa de valores cristianos en la Constitución húngara aprobada en 2011. 

El Santo Padre también llamó al pueblo húngaro a seguir el consejo de su rey fundador, San Esteban: "Te recomiendo que seas amable no sólo con tu familia y parientes, o con los poderosos y adinerados, o con tu prójimo y tus habitantes, sino también con los extranjeros". 

En la tarde del pasado viernes, se produjo un encuentro con obispos, sacerdotes, diáconos, personas consagradas, seminaristas y agentes de pastoral. 

En él, el Papa advirtió de la amenaza que representa el secularismo para la familia y llamó a todos los fieles a asumir su responsabilidad ante la sobrecarga de trabajo de los presbíteros. 

La jornada del sábado comenzó con una visita al Instituto Beato László Batthyány fundado por la "Madre Teresa de Hungría", Sor Anna Feher. Allí pudo conocer de primera mano la realidad de un grupo de jóvenes y niños ciegos, varios en sillas de ruedas.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Después se desplazó a la Iglesia dedicada a Santa Isabel de Hungría, el Papa proclamó ante los pobres y refugiados que "la verdadera fe es aquella que incomoda, que arriesga, que hace salir al encuentro". 

El Papa también visitó a la comunidad greco-católica de Budapest en la iglesia dedicada a la Protección de la Madre de Dios, donde compartió un momento de oración por la paz.

Aunque fuera del programa público, trascendió que el Papa Francisco pudo encontrarse al mediodía con el Metropolitano Ortodoxo de Budapest y Hungría, Hilarión, cuya cruz pectoral besó el Pontífice

Se trata de un gesto notable, ya que HIlarión perdió su puesto como "número 2" del Metropolita de Moscú Kirill por manifestar su oposición a la invasión de Ucrania por Rusia. 

Miles aguardaban al Papa en el primer acto vespertino del sábado en el Papp László Budapest Sportaréna, donde varios jóvenes interpelaron al Pontífice con sus testimonios.

El Santo Padre enardeció a los presentes y les llevó a proclamar, de forma reiterada y a una sola voz, que "Jesús perdona siempre".

Como es habitual en sus desplazamientos lejos de los muros vaticanos, el Papa Francisco también guardó un espacio de tiempo para compartir con la comunidad jesuita local formada por algo más de una treintena de religiosos. 

En la mañana de este domingo, el Pontífice ha presidido la Santa Misa en la plaza Kossuth Lajos de Budapest, donde ha pedido a los cristianos que sean "puertas abiertas, expertos en cercanía" a imagen del Buen Pastor.

Antes de partir hacia Roma, el Papa ha mantenido un encuentro con la comunidad universitaria en el que ha alertado de la falsa idea de libertad que ofrecen el comunismo y el consumismo

El Pontífice ha animado a la Universidad a brillar ante el panorama "sombrío" de la técnica que utiliza al hombre y el dominio de la colonización ideológica que hace que "la vida común se vuelve triste y enrarecida".

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.